Cómo crear tu propio Dropbox

Hardware

Las nubes de almacenamiento se han convertido en la opción ideal para los que quieren un espacio privado y disponible desde cualquier dispositivo con conexión a Internet. Ahora bien, el problema lo tenemos cuando la privacidad es algo que nos preocupa y no queremos ‘firmar’ las condiciones de Dropbox, Drive, OneDrive o alternativas simiares. Y si este es tu caso, o sencillamente quieres ahorrarte algo, puedes crear tu propia alternativa a Dropbox y sistemas de almacenamiento cloud del estilo.

Lo primero que vas a necesitar, evidentemente, es un servidor, que bien puede ser un servidor dedicado o bien un plan de hosting compartido mucho más económico. Y en este punto, si es para tu empresa quizá te interese más lo primero, pero para archivos personales y demás, debería ser más que suficiente un hosting compartido de los más económicos. ¿Con quién contratar? Con quien tú quieras, pero recuerda comprobar la disponibilidad de sus servidores y la localización, que es lo que va a determinar la velocidad del funcionamiento y, evidentemente, cuándo dejan de estar accesibles tus archivos por caídas de cualquier índole.

¿Qué necesito?

  • Servidor dedicado o compartido, plan de ‘hosting’.
  • Dominio personalizado.
  • Aplicación de gestión del cloud.

Construye tu nube de almacenamiento alternativa a Dropbox

Una vez tenemos el plan de hosting contratado, que puede tener limitaciones de tráfico o almacenamiento, tendremos que contratar un dominio personalizado. ¿Para qué? Para poder entrar a nuestra nube, que en lugar de estar accesible vía ‘dropbox.com’ la podremos configurar para que su URL sea, por ejemplo, ‘minubeprivadagraciasaADSLZone.es’, eso ya es cosa tuya. Y a partir de aquí, si el dominio lo has contratado con el mismo proveedor, ya estará configurado para apuntar a tu servidor, y en caso contrario tendrás que configurar la información DNS para que funcione correctamente –tarda de 24 a 48 horas-.

Una vez que tenemos el servidor o hosting y el dominio apuntando a él, sólo nos queda configurar la aplicación de gestión del cloud. Es algo muy sencillo, pero para hacerlo vas a tener que acceder al servidor vía FTP, que es lo que te permitirá volcar los archivos para instalar esta aplicación. Y para ello, probablemente el mejor programa que puedes utilizar es FileZilla, introduciendo los datos del usuario FTP que te dará tu proveedor de hosting.

pydio_foto

Una aplicación para gestionar tu nube

Hasta aquí, lo anterior nos sirve para cualquiera de las alternativas a Dropbox que tú mismo puedes configurar. Pero a partir de aquí es donde escogemos qué aplicación utilizar para la gestión de nuestra nube de almacenamiento privada.

OwnCloud

Ya os hablamos anteriormente de OwnCloud, y su instalación es tan sencilla como descargar los archivos y volcar setup-owncloud.php a la raíz de nuestro servidor. Una vez hecho, accedemos al mismo a través del navegador web con la URL de nuestro dominio, como por ejemplo, ‘minubeprivadagraciasaADSLZone.es/setup-owncloud.php’, y a través del propio navegador podremos configurar absolutamente todo.

Pydio

Es una solución muy similar, y cuenta incluso con una versión para empresas aún más interesante. Su instalación es exactamente igual, sólo tenemos que descargar el ZIP con todos los ficheros de instalación para volcarlos en la raíz, a continuación tomar el de configuración desde la URL para acceder a él y desde ahí configurarlo todo. Sin ninguna complicación y listo para funcionar en apenas unos minutos, igual que con OwnCloud.

SeaFile

Como tercera alternativa tenemos SeaFile. De nuevo una sencilla instalación con un paquete diferente para cada sistema operativo, en función de nuestro servidor. En el enlace de descarga, además, sus desarrolladores nos ofrecen la documentación necesaria para la instalación. No obstante, por ejemplo en Linux sólo necesitamos volcar los archivos vía FTP y ejecutar un script para que se configure por sí solo, realmente sencillo.

¿Por qué me interesa crear mi propia nube alternativa a Dropbox?

Tanto Dropbox como Drive y OneDrive, así como el resto de alternativas en el almacenamiento en la nube similares, son herramientas de terceros. Por lo tanto, se ofrecen como un servicio de pago cuando queremos almacenar cierta cantidad de archivos, luego tendremos que pagar una cuota mensual. También en nuestra propia nube de almacenamiento privada, pero aquí tendremos menos limitaciones por espacio y un precio más económico en cualquier caso. Por otro lado, como empresa nos conviene por mantener la imagen de marca con un dominio propio, algo muy interesante. Y por otro lado, en términos de privacidad también es más conveniente regular este espacio de almacenamiento por nosotros mismos.

Quizá también te pueda interesar…

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone