El cine podría evitar la piratería adoptando su mismo modelo

P2P

Somos, aproximadamente, 3.000 millones de usuarios en Internet. De estos 3.000 millones de usuarios de Internet, 60 millones utilizan Spotify y 15 millones de los mismos lo hacen con cuentas de suscripción. Mientras tanto, la industria del cine no ha reaccionado aún y se mantiene, aletargada, tratando de eliminar la piratería sin ofrecer una alternativa sólida y atractiva.

La reciente reforma sobre la Ley de Propiedad Intelectual es tan solo una demostración más de que la industria del cine se mantiene fuerte en su apuesta por tratar de eliminar la piratería, que lleva ya varios años demostrando no ser débil ante este tipo de ataques. Y es que, mientras la industria del cine ha decidido posicionarse directamente enfrentada a los sistemas de compartición de contenido audiovisual, hay algunas empresas privadas que, en cierto modo, han atinado a vislumbrar la realidad del mercado de consumo de este tipo de contenido.

Para comprender esta situación es conveniente establecer una comparación directa con la industria de la música. En este terreno, soluciones como Spotify o Google Play Music, entre otras, continúan consiguiendo usuarios que apuestan por tener acceso a “toda” la música por una cuota mensual. Más claro es el ejemplo de Spotify en su versión gratuita, que a través de la publicidad es capaz de conseguir beneficio ofreciendo exactamente el mismo contenido.

cine-en-casa-6893

El cine no entiende de distribución

Las salas de exhibición no se llenan

El pasado mes de septiembre, la séptima edición de La Fiesta del Cine volvía a demostrar, una vez más, que se pueden llenar las salas de exhibición cuando a los espectadores se les ofrece un precio interesante. Por desgracia, el control de la distribución de largometrajes en salas de exhibición sólo está en manos de “La Fiesta del Cine” durante tres días al año, pero durante siete años seguidos han sido más que suficientes para demostrar lo que sí hay que hacer.

Esta es la primera parte de la ecuación que falla: la industria del cine no consigue llenar las salas de exhibición. Un primer aspecto que la propia industria quiere achacar a la piratería, señalando constantemente que “la piratería ha provocado que la gente no vaya al cine”. Pero en este tipo de afirmaciones no se contempla la crisis y cómo el poder adquisitivo de los españoles ha estado cayendo durante varios años al mismo ritmo que las salas de exhibición suben sus precios, o los mantienen estancados sin ofrecer facilidades. Sin embargo, la piratería sí que no ha sufrido cambios en estos últimos años, ha seguido manteniendo la misma disponibilidad y, si acaso, ha recibido golpes legislativos que pudieran haber mermado su potencial; pero no.

Las películas en DVD y Blu-ray Disc tampoco se venden

Del mismo modo, las ventas de películas y series en formato físico siguen, año tras año, perdiendo fuelle. Según la industria del cine, esto se debe al avance de la piratería, que provoca la pérdida de ventas potenciales por un consumo no regulado e ilegal, puesto que se violan los derechos de autor. ¿Por qué Spotify o Play Music -de Google- sí que consiguen cifras significativas de suscriptores? ¿Por qué Netflix sí está triunfando fuera de España? ¿Por qué Wuaki, Filmin, Nubeox y similares no alcanzan sus metas? Uno de los problemas está en los contenidos que se ofrecen; un catálogo pobre por el que no merece la pena pagar, en ocasiones, teniendo en cuenta que no encontraremos “todo lo que queremos ver”. ¿Esta disponible toda la música del mundo en Spotify? No, evidentemente no, pero sí la gran mayoría y, para el resto de canciones “sueltas”, podemos optar por la compra individual e incluirla de forma legal en nuestro “archivo local”.

