La revolución que esperábamos: comienzan a instalar las primeras carreteras que cargan tu coche eléctrico

La revolución que esperábamos: comienzan a instalar las primeras carreteras que cargan tu coche eléctrico

David Soriano

A la hora de comprar un coche eléctrico, uno de los temores de los conductores tiene que ver con una red de cargadores ineficiente y muy escasa. Una gran solución de futuro podrían ser las carreteras eléctricas, que cargan tu vehículo simplemente pasando por encima de ellas.

La adaptación del concepto de la carga magnética, que tan buen resultado ha dado en teléfonos móviles, podría ser el paso necesario para quitarnos en el futuro uno de los grandes lastres de los coches eléctricos.

Carga en carretera tu coche eléctrico

El primer tramo de carretera con recarga por inducción se acaba de inaugurar. Esta nueva tecnología se añade a la variedad de métodos para recargar un eléctrico y nos permiten recargar la batería mientras se circula.

La carretera está equipada con bobinas de carga inductiva de la empresa Electreon Wireless. De esta forma, el coche recarga su nivel de energía simplemente circulando sobre la carretera. Piensa en ello como el cargador Qi inalámbrico de tu smartphone. Eso sí, desde este sistema sólo se pueden cargar vehículos eléctricos equipados con un receptor especial, así que de momento no es una tecnología universal, pero sí la primera piedra de lo que puede ser el futuro de la movilidad eléctrica.

Imagen usuario de twitter
City of Detroit
@CityofDetroit
Detroit has the nation’s first wireless electrified roadway!

Using technology from Electreon, coils installed underneath the pavement will allow electric vehicles with an approved receiver to be charged as it drives on the road (dynamic charging). https://t.co/SXJg2o8agY

07 de febrero, 2024 • 23:07

280

181

Este tramo mide unos 450 metros de longitud y está situado entre las calles Marantette y Dalzelle cerca de la Estación Central de Michigan, Detroit. La tecnología de carga inalámbrica de Electreon utiliza un acoplamiento inductivo entre bobinas de cobre instaladas debajo de la superficie de la carretera y un receptor instalado en un vehículo eléctrico. Al igual que un gran cargador de teléfono inalámbrico, la carretera transfiere electricidad a través de un campo magnético cuando las bobinas se activan ante la presencia de un receptor cuando un vehículo está estacionado o pasa sobre ellas. Esa energía luego pasa a la batería del vehículo. La construcción excava más profundamente en el suelo para colocar las bobinas en su lugar, aunque por lo demás el proceso de construcción de carreteras es el mismo.

La recarga de la batería, el gran problema

El último estudio que ha realizado Plenoil como parte de su proyecto Transición Posible mostró cuáles son las causas que nos echan para atrás a los españoles para querer comprar un coche eléctrico. El resultado más sorprendente mostró que más de la mitad de los encuestados descartan comprar un vehículo eléctrico en el futuro próximo.

carga inalámbrica de coche eléctrico de la marca Electreon

Este informe ha puesto voz a la disconformidad de los conductores españoles sobre el salto al eléctrico. De esta forma, podemos analizar los resultados de un proceso de escucha a todos los actores que participan en la transición energética para entender las posibles dificultades que se están encontrando en el camino hacia la descarbonización y buscar soluciones conjuntas.

En cuanto a las causas, tampoco hay que dejar de lado el estado y número de los puntos de recarga. Estos aspectos juegan un papel clave en esta actitud ante la movilidad eléctrica, siendo la segunda y tercera causa de desacuerdo para dar el salto al eléctrico. Ahondando un poco más entre las principales causas específicas para no querer comprar un EV está el elevado precio que estos tienen (opinión compartida por un 61,3% de los encuestados), la escasez de puntos de recarga (46,6%), el tiempo de carga (35,7%). Por último, otros aspectos que podrían mejorar de cara a futuro, como el precio de la electricidad (32,6%) y otro estructural de pensamiento de que este tipo de coches no son el futuro (27,4%).

Soluciones como estos cargadores de inducción mientras circulas podrían reducir uno de los principales motivos por los que no se acaba de adoptar con naturalidad el coche eléctrico como solución de futuro. Este tipo de método de recarga reduciría considerablemente la ansiedad de autonomía, también conocida como range anxiety en inglés, es el miedo a quedarse sin batería y no encontrar un punto de recarga cercano mientras se conducen vehículos eléctricos.