¿Cuánto paga YouTube por visualizaciones?

¿Cuánto paga YouTube por visualizaciones?

Claudio Valero

YouTube es la plataforma de streaming con más visitas en todo el mundo. La web es, además, la segunda web más visitada sólo por detrás de Google. Sin los creadores de contenido, la web no sería nada, y gracias a la publicidad, cualquier persona que suba vídeos puede ganar dinero en YouTube. Sin embargo, ¿Cuánto se gana? Seguro que muchas veces te has parado a pensar cuánto podrías ganar si te hicieses youtuber o si fueses como esos streamers a los que admiras, ¿podríamos ser ricos si creásemos un canal en YouTube? ¿podemos vivir solo de subir vídeos? Pues depende. Depende de muchos factores y te los explicamos en los próximos párrafos donde iremos explicando cuánto puedes llegar a ganar o cuánto paga YouTube en función de las visualizaciones y visitas de nuestros vídeos.

El cuánto se gana con el contenido en YouTube depende de muchos factores, entre los que se incluye el idioma del contenido o el tipo de público que puede interesarle a los anunciantes. No es lo mismo un vídeo orientado a niños, que no van a comprar lo que vean, que vídeos de brokers de bolsa donde se entiende que el público objetivo tiene un alto poder adquisitivo.

Advertencia: Además, debemos tener en cuenta que esto puede cambiar. Cambia según el momento en el que estés leyendo esto. Las condiciones de YouTube se van modificando y los usuarios apuestan por otras plataformas alternativas como puede ser la tan de moda Twitch. Aunque el contenido pueda ir actualizándose de forma periódica debes tener en cuenta que pueden existir cambios en las condiciones y en la monetización de YouTube como plataforma de vídeo.

 

Qué tener en cuenta

Aunque hay varias formas de ganar dinero en YouTube de manera indirecta, como usando referidos, haciendo vídeos patrocinados o vendiendo merchandising propio si se tiene visitas suficientes, los anuncios son la manera más cómoda de ganar dinero en YouTube.. Suele ser la opción habitual recurrir a la publicidad para monetizar nuestros vídeos, más allá de conseguir una comunidad fiel a la que vendamos todo tipo de productos y merchandising propio. Sin embargo, para ganar dinero con anuncios es necesario tener al menos 1.000 subscriptores y 4.000 horas de visualización en total de tus vídeos. Además, actualmente con las otras formas de monetización se puede ganar más dinero con los propios anuncios y algunas opciones muy interesantes que debemos tener en cuenta.

A partir de ahí, puedes pasar al programa de Partners, donde se gana dinero con anuncios y suscripciones. El tipo de anuncios los elige también el creador, como anuncios que se vean al principio del vídeo, banners que pueden quitarse, anuncios en medio del vídeo, etc. Para obtener un primer pago hay que obtener al menos 100 euros, pudiendo recibirlos por transferencia o cheque.

Un aspecto que debes tener muy en cuenta es la duración del vídeo, ya que, aunque no lo haga directamente sí que influencia en lo que puedes ganar por él, ya que además de los anuncios que se incluyen a preferencias del creador de contenidos, si un vídeo es de más de 8 minutos se pueden obtener más ingresos porque se puede incluir más posibilidad. Esta es la razón por la que seguramente te encontrarás con vídeos que superan estas dimensiones, incluso en algunos casos en los que piensas que no era necesario tanto contenido para lo que tienen que decir. Es muy importante que, si decides incrementar la duración de tus vídeos para ganar más dinero lo hagas con lógica, aportando contenido interesante a tu audiencia y que esos minutos de más se justifiquen.

La cifra que más interesa a creadores y anunciantes es el CPM, que es el coste por cada 1.000 visualizaciones de un vídeo, y que como hemos dicho varía mucho dependiendo del canal. Por ejemplo, los anunciantes prefieren estar en vídeos que sean informativos. Por ejemplo, si haces un vídeo explicando qué coche compacto comprar, es probable que haya marcas de coches muy interesadas en aparecer ahí. Sin embargo, un vlog puede generar unos ingresos menores. Otros factores, como el idioma, la estación del año, o eventos como el coronavirus pueden hacer que los ingresos también fluctúen.