Pero las alternativas a la piratería, al menos en España, nos ofrecen unos precios excesivos en comparación con los contenidos disponibles. El alquiler, por otra parte, sí parece la solución más llamativa, pero nos encontramos limitaciones en cuanto a los soportes de reproducción en función de la tienda que escojamos. Y, por último, no debemos olvidar la cuestión de los “estrenos”. Y es que todos estos servicios citados, como Wuaki, Filmin, Nubeox, Google Play Películas o iTunes Store, entienden por “estreno” una película lanzada ya en DVD.

pirateria (2)

La Ley de Propiedad Intelectual no puede con la piratería

A comienzos de este mes ha entrado en vigor la última reforma sobre la Ley de Propiedad Intelectual y, como consecuencia, páginas web como Series.ly han caído ante la presión de una legislación que parece más enfocada a “eliminar la piratería”, que “solucionar los problemas del cine”. Lógico, si pensamos que la industria es incapaz de mirar más allá de la asociación entre los conceptos “piratería” y “problema”.

Pero la desvirtuación de Series.ly no ha sido acompañada por todas las páginas web homólogas que, firmes en la esencia real de las intenciones que Series.ly quiso demostrar, mantienen su actividad. Pero ¿por qué es criticable lo que ha ocurrido con Series.ly, y no lo que hacen sus homólogos? Esta es una cuestión que debería plantearse a los que han tenido que pagar por “puntos” en Series.ly, los mismos que ahora mismo utilizan servicios idénticos y, sin embargo, no pagan, ni tienen que consumir publicidad.

Ahora bien, el problema de fondo lo tiene el cine. Series.ly ha operado durante varios años y ha estado mostrando publicidad, de lo que se deduce que algunos ingresos pudo tener. Estos ingresos son los que, al menos, han permitido a sus administradores mantener con vida el alojamiento y, a fin de cuentas, la prestación de servicios. Y la cuestión es: ¿no puede la industria del cine adoptar un modelo como el de Series.ly? Es decir, películas gratis en streaming, pero con publicidad de por medio. Y, si esto no es posible… ¿no pueden ofrecer un “Spotify” de películas? Sin duda, las plataformas actuales no son una solución.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
Comentarios
18 comentarios
  1. Anónimo
    Usuario no registrado
    16 Ene, 15 2:08 pm

    Entradas baratas no hay mas

    1. Anónimo
      Usuario no registrado
      16 Ene, 15 2:13 pm

      Antes de comentar lee el artículo no?

      1. Anónimo
        Usuario no registrado
        16 Ene, 15 2:37 pm

        Lo he leido :/ , no es lo mismo escuchar musica en tu casa que ir a una salar de cine a ver una pelicula, todo el mundo lo prefiere. La solucion pasa por el precio no por plataformas de pago o con publicidad en internet

        1. Carlos González 16 Ene, 15 3:43 pm

          No se habla sólo de las salas de exhibición, sino también de otras formas de distribución. Salas de exhibición y venta física, son los dos canales de distribución principales y ambos están mal planteados por la industria.

  2. Anónimo
    Usuario no registrado
    16 Ene, 15 2:46 pm

    Pues yo sigo viendo películas gratis, que se jodan.

    1. Anónimo
      Usuario no registrado
      16 Ene, 15 5:46 pm

      +1

    2. Anónimo
      Usuario no registrado
      16 Ene, 15 7:35 pm

      +10000000000000

  3. Anónimo
    Usuario no registrado
    16 Ene, 15 3:05 pm

    Que nadie compre nada de lo representado por los parásitos. Han estado robando demasiado tiempo con precios que siguen siendo abusivos.

    No se han enterado que el chollo se ha terminado gracias a Internet y que no se le pueden poner puertas al campo. Un dólar por cada película, álbum o libro sin DRM descargado de Internet multiplica las ventas miles de veces en todo el mundo y acaba con la piratería de un día para otro. Todos ganamos.

    Pero estos dinosaurios avariciosos no se enteran y acabarán extinguiéndose. Peor para ellos.

    1. Anónimo
      Usuario no registrado
      16 Ene, 15 4:05 pm

      No aburras

  4. Nova6K0 16 Ene, 15 4:00 pm

    Las ventanas de distribución son una idiotez. No me imagino haciendo lo mismo con productos como los electrónicos, por ejemplo no me imagino que para que la tienda de informática de mi pueblo pueda vender un procesador, una gran almacén, como Carrefour, Alcampo… (equivalente al cine) tenga que venderlo primero y esperar unos meses antes que dicha tienda de informática lo pueda vender.

