¿Cuánto paga YouTube por 1.000, 100.000 y 1 millón de visualizaciones?

¿Cuánto paga YouTube por 1.000, 100.000 y 1 millón de visualizaciones?

Alberto García

YouTube es la plataforma de streaming con más visitas en todo el mundo. La web es, además, la segunda web más visitada sólo por detrás de Google. Sin los creadores de contenido, la web no sería nada, y gracias a la publicidad, cualquier persona que suba vídeos puede ganar dinero en YouTube. Sin embargo, ¿cuánto se gana?

El cuánto se gana con el contenido en YouTube depende de muchos factores, entre los que se incluye el idioma del contenido o el tipo de público que puede interesarle a los anunciantes. No es lo mismo un vídeo orientado a niños, que no van a comprar lo que vean, que vídeos de brókers de bolsa donde se entiende que el público objetivo tiene un alto poder adquisitivo.

YouTube limitó quien puede monetizar sus vídeos

Aunque hay varias formas de ganar dinero en YouTube de manera indirecta, como usando referidos, haciendo vídeos patrocinados o vendiendo merchandising, los anuncios son la manera más cómoda de ganar dinero en YouTube. Sin embargo, para ganar dinero con anuncios es necesario tener al menos 1.000 subscriptores y 4.000 horas de visualización en total de tus vídeos.

A partir de ahí, puedes pasar al programa de Partners, donde se gana dinero con anuncios y suscripciones. El tipo de anuncios los elige también el creador, como anuncios que se vean al principio del vídeo, banners que pueden quitarse, anuncios en medio del vídeo, etc. Para obtener un primer pago hay que obtener al menos 100 euros, pudiendo recibirlos por transferencia o cheque.

La cifra que más interesa a creadores y anunciantes es el CPM, que es el coste por cada 1.000 visualizaciones de un vídeo, y que como hemos dicho varía mucho dependiendo del canal. Por ejemplo, los anunciantes prefieren estar en vídeos que sean informativos. Por ejemplo, si haces un vídeo explicando qué coche compacto comprar, es probable que haya marcas de coches muy interesadas en aparecer ahí. Sin embargo, un vlog puede generar unos ingresos menores. Otros factores, como el idioma, la estación del año, o eventos como el coronavirus pueden hacer que los ingresos también fluctúen.

En BusinessInsider recopilaron cuánto ganan diversos creadores de contenido de YouTube por cifras, con unas cifras que varían de forma espectacular dependiendo del tipo de contenido. Por ejemplo, Marina Mogilko tiene tres canales: uno de idiomas, otro de estilo de vida y otro de negocios. El de negocios es el que menos suscriptores tiene, y es el que tiene un CPM más alto.

1.000 visualizaciones: entre 4 y 34 dólares

Por ejemplo, con 23.000 suscriptores, con un canal muy comedido, Jimmy Ton gana entre 2 y 4 dólares por cada 1.000 visualizaciones. Otros canales van subiendo a cifras más altas, con cifras que van entre 4 y 14, 7 y 20 o 12 y 34, siendo esta última cifra la del canal de Griffin Milks, con 31.000 suscriptores en un canal dedicado a las finanzas.

100.000 visualizaciones: entre 500 y 2.500 dólares

Aquí el número de youtubers se limita bastante, donde las finanzas siguen jugando un factor clave. Ruby Asabor se dio cuenta que sus vídeos relacionados con finanzas y negocios eran más favorables para anunciantes porque atraía a bancos o brókers, los cuales atraían a una audiencia con más poder adquisitivo, y en un tema en el que no hay demasiados vídeos para monetizar porque no todo el mundo hace vídeos de ese estilo.

En la pregunta a youtubers con cientos de miles de suscriptores, éstos respondiendo que cada 100.000 visualizaciones ganaban entre 500 y 1000 dólares (Natalie Barbu con 271.000 suscriptores en un canal de estilo de vida), 800 y 1.500 dólares (Roberto Blake con 442.000 suscriptores con un canal tech), 1.300 y 1.500 dólares (Marko Zlatic con 343.000 suscriptores en un canal de finanzas personales), y hasta 2.200 y 2.500 dólares en el caso de Ruby Asabor en su canal de finanzas y negocios.

1 millón de visualizaciones: entre 2.000 y hasta 40.000 dólares

Aquí las cifras tan varían mucho, donde Shelby Crunch, con 1,4 millones de suscriptores, gana entre 2.000 y 5.000 dólares por cada millón en su canal. Austen Alexander, con 310.000 suscriptores, gana unos 6.000 dólares. Marina Mogilko, con 1 millón de suscriptores, genera unos 10.000 dólares. Kevin David, con un canal dedicado nuevamente a finanzas que empezó grabando con la webcam del portátil, genera unos 40.000 dólares por cada millón de visualizaciones.