Además, debes tener en cuenta que no pagan a todos los youtuber, algo que sucede por ejemplo si no se cumplen las cifras estimadas o si el contenido no sigue las reglas de YouTube, estando prohibidos muchos contenidos, por lo que es bueno que revises las políticas y condiciones del servicio, antes de nada. De hecho, no solo revisan los canales antes de aceptarlos, sino que lo hacen con frecuencia para asegurarse de que se cumplen.

Evidentemente no ganarás la totalidad del dinero obtenido por las visualizaciones del servicio, ya que YouTube paga a sus creadores de contenido un 68% de los ingresos totales, a lo que se le puede tener que descontar impuestos y otras retenciones. Por eso, te vamos a comentar algunas cifras de lo que podrías llegar a lograr según las visualizaciones por mes. Estamos hablando solo de los ingresos por anuncio. A estos no les hemos sumado tampoco los gastos que tienes que asumir en la actividad.

 

Suscriptores

A mayor cantidad de suscriptores en el canal, más facilidad a la hora de incrementar las visualizaciones de los vídeos. De hecho, las personas que se han suscrito a un canal reciben una notificación inmediata cuando se ha subido un nuevo contenido. Es por ello que muchos youtubers siempre mencionan en sus vídeos que debemos suscribirnos, dar like y activar la campana de notificaciones. Con todo, es importante matizar que YouTube no paga por la cantidad de suscriptores que tenga una persona. Sin embargo, sí que da preferencia a los canales con mayor número de suscriptores, pues estos suelen arrojar mejor resultados al realizar búsquedas.

 

Contenidos

A pesar de que YouTube no establece diferencias en función de la temática del canal, lo más probable es que la plataforma te pague más o menos en función de los contenidos que subas. Actualmente, los nichos de contenido más rentables son aquellos en los que también existe una mayor competencia. Es por ello que tendrás que ser original e intentar destacar entre la multitud con tus vídeos. Canales con temática de reseñas tecnológicas, marketing digital, e-commerce, vida fitness y alimentación saludable, tutoriales de maquillaje, inversiones, manejo financiero entre muchos otros son los mejor pagados. Además, los vídeos suelen estar orientados al entretenimiento o bien estar muy especializados.

 

¿Cuánto se gana? Visualizaciones por dólares

En algunos portales recopilaron cuánto ganan diversos creadores de contenido de YouTube por cifras, con unas cifras que varían de forma espectacular dependiendo del tipo de contenido. Por ejemplo, Marina Mogilko tiene tres canales: uno de idiomas, otro de estilo de vida y otro de negocios. El de negocios es el que menos suscriptores tiene, y es el que tiene un CPM más alto.

 

1.000 visualizaciones: entre 4 y 34 dólares

Por ejemplo, con 23.000 suscriptores, con un canal muy comedido, Jimmy Ton gana entre 2 y 4 dólares por cada 1.000 visualizaciones. Otros canales van subiendo a cifras más altas, con cifras que van entre 4 y 14, 7 y 20 o 12 y 34, siendo esta última cifra la del canal de Griffin Milks, con 31.000 suscriptores en un canal dedicado a las finanzas. Silicon Valley Girl, que se enfoca en el mundo empresarial y la creación de marca personal en Internet, gana 10,73 dólares de media por cada 1.000 visitas. Linguamarina, que se encarga de la creación de contenidos de idioma, por su parte, con 1,5 millones de suscriptores, ganaría aproximadamente 4 dólares por cada mil visitas.

En función ya no solo del área, sino del interés del contenido de tu canal para el anunciante, el CPM puede ser más alto o más bajo que la cifra media o estimada. Además, esta puede cambiar con el paso del tiempo sin ser fija ya que los anunciantes pueden tener ciertos intereses en un momento y otro no y viceversa, o aparecer nuevos actores en el mercado. Además, en América latina los valores pueden ser inferiores que en España y en ambos inferiores a Estados Unidos.