    El problema de la Industria no son las descargas, es su propia ineptitud a todos los niveles, además. Desde el autor que está acostumbrado a que le hagan todo, al productor que se cree que cualquier idiotez se le puede llamar película, hasta los sueldos que cobran algunos, que parece que tienen que ser astronómicos, porque sí.

    Salu2

  5. Anónimo
    Usuario no registrado
    16 Ene, 15 7:00 pm

    La guarra de la foto está buena.

    1. Anónimo
      Usuario no registrado
      16 Ene, 15 7:38 pm

      Y parece que le acaba de hacer una megapaja al gilipollas de al lado … XD

  6. Anónimo
    Usuario no registrado
    16 Ene, 15 8:06 pm

    Hagan lo que hagan seguiremos descargando a piñon fijo como siempre, con contratar una buena vpn de pago de las que no guardan ningun registro, que las hay ha patadas y muy muy buenas y con muy buena velocidad de descarga, solucionado y que se el pp se meta su lpi por el culo.

    Y si, esta cerrando alguna que otra pagina, pero abriran 10.000 mas y ya esta, aparte muchas otras se estan inventando el no enlazar, poner texto plano, etc y con eso queda anulada la lpi por completo.

    Son unos payasos, todo esto en realidad trae mejoras para nosotros los usuarios, porque todo esto acabara en que iran saliendo sistemas super seguros para descargar en los que estara todo encriptado y no podran hacer nada, asi que por mi que sigan sacando las lpi que quieran que al final los grandes beneficiados seremos los que descargamos a piñon fijo, porque lo seguiremos haciendo y encima encriptaditos.

  7. Anónimo
    Usuario no registrado
    16 Ene, 15 11:29 pm

    Pues yo me niego a pagar por ir al cine, la última que fui el cine estaba lleno de niñatos que no paraban de chillar y ver una película así, que queréis que os diga, es un asco. Si a eso le sumamos el elevado precio, pues me niego, no más.

    Prefiero pagar un módico precio y verla en mi pantalla de 3 metros con mi proyector Full Hd, la veo cuando me da la gana y sin depender de un horario, me evito el atraco a mano armada y me evito tener a gente alrededor con respeto 0 por los demás.

    Además de lo que se ha dicho en el artículo, creo que se tendría que añadir que las películas se tendrían que estrenar mucho antes en formato streaming, quizás no el mismo día, o sí, pero si al mes. Después, a los 3 o 6 meses que pasaran a una plataforma de tarifa plana o a precios mucho más bajos con una plataforma potente como Steam, donde “tengas la certeza” que tu catálogo lo tendrás ahí listo para ver cuando quieras.

    En fin, a mi, ya la pueden poner en cine a 3€ que voy a seguir sin ir, prefiero la comodidad de mi casa.

    1. Anónimo
      Usuario no registrado
      17 Ene, 15 9:53 am

      Si los cines recapacitaran por este motivo, habrían impuesto una norma contra los niños de tal condición: si un niño así monta un escándalo a mayor escala, quedaría expulsado durante el resto de la película. Así de fácil.

  8. Anónimo
    Usuario no registrado
    17 Ene, 15 8:51 pm

    Yo soy de los que cree, que las entradas de cine no son caras. Lo caro son las palomitas y el resto de atrezzo que compramos.

    Aunque visto lo visto, creo que deberian plantearse seriamente bajar precios.

    1. Anónimo
      Usuario no registrado
      18 Ene, 15 8:55 am

      No pueden, los fríen a impuestos, como a todos nosotros. Muchos cines sobreviven a duras penas. El problema son los impuestos. Impuestos que luego usan para mantener el status quo de un estado ineficiente, para mantener sus privilegios, para poder hacer con nuestro dinero lo que les salga de los cojones.

      Si bajan precios, quiebran y quiebran, fundamentalmente POR CULPA DE LOS IMPUESTOS. Como muchas empresas están quebrando.

      1. Anónimo
        Usuario no registrado
        18 Ene, 15 9:41 am

        Tu comentario es…. MENTIRA!!!! Y lo sabesssss