Windows 10 evitará cuelgues en todo el sistema con este cambio

Windows 10 evitará cuelgues en todo el sistema con este cambio

Alberto García

Windows 10 se va preparando poco a poco para recibir una gran cantidad de cambios. El sistema operativo ya nos ha empezado a mostrar esta semana que su interfaz será totalmente diferente con 21H2, la segunda gran actualización del año. Ahí llegará Sun Valley, su nueva interfaz, y parece que Microsoft se lo quiere poner fácil a sí misma para hacer cambios en la barra de tareas.

Un usuario llamado Albacore, que se dedica a analizar cambios a nivel interno en Windows 10, ha detectado que Microsoft está empezando a mover el código de la barra de tareas fuera de Explorer.exe en su propio archivo DLL llamado Taskbar.dll. Desde el nacimiento de Windows 10, Explorer.exe ha sido el programa encargado de gestionar la interfaz del usuario, incluyendo la barra de tareas, el menú de inicio, las tareas y programas abiertos, y básicamente todo lo que tenga que ver con elementos gráficos.

La barra de tareas sale de Explorer.exe

Por ello, que la compañía haya decidido sacar de Explorer algo tan importante como la barra de tareas indica que sus planes para el futuro pasan por poder actualizarla con mayor rapidez y facilidad para incluir novedades. Hasta ahora, todos los grandes cambios que se hacen en la barra de tareas y en el menú de inicio se hacen con cada actualización bianual, pero sacarla de Explorer.exe les permitirá actualizarla como una app del sistema más a través de la Microsoft Store.

Además de facilitar su actualización, esto también puede mejorar su fiabilidad, ya que todos los elementos de la interfaz visual de Windows 10 son interdependientes entre sí. Si por ejemplo se nos queda pillado el Explorador de archivos y forzamos el reinicio de Explorer.exe, toda la interfaz se reinicia, incluyendo la barra de tareas y el menú de inicio, las cuales pueden dejar de responder también si por ejemplo se nos cuelga el explorador al pasar un archivo. Por ello, este cambio debería mejorar la fiabilidad al no afectar entre sí los cuelgues de diferentes elementos del sistema.

La nueva barra todavía no se puede usar

De momento el archivo Taskbar.dll no está en uso por defecto por el sistema operativo, pero sí puede configurarse para que sea usado. Prácticamente todos los elementos son funcionales, pero la barra de búsqueda todavía no funciona adecuadamente, lo cual es de esperar teniendo en cuenta que se trata de una versión de pruebas.

Este no es el único elemento que Microsoft ha desacoplado, ya que desde hace años la búsqueda del sistema tiene su propio proceso independiente para integrarse mejor tanto en el menú de inicio como en el Explorador de archivos. En Windows 10 1903, la compañía introdujo ShellExperienceHost para gestionar y mostrar las aplicaciones universales en ventanas, además de otros elementos gráficos. Por último, en Windows 100 1903, el StartmenuExperienceHost permitió que el menú de inicio también tuviera su propio proceso.

A cambio de una mayor fiabilidad y mayor facilidad para actualizar, Windows 10 también pasará a consumir un poco más de memoria RAM con este cambio. Veremos si se mantienen funciones como poner la barra de tareas en vertical.