 

100.000 visualizaciones: entre 500 y 2.500 dólares

Aquí el número de youtubers se limita bastante, donde las finanzas siguen jugando un factor clave. Ruby Asabor se dio cuenta que sus vídeos relacionados con finanzas y negocios eran más favorables para anunciantes porque atraía a bancos o brókers, los cuales atraían a una audiencia con más poder adquisitivo, y en un tema en el que no hay demasiados vídeos para monetizar porque no todo el mundo hace vídeos de ese estilo.

En la pregunta a youtubers con cientos de miles de suscriptores, éstos respondiendo que cada 100.000 visualizaciones ganaban entre 500 y 1000 dólares (Natalie Barbu con 271.000 suscriptores en un canal de estilo de vida), 800 y 1.500 dólares (Roberto Blake con 442.000 suscriptores con un canal tech), 1.300 y 1.500 dólares (Marko Zlatic con 343.000 suscriptores en un canal de finanzas personales), y hasta 2.200 y 2.500 dólares en el caso de Ruby Asabor en su canal de finanzas y negocios.

 

1 millón de visualizaciones: entre 2.000 y hasta 40.000 dólares

Aquí las cifras tan varían mucho, donde Shelby Crunch, con 1,4 millones de suscriptores, gana entre 2.000 y 5.000 dólares por cada millón en su canal. Austen Alexander, con 310.000 suscriptores, gana unos 6.000 dólares. Marina Mogilko, con 1 millón de suscriptores, genera unos 10.000 dólares. Kevin David, con un canal dedicado nuevamente a finanzas que empezó grabando con la webcam del portátil, genera unos 40.000 dólares por cada millón de visualizaciones.

Estos creadores afirman también que hacen vídeos de más de 10 minutos para poder meter más anuncios, una técnica extendida en la plataforma y a la que cada vez recurren más usuarios para incrementar su visibilidad y también sus ganancias. Si bien lo que se cobra depende mucho de factores como la temática tratada, cuanta más audiencia más se puede ganar por los contenidos creados de ahí la importancia de publicar con más frecuencia y anuncios más elaborados de más tiempo.

 

España no es lo mismo que Estados Unidos

En las cifras anteriores tenemos que tener en cuenta el efecto que tiene el hecho de que un vídeo en inglés puede llegar a un público mucho más grande, mientras que uno en otro idioma lo tiene más difícil. El inglés es el idioma más extendido en todo el mundo y un canal que use ese idioma como principal puede tener visualizaciones de prácticamente cualquier país. En español, sin embargo, la cifra de visualizaciones que provengan desde fuera de países de habla hispana va a ser menor, lo que limita el alcance. Los anunciantes suelen valorar tener el mayor alcance posible, y aunque hacer un contenido orientado a un país te permite tener mejor relación con las marcas, eso también tiene un efecto directo en AdSense.

Así, mientras por 1.000 reproducciones se pueden ganar entre 4 y 34 dólares en Estados Unidos, en España la cifra suele ser menor para la mayoría de las canales, pudiendo bajar con frecuencia de un euro o superarlos hasta alcanzar las dos cifras. España, eso sí, es el segundo país europeo en cuanto a exportación de contenido en YouTube se refiere, y solo por detrás de Reino Unido. Esto se debe a que muchos de nuestros vídeos se consumen en América Latina. Por tanto, hay que tener en cuenta que una cifra perfectamente normal para un canal de YouTube en España pueden ser 40 céntimos por cada 1.000 visualizaciones y 400 euros para un millón.

Para saber cuánto dinero gana un canal en YouTube también se pueden usar herramientas como SocialBlade si quieres saber información sobre un canal concreto. En definitiva, ganar dinero en YouTube es un proceso que requiere paciencia, pero puede llegar a ser muy rentable si sabes orientar un canal a un target concreto en términos de poder adquisitivo, temática y localización de los espectadores.

 

Los youtubers españoles que más ganan

Tal y como acabamos de ver, el dinero ganado en YouTube es directamente proporcional al número de visualizaciones que obtiene un canal aunque haya otras formas de monetizar y los principales youtubers en España ya estén en otras plataformas diferentes sumando y añadiendo dinero. Por esa regla de tres, lo más lógico es que los youtubers que más ganan sean aquellos que cuentan con un mayor número de suscriptores.

