El Bitcoin vuelve a desplomarse, va un -65% desde su máximo

El Bitcoin vuelve a desplomarse, va un -65% desde su máximo

Carlos González

La escalada del Bitcoin vio su máximo histórico el pasado diciembre de 2017, cuando todas las criptomonedas crecieron a un ritmo excepcionalmente rápido. Antes que terminase el año arrancaron las primeras ventas en estampida por pánico, antes las constantes noticias negativas para las divisas virtuales por las intenciones regulatorias. Y también los varios problemas de seguridadno del Bitcoin, precisamente- propiciaron la caída inminente de las principales divisas virtuales. El Bitcoin, y el resto, siguen cayendo sin freno.

El último desplome del Bitcoin se ha producido después de un ataque informático contra una importante plataforma coreana. No se ha visto afectado el Bitcoin por este robo, y tampoco el Bitcoin Cash, el Ethereum o el Litecoin, que son algunas de las principales. Se han robado 40 millones de dólares por el valor de varias altcoins. Pero el problema de seguridad que ha afectado al exchange, que ni siquiera a las altcoins, ha vuelto a poner a las divisas virtuales en una situación de desconfianza máxima.

El Bitcoin se vuelve a desplomar: un nuevo robo de 40 millones vuelve a motivar el pánico y las ventas en estampida

El volumen de operaciones ha aumentado cerca de un 15% en compras del Bitcoin en las últimas 24 horas, y un 7,4% para el Ethereum que ocupa la tercera posición en este ‘ranking’. Evidentemente, en este volumen son protagonistas las ventas de ambas divisas virtuales. Con ello, el Bitcoin se ha desplomado hasta mínimos del último trimestre, con cerca de un 10% de caída en los últimos 7 días. Pero en una vista más amplia, la espectacular caída de la divisa virtual más ‘cara’ alcanza hasta el -65% desde que alcanzara su máximo histórico en los 20.000 dólares aproximadamente, en diciembre de 2017.

La situación para las criptomonedas es pésima, en estos momentos, pero lo cierto es que todas ellas se mantienen por encimaentre las principales- de los valores anteriores al ‘boom’ de finales del pasado año. Hay margen para que sigan cayendo. En varias ocasiones durante este año se ha considerado establecido un ‘nuevo suelo’ y, sin embargo, en estos momentos siguen cayendo sin demasiada esperanza para la recuperación. No, al menos, a niveles que se alcanzaron hace medio año.