Estos creadores afirman también que hacen vídeos de más de 10 minutos para poder meter más anuncios, una técnica extendida en la plataforma.

España no es lo mismo que Estados Unidos

En las cifras anteriores tenemos que tener en cuenta el efecto que tiene el hecho de que un vídeo en inglés puede llegar a un público mucho más grande, mientras que uno en otro idioma lo tiene más difícil. El inglés es el idioma más extendido en todo el mundo y un canal que use ese idioma como principal puede tener visualizaciones de prácticamente cualquier país. En español, sin embargo, la cifra de visualizaciones que provengan desde fuera de países de habla hispana va a ser menor, lo que limita el alcance. Los anunciantes suelen valorar tener el mayor alcance posible, y aunque hacer un contenido orientado a un país te permite tener mejor relación con las marcas, eso también tiene un efecto directo en AdSense.

Así, mientras por 1.000 reproducciones se pueden ganar entre 4 y 34 dólares en Estados Unidos, en España la cifra suele ser menor para la mayoría de las canales, pudiendo bajar con frecuencia de un euro o superarlos hasta alcanzar las dos cifras. España, eso sí, es el segundo país europeo en cuanto a exportación de contenido en YouTube se refiere, y solo por detrás de Reino Unido. Esto se debe a que muchos de nuestros vídeos se consumen en América Latina. Por tanto, hay que tener en cuenta que una cifra perfectamente normal para un canal de YouTube en España pueden ser 40 céntimos por cada 1.000 visualizaciones y 400 euros para un millón.

Para saber cuánto dinero gana un canal en YouTube también se pueden usar herramientas como SocialBlade si quieres saber información sobre un canal concreto. En definitiva, ganar dinero en YouTube es un proceso que requiere paciencia, pero puede llegar a ser muy rentable si sabes orientar un canal a un target concreto en términos de poder adquisitivo, temática y localización de los espectadores.

Los youtubers españoles que más ganan

Tal y como acabamos de ver, el dinero ganado en YouTube es directamente proporcional al número de visualizaciones que obtiene un canal. Por esa regla de tres, lo más lógico es que los youtubers que más ganan sean aquellos que cuentan con un mayor número de suscriptores.

Pues bien, de acuerdo con SocialBlade, los youtubers que más suscriptores acumulan actualmente en España son los siguientes.

Echando un simple vistazo vemos que la tendencia sigue siendo la misma que desde hace ya algún tiempo, aunque con variaciones. Y es que como ya es habitual, los canales más seguidos son principalmente los de streaming o comentarios sobre videojuegos. Sin embargo, ahora encontramos en este podio dos canales infantiles. No está claro el motivo de este cambio, pero es posible que la situación actual de la pandemia, que obligó a que los niños estuvieran durante meses sin ir al colegio, haya podido influir en el crecimiento de este tipo de creadores de contenido dentro de la plataforma de vídeo a pesar de que existe una propia para ellos, YouTube Kids.

¿Por qué los youtubers se están yendo a Twitch?

No hay nada más que entrar en Twitch y darse cuenta de que los principales youtuber del mundo de los videojuegos y lo que no lo son, se están pasando a Twitch.

La razón principal tiene mucho que ver con los continuos cambios de YouTube a la hora de monetizar los vídeos, ya que en los últimos años hemos pasado por varias formas de hacerlo, pero todas con un denominador común, una merma continua en lo que cada creador percibe por cada uno de sus vídeos.

Además, el secretismo con el que YouTube lleva todo este sistema hace que cuando un youtuber presenta una reclamación, lo haga muchas veces totalmente a ciegas y que la respuesta por parte de la empresa sea todavía más opaca si cabe. Ya ha pasado más de una vez en que YouTube suspende la monetización a un canal y cuando el creador quiere saber la razón, la contestación viene a comentar que ellos saben por qué, pero nosotros no podemos saberlo porque sus sistemas son secretos.

También entra en escena la propia rentabilidad, es decir, muchos youtubers ya han declarado que con muchas menos visitas cobran más en Twitch. Además, en la plataforma de videos en directo se monitoriza gracias a anuncios, pero también por suscriptores y seguidores. La diferencia entre ellos es que unos pagan y otros no.

Lo que es cierto es que la relación de muchos de los grandes creadores con YouTube no es buena y así lo hacen ver en sus vídeos, algo que en Twitch no se percibe.