Cómo pedir la baja de Yoigo y dejar de ser cliente

Cómo pedir la baja de Yoigo y dejar de ser cliente

Claudio Valero

Yoigo nació en el año 2006 como el cuarto operador del país y desde entonces no ha dejado de crecer y ofrecer cada vez más servicios. En la actualidad forma parte del grupo MásMóvil y ofrece servicios de telefonía móvil, fibra óptica, telefonía fija y televisión, tanto a particulares como a empresas. Si queremos darnos de bajo por haber encontrado una mejor oferta, o por cualquier otro motivo, esta guía paso a paso os muestra todos los secretos del proceso.

Si eres cliente sabrás que sus servicios tienen unos precios atractivos y ofrecen una calidad aceptable. Pese a ello, siempre pueden surgir problemas o no encajar con lo que realmente necesitas, por eso debes saber que puedes solicitar la baja de tus servicios en el momento que quieras y finalizar tu contrato con la compañía.

En las siguientes líneas explicamos los pasos que debes seguir para solicitar tu baja de Yoigo, pero antes de eso es necesario aclarar algo. En cuanto la solicites, el operador cancelará los números de teléfono asociados a las líneas dadas de baja. Esto significa que perderás el número y que no podrás recuperarlo. Además, una vez liberado se lo podrán asignar a otro usuario para ofrecerle servicios de telefonía fija o móvil.

yoigo

Si lo que quieres es dejar de ser cliente de Yoigo pero conservar tu número de teléfono, tendrás que solicitar una portabilidad a otro operador. De este modo sí podrás conservar tus números, empezar a trabajar con otra compañía y rescindir tu contrato actual. Cuidado con las contraofertas de la operadora en caso de querer darse de baja, es algo muy habitual y que puede terminar confundiendo al cliente.

Otro punto a tener en cuenta antes de solicitar la baja de Yoigo son los acuerdos de permanencia. En caso de que tengas uno puedes solicitar la baja igualmente, pero debes saber que la compañía te cobrará una penalización por marcharte antes de que finalice el acuerdo. El importe variará en función del tiempo restante de permanencia. En el servicio de atención al cliente de la compañía te pueden informar del importe que tendrás que abonar.

Si estás decidido a dar tus servicios de baja y no te importa perder la numeración, tienes varias opciones: solicitar la baja por teléfono o por email. Sin embargo, recuerda leer el contrato firmado en su momento ya que recoge todas las formas que tenemos para darnos de baja. Utilizar una forma no contemplada en el contrato puede terminar causando problemas y no es recomendable.

Solicitar baja por teléfono

Si prefieres hablar con una persona y que te responda algunas dudas durante el proceso de baja, debes llamar a uno de estos números:

  • 622: si llamas desde un teléfono Yoigo
  • 1707: si llamas desde un teléfono de otra compañía en España
  • +34 633 800 800: si llamas desde la Unión Europea
  • +34 622 622 622: si llamas desde fuera de la Unión Europea

Una vez te respondan pide que te pasen con el departamento de bajas. Tendrás que explicarle a la persona que te atienda los servicios que quieres cancelar. Te solicitará algunos datos sobre el contrato para verificar tu identidad y te indicará los siguientes pasos a seguir.

Generalmente la compañía te pide que envíes a clientes@yoigo.com un email con tu DNI escaneado por ambas caras para verificar tu identidad nuevamente. En cuanto reciben el email suelen realizar la baja de forma inmediata, normalmente minutos después de recibirlo. En esas llamadas pueden preguntarte por los motivos para darte de baja, es algo que puedes evitar con el siguiente método.

Solicitar la baja por email

En caso de que prefieras recurrir al email y evitar tener que hacer una llamada, puedes enviar tu solicitud de baja directamente a clientes@yoigo.com desde la cuenta de email que aparece en tu contrato, indicando en el asunto el motivo de tu correo y los números de teléfono que quieres cancelar y en el cuerpo explicando todos los servidores que quieras dar de baja.

En cuanto lo gestionen, te pedirán que aportes alguna documentación para confirmar tu identidad. Una vez se la envíes, procederán a dar de bajo el servicio casi de forman inmediata.

yoigo

Consejos generales para darse de baja

Aunque cada operador tiene unas consideraciones particulares para darse de baja, todas las compañías se rigen por la misma legislación. Eso es algo que nos dejan claro desde la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones, dependiente del Ministerio de Economía y Empresa. Por ello, nos dan algunas recomendaciones para darnos de baja y sobre cómo comunicarlo al operador.

Lo primero es tener claro que darnos de baja es un derecho de los usuarios y podemos resolver el contrato en cualquier momento sin ningún tipo de problema. Eso sí, debemos comunicar con dos días hábiles de antelación. Todo esto figura en el contrato, de la misma forma que las causas para su extinción.

La forma de pedir la baja aparece en el contrato y debemos ceñirnos a ella para evitar problemas. Son muchos los usuarios a los que se les siguen pasando y cobrando facturas pese a haber pedido la baja por no hacerlo por los medios adecuados. En todos los contratos debe figurar el teléfono de atención al público, la dirección electrónica y la página web del operador, así como la dirección postal de la oficina comercial del operador y del departamento de atención al cliente.

Si tramitamos la baja por teléfono, el operador nos debe asignar un número de referencia, para que el usuario pueda tener constancia de la gestión. Además, el usuario puede exigir el envío de un documento que permita acreditar que ha solicitado la baja. A nivel general, estos son los consejos de Usuarios Teleco:

  • En caso de hacerlo por correo postal: enviar la comunicación con acuse de recibo.
  • En caso de efectuarlo por Internet, conservar el resguardo o “pantallazo” acreditativo de la solicitud.
  • Si la baja se tramita por teléfono, exija dos datos o documentos:
    • Que le comuniquen telefónicamente el número de referencia de la solicitud de baja.
    • Que le envíen por vía postal o electrónica un documento acreditativo de haber solicitado la baja