Pues bien, de acuerdo con SocialBlade, los youtubers que más suscriptores acumulan actualmente en España son los siguientes.

Echando un simple vistazo vemos que la tendencia sigue siendo la misma que desde hace ya algún tiempo, aunque con variaciones y alguna ausencia destacada en este informe. Y es que como ya es habitual, los canales más seguidos son principalmente los de streaming o comentarios sobre videojuegos. Sin embargo, ahora encontramos en este podio dos canales infantiles. No está claro el motivo de este cambio, pero es posible que la situación actual de la pandemia, que obligó a que los niños estuvieran durante meses sin ir al colegio, haya podido influir en el crecimiento de este tipo de creadores de contenido dentro de la plataforma de vídeo a pesar de que existe una propia para ellos, YouTube Kids.

 

¿Por qué los youtubers se están yendo a Twitch?

No hay nada más que entrar en Twitch y darse cuenta de que los principales youtuber del mundo de los videojuegos y lo que no lo son, se están pasando a Twitch.

La razón principal tiene mucho que ver con los continuos cambios de YouTube a la hora de monetizar los vídeos, ya que en los últimos años hemos pasado por varias formas de hacerlo, pero todas con un denominador común, una merma continua en lo que cada creador percibe por cada uno de sus vídeos. Además, el secretismo con el que YouTube lleva todo este sistema hace que cuando un youtuber presenta una reclamación, lo haga muchas veces totalmente a ciegas y que la respuesta por parte de la empresa sea todavía más opaca si cabe. Ya ha pasado más de una vez en que YouTube suspende la monetización a un canal y cuando el creador quiere saber la razón, la contestación viene a comentar que ellos saben por qué, pero nosotros no podemos saberlo porque sus sistemas son secretos.

También entra en escena la propia rentabilidad, es decir, muchos youtubers ya han declarado que con muchas menos visitas cobran más en Twitch. Además, en la plataforma de videos en directo se monitoriza gracias a anuncios, pero también por suscriptores y seguidores. La diferencia entre ellos es que unos pagan y otros no. Lo que es cierto es que la relación de muchos de los grandes creadores con YouTube no es buena y así lo hacen ver en sus vídeos, algo que en Twitch no se percibe.

De todas formas, habrá que ver qué sucede ahora que Twitch ha planteado un gran cambio en el que se mostrarían más anuncios y los streamers ganarían menos por sus al reducir su programa de monetización del 70% al 50% en el porcentaje de las cuotas de suscripción de creadores de contenido del programa de partners. A cambio, les liberaría de sus acuerdos de exclusividad, por lo que algunos lo complementarían con YouTube e incluso algunos han anunciado sus intenciones de volver a la plataforma de Google. Los cambios en su competencia podrían afectar a YouTube, en este caso positivamente, pero habrá que ver qué es lo que sucede en realidad y si la plataforma crea nuevos cambios para incentivar a los creadores de contenidos.

Aunque los streamers no sólo migraron de YouTube a Twitch en un llamativo éxodo, pese a que la mayoría de ellos compatibilicen ambas plataformas dotándoles de contenido distinto, además de resubir los vídeos de una plataforma en otra. También tenemos casos como el sonado Facebook Gaming, la app de Facebook que permitía no sólo ver jugar, sino también jugar a la carta, y que voló demasiado alto, consiguiendo por el camino varios aliados llamativos que dejaron sus plataformas para irse con Mark Zuckerberg en el sonado ocaso de YouTube y el empeoramiento de las condiciones de los streamers, que tras abandonar sus canales un tiempo, acabaron volviendo. Por último, también hay que comentar el sonado caso de Mixer, el ya extinto servicio de Microsoft que logró firmar un acuerdo millonario de exclusividad con uno de los streamers más vistos y famosos de todos los tiempos como es Ninja, pero aquello tampoco cuajó, y Nina volvió a Twitch. Como veis, el mundo de los streamers y las ganancias de estos, es complejo y varía mucho. Hay muchos condicionantes que determinan las tasas de beneficios, y las diferentes plataformas no cesan en implementar cambios en sus condiciones y tarifas.

