Netflix complica compartir cuenta con amigos y familia

Netflix es una de las plataformas en las que más se abusa de las cuentas compartidas. En la modalidad Premium, la más cara, la plataforma permite ver hasta cuatro streamings simultáneos, sin que haya restricciones geográficas. Esto ha hecho que multitud de personas utilicen cuentas compartidas con gente en otras provincias, comunidades e incluso países del mundo. Sin embargo, esto ahora va a ser más complicado.

Desde ayer, Netflix está mostrando a los usuarios un mensaje en sus pantallas en el que les insta a acceder con su propia cuenta si no están accediendo desde el mismo hogar que el suscriptor principal de la cuenta. La plataforma había hecho caso omiso hasta la fecha de este tipo de actividad, pero finalmente parece que se ha hartado de perder dinero.

Mensaje de verificación para quienes comparten cuenta

Compartir cuenta en Netflix es una buena forma de ahorrar, ya que si comparten cuenta cuatro personas, la mensualidad sale sólo a 4 euros al mes, a cambio de tener acceso a todo el catálogo de la plataforma y en calidad 4K. Netflix no da opción a pagar menos por tener acceso a menos streamings y manteniendo la calidad 4K, por lo que es necesario pagar el plan Premium si se quiere la máxima calidad de imagen; aunque sólo vaya a ser usado por una persona.

El mensaje que aparece al acceder a Netflix desde otro hogar al del suscriptor principal pone que «si no vives con el propietario de esta cuenta, necesitarás tu propia cuenta para seguir viendo Netflix». Esto parecía un test limitado al principio de los que Netflix hace cada poco tiempo, pero parece que se está mostrando a todos los usuarios de la plataforma que comparten cuenta.

Según una encuesta, el 35% de los millennials comparte cuenta en plataformas de streaming, bajando al 19 y 13% conforme aumenta más la edad. Esto supone una pérdida de ingresos importante suponiendo que todos esos suscriptores pagarían una cuenta completa para ellos solos, aunque otros directamente dejarían de lado la plataforma si tuvieran que pagar cuatro veces más que ahora.

Se puede reenviar automáticamente el código de verificación

Hecha la ley, también está hecha la trampa, ya que es posible evitar temporalmente este nuevo método de verificación. En el mensaje que aparece al entrar a Netflix, la plataforma nos pregunta si esta es nuestra cuenta, y nos pide un código de verificación para entrar. Ese código se puede enviar por email o SMS. En email, tenemos el truco de poder crear una regla que reenvíe esos emails de Netflix a los correos electrónicos con quienes compartamos la cuenta, de manera que les llegue el código de verificación automáticamente.

El mensaje, de momento, parece que sólo aparece en las Smart TV, y sale si el usuario accede con una dirección IP distinta a la de la cuenta principal. No sabemos la frecuencia con la que se pedirá, ni si esto es un primer paso para introducir un método de verificación más agresivo. También es un buen método para descubrir intrusos en nuestra cuenta de Netflix.

Spotify también lleva un tiempo luchando contra quienes comparten cuenta, introduciendo mecanismos como forzar a que se verifique la ubicación para cerciorarse de que las personas que lo usan viven en el mismo hogar.

6 Comentarios