Microsoft aclara los requisitos de Windows 11, y lanza la primera versión oficial

La comunicación ha sido uno de los puntos débiles de Microsoft desde hace años. La compañía no sabe comunicar algunos de los cambios o funciones de sus sistemas operativos, y en la conferencia de Windows 11 hicieron gala de ello, donde dejaron muchas preguntas sin responder, e incluso en el FAQ que publicaron luego sigue habiendo muchas dudas.

Uno de los fallos más grandes es que la herramienta que nos dice si nuestro ordenador es compatible o no con Windows 11 no nos dice los motivos por los que puede no serlo. Además, Microsoft ha establecido T0PM como requisito para instalar Windows 11, donde sólo los ordenadores con hardware posterior a 2016 o incluso 2017 van a poder instalar el sistema sin problemas.

Las builds Insider de W11 no requieren TPM 2.0

El requisito de TPM 2.0 parece que sólo será exigible para los OEM, y que incluso con TPM 1.2 será suficiente. No obstante, hay ordenadores sin TPM 1.2 que actualmente funcionan sin problema con Windows 10, y lo harían también con Windows 11 sin duda.

Ayer, Microsoft lanzó la primera build Insider de Windows 11, y la compañía ha reconocido la confusión con los requisitos mínimos, y ha eliminado la herramienta de comprobación de los requisitos mínimos. Sin embargo, el TPM sigue presente como requerimiento.

El motivo para ello es que, según afirma la compañía, los ordenadores con TPM activado con funciones como Windows Hello o BitLocker sufren un 60% menos de infecciones por malware. Además, quienes usen el nuevo modelo de drivers pueden alcanzar una experiencia del 99,8% sin cuelgues.

A pesar de la aclaración, Microsoft no ha cambiado los requisitos mínimos, que siguen siendo un Intel Core de 8ª generación o un AMD Ryzen 2000, o posteriores. No obstante, van a seguir probando procesadores en las builds de Insiders, y podrían abrir también la compatibilidad a Ryzen de primera generación o a Intel Core de séptima generación.

De hecho, la build para Insiders no tiene como requisito tener un procesador concreto o compatibilidad con TPM 2.0, por lo que actualmente si tienes Windows 10 vas a poder instalar al menos estas builds para probarlas.

La tasa de refresco variable llega a Windows 11

La nueva build de Windows 11 está dejando ver algunas novedades que no pudimos ver en la filtrada, como es el hecho de tener tasa de refresco variable como tienen los móviles. Gracias a ello, las pantallas no se están actualizando todo el rato a la máxima frecuencia que soportan, lo cual ayudará a ahorrar batería en los portátiles.

Con DRR, la pantalla de nuestro portátil puede bajar a 60 Hz en imágenes fijas, y pasar a 120 o 144 Hz al interactuar con ella. De momento sólo algunas apps de Microsoft y Adobe lo soportan.

Los programas Win32 ya llegan a la Microsoft Store

Tal y como confirmó Microsoft, los programas Win32 ya están apareciendo en la tienda, incluyendo WinZip 25 Pro o CorelDRAW Graphics, pudiendo descargarlos directamente de la tienda sin tener que buscarlos en webs.

Así será el nuevo Office

Por último, tenemos el nuevo diseño de Office que llegará junto a Windows 11 con interfaz Fluent Design. Para probar las novedades es necesario participar en el programa Insider también de Office.