 

Novedades en la monetización (2021 y 2022)

Aunque la plataforma de streaming de Google está trabajando intensamente en novedades de tipo estético y técnico para adaptarse a las nuevas corrientes, como la publicación de vídeos cortos (Reels, TikTok, etc.), también hay novedades en torno a la monetización con el objetivo de que los creadores diversifiquen sus fuentes de ingresos.

Al respecto de los vídeos cortos, otra novedad de YouTube del 2022 es que los creadores de contenidos cortos, denominados Shorts, también podrán monetizar sus creaciones ya que se empiezan a publicar anuncios en ellos y en pocos meses estarán disponibles para todos los anunciantes.

 

Ovaciones

Dentro de las diferentes opciones de monetización de las que disponen los creadores de contenido en sus emisiones en vivo, YouTube ha anunciado las ovaciones. Es la manera que tendrán los usuarios de ese tipo de contenido en directo siempre que el creador haya habilitado esta opción. El usuario que quiera ovacionar al YouTube solo tendrá que pulsar en el botón Ovacionar ubicado en la parte inferior del vídeo para ver el precio de la ovación en ese país o región en concreto.

Según la región y el tipo de canal, accederás a unos tipos de ovaciones u otros. Cada una con precios diferentes en base a la elaboración e intensidad de la animación. Cuanto más elaborada, más alto es el precio. El límite que tiene cada usuario para gastar en ovaciones es de 500 dólares al día o 2000 dólares a la semana combinando el gasto en ovaciones con los Super Chats o Super Stickers.

 

Compras

YouTube ya ha realizado varias pruebas en torno a uno de sus servicios más novedosos. Las compras directas en la reproducción de contenido pueden convertirse en una de las fuentes de ingresos más importantes para los creadores de contenido. Actualmente, el grueso de los ingresos proviene de la publicidad emitida en los vídeos cuantificada a través de las reproducciones o los clics. Con las compras en directo, los creadores podrán incluir el icono de una bolsa de la compra o un carrito, similar a como sucede en Instagram, para que el usuario tenga la opción de comprar ese producto que se está mostrando.

Todavía se desconocen las comisiones o gastos que la aplicación de Google repercutirá a los creadores en este tipo de transacciones. Aunque se entiende que el margen comercial del que disfrutarán será importante. YouTube simplemente servirá como soporte para la exposición de productos o servicios que cualquier usuario podrá adquirir. Se juega con la venta impulsiva, lo veo lo compro. En estas operaciones YouTube es solo el intermediario, el que tiene que presentar y «producir» el producto es el propio creador. Es de suponer que los ingresos para creadores y para la propia plataforma pueden ser suculentos. Está previsto que se anuncie esta novedad de manera oficial a lo largo de 2021.

Además, YouTube cuenta con importantes novedades que se preparan en el 2022, como la mayor importancia de los Shorts, funciones de Super Chat, potenciación de los vídeos en directo de YouTube Live y Channel Memmerships, entre otras. También apuesta por blockchain y NFT.

 

Programa de socios de YouTube

Uno de los requisitos para monetizar el contenido que subes a YouTube es pertenecer al programa de socios de YouTube. El Programa de socios de YouTube (YPP) ofrece algunos beneficios para los creadores como:

  • Acceso a los equipos de Asistencia para creadores
  • Acceso a la Copyright Match Tool
  • Acceso a las funciones de monetización

Entre los requisitos para pertenecer encontramos que debemos cumplir con todas las Políticas de Monetización de Canales de YouTube, vivir en un país o región donde esté disponible el Programa de socios de YouTube, no tener faltas por incumplimiento de los Lineamientos de la Comunidad activas en el canal, tener más de 4,000 horas de reproducción públicas válidas en los últimos 12 meses, tener más de 1,000 suscriptores y 4,000 horas de visualización entre todos los vídeos publicados, además de tener una cuenta de AdSense vinculada.

 

Cómo configurar la monetización de vídeos en YouTube

La monetización de vídeos de YouTube se configura dentro del YouTube Studio, el panel interno para creadores de contenido. No obstante, hay dos apartados importantes: uno de ellos corresponde a los valores predeterminados para los vídeos subidos, y el otro a la configuración específica para cada vídeo.

 

Valores predeterminados

En este apartado hay varias opciones a tener en cuenta. La primera es ‘Monetización’, que aparece con el mensaje ‘Obtener ingresos con anuncios’. Al tenerla activada, entonces se habilitarán el resto de opciones de configuración de monetización para ganar dinero en YouTube con los vídeos que se suban. A partir de aquí veremos los Formatos de anuncios y, evidentemente, depende del creador de contenidos que se activen unas, u otras, para generar mayores o menores ingresos. Lo más recomendable, evidentemente, es que se activen todas las posibilidades en cuanto a los formatos publicitarios. E igualmente, que se activen las ‘Pausas para anuncios’, con los anuncios mid-roll colocados de forma automática.

Todos estos valores predeterminados se aplicarán a los nuevos vídeos que se suban. Así, aunque quizá después queramos configurar la monetización del vídeo de forma manual, automáticamente cada vídeo que se suba tendrá esta configuración habilitada de forma predeterminada.

 

Monetización de vídeos

Además de los valores predeterminados, tenemos opciones de configuración específicas para la monetización de todos y cada uno de los vídeos que se suban al canal. Hay que tener en cuenta que algunas de las opciones únicamente estarán disponibles para vídeos de al menos 10 minutos de duración, lo que explica que algunos creadores de contenidos se esfuercen por llegar, por lo menos, a esta duración.

En YouTube Studio pulsaremos sobre la opción Vídeos, en la barra lateral izquierda, para que se muestren todos los contenidos subidos. Ahora tendremos que pulsar sobre cualquier vídeo, y se abrirá el editor de metadatos específico de ese contenido, pero la opción que nos interesa volverá a aparecer en la barra lateral izquierda, y es la sección de ‘Monetización‘. Pulsamos sobre la misma, y entonces nos encontraremos con la configuración específica del vídeo, en cuanto a la monetización.

Aquí podremos activar o desactivar la monetización, que es la primera opción, y después podremos habilitar o deshabilitar todos y cada uno de los formatos publicitarios. Tenemos las opciones de ‘Anuncios display’, que no se puede desactivar, ‘Anuncios superpuestos’, ‘Tarjetas patrocinadas’, ‘Anuncios de vídeo saltables’ y también Anuncios de vídeo no saltables’. Por otro lado, justo debajo vamos a encontrar las opciones ‘Antes del vídeo’, ‘durante el vídeo’ y también ‘después del vídeo’.

 

Editor de anuncios de vídeo en YouTube

Para los vídeos subidos que sean de al menos 10 minutos de duración, la plataforma nos dará la posibilidad de colocar, de forma manual, los anuncios de vídeo que se reproducen a lo largo de nuestros contenidos. Esto lo haremos siguiendo los pasos anteriores, pero adentrándonos en una opción en concreto. Dentro de ‘Durante el vídeo’, en los detalles de esta opción, encontraremos el enlace Gestionar en el editor. Tenemos que pulsar sobre el mismo y se nos abrirá el editor de vídeos, el que puedes ver en la captura de pantalla anterior.

El editor de vídeos es algo tan sencillo como un reproductor con la vista previa del contenido y una línea de tiempo en la que se muestran imagen y audio en canales separados. Pero además, en la parte inferior, con un icono parecido al símbolo del dólar, tenemos una barra en la línea de tiempo correspondiente a la monetización. Sencillamente, tendremos que colocar la barra de reproducción en el segundo o minuto que queramos y pulsar, justo debajo, en + pausa publicitaria, para añadir la pausa específica.

Al añadir pausas publicitarias estaremos indicándole a la plataforma en qué momentos exactos queremos permitir que se puedan mostrar anuncios, aunque es posible que no siempre se aprovechen estas pausas. No obstante, cuanta mayor sea la cantidad de pausas, mayores serán los ingresos potenciales. Habría que tener en cuenta también el tiempo de retención promedio de los vídeos, para colocarlas de forma estratégica y que sean consumidas por la audiencia y, evidentemente, no abusar porque se puede perder audiencia por este motivo.

 

Otras formas de publicidad para ganar dinero en YouTube

Si hablamos de cómo ganar dinero en YouTube, evidentemente hay que hablar de AdSense, que es el sistema que genera ingresos a partir de la propia plataforma. Son los ingresos que se generan con los anuncios de vídeo que aparecen antes, durante y después de la reproducción de un vídeo de forma automática, y servidos por la propia Google. Pero con esta herramienta los ingresos son -casi- insignificantes para la mayoría de los creadores de contenidos. Si realmente queremos ganar dinero en YouTube, entonces hay que explotar el canal y sus contenidos de otras formas, y son las siguientes.

 

Patrocinio

El formato de patrocinio no es exclusivo de YouTube, ni del vídeo, ni es algo nuevo. Los patrocinios se pueden llevar a cabo de formas muy diversas, de manera puntual o a largo plazo, y al patrocinador hay diferentes opciones que se le pueden ofrecer para que le resulte interesante ‘invertir’ en el canal, en el creador o en el contenido. El aspecto fundamental está en que la audiencia interese al patrocinador por edad, género o localización –entre otros- y que los contenidos o el creador sirvan para dar difusión al producto o servicio del patrocinador.

Se pueden hacer vídeos patrocinados, pagados al completo por una marca; o parcialmente patrocinados, reservando un espacio de tiempo para mostrar un producto o servicio, por ejemplo. En función de las particularidades del patrocinio, y de la audiencia, entre otros factores, el precio a pagar será mayor o menor por parte del anunciante. En este formato publicitario entra lo que se denomina ‘influence marketing’ y, evidentemente, depende de la conexión entre el creador de contenido y su audiencia.

 

Afiliación

A través de terceros, podemos recurrir a la afiliación. Amazon, por ejemplo, ofrece un programa específico. Este sistema de monetización, aplicado a YouTube, consiste en algo tan sencillo como aportar a la audiencia una serie de enlaces a productos; estos enlaces son especiales, obviamente, y están rastreados y asociados a nuestra cuenta. Por cada venta o suscripción que generemos –también para sites de determinados servicios-, estaremos consiguiendo un ingreso fijo –CPA- o bien un ingreso variable en función, por ejemplo, del precio del producto.

 

Suscripciones de pago

Desde hace algún tiempo, YouTube incluye entre sus opciones de monetización las suscripciones de pago, o ‘membresías’. Si un canal cuenta con al menos 30.000 suscriptores, se activa esta opción y los usuarios pueden pagar una cuota de 4,99 euros al mes para apoyar al creador de contenido. A cambio de esta cuota mensual, el creador puede definir ventajas específicas en su canal como insignias o emojis, por ejemplo, o formas de comunicación más directa, entre otros.

 

Merchandising

A través de YouTube se puede ofrecer merchandising oficial del canal, siempre y cuando se cuente con un mínimo de 10.000 suscriptores. La propia compañía de Mountain View, a través de su socio TeeSpring, nos da la posibilidad de personalizar diferentes productos como fundas de móvil, camisetas y tazas –entre otros- y venderlos directamente desde el canal, con una sección específica con gran visibilidad.

No obstante, el merchandising ya se vendía en canales de YouTube antes de que fuera apoyado por la plataforma de forma directa y oficial. Hay multitud de compañías que pueden hacer productos personalizados como ropa, utilidades –y demás- y aquí está en manos del creador escoger el precio de venta calculando los costes, y demás, para conseguir cierto beneficio adicional con unos ingresos extra.

 

Super Chat

El Super Chat es otra de las opciones de explotación económica de un canal de YouTube de forma oficial. Es una opción que se habilita para todos los canales que estén ya monetizados, aunque solo en algunos países –entre ellos sí está España-. Gracias al Super Chat, los suscriptores pueden conseguir que sus mensajes, en las emisiones en directo, estén destacados sobre el resto y que, de esta manera, sea más probable que los lea el creador de contenidos cuando el volumen es elevado. Si son varios los que están pagando por destacar sus mensajes, además de que aparece la cantidad que han pagado, se destacarán en mayor medida los que hayan supuesto un precio mayor, determinado por el propio suscriptor de forma voluntaria.

2 Comentarios