Sabemos el truco definitivo y así puedes seguir compartiendo Netflix

Sabemos el truco definitivo y así puedes seguir compartiendo Netflix

Guille Gallego

Netflix dejó de permitir compartir cuenta hace un tiempo, obligando a muchos usuarios a que empezasen a pagar la suscripción si antes tenían una con varios amigos o familiares. Esto hizo que apareciese una duda habitual: ¿qué pasa si tenemos varias casas o simplemente viajamos mucho a otro sitio? Pero hay un truco definitivo que nos permite seguir compartiendo Netflix sin ningún problema y nos de acceso al contenido.

Desde hace meses las personas que compartían cuenta (no todas, hay unos pocos afortunados que siguen usándolo con normalidad) en Netflix han visto cómo aparecía un mensaje en la pantalla que indicaba que no era la ubicación predeterminada. Aparece un mensaje en la pantalla que puede variar dependiendo del momento pero que indica que la cuenta de Netflix es para las personas que viven en la misma casa. Te preguntará si estás fuera de casa o es una segunda residencia y, en ese caso, puede que la app te muestre varias opciones. Verás en la pantalla que indica: Obtén un código para ver Netflix cuando no estés en casa. Y te da dos vías: enviar un correo electrónico o enviar un SMS. Lo hará al correo electrónico registrado o al teléfono móvil que tengamos vinculado a la cuenta. Con ese código podremos seguir viendo Netflix durante un tiempo.

Pero esto, según parece, tiene límites. Funciona una vez o dos pero muchos usuarios aseguran que después se bloquea y no permite introducir ningún código sino que directamente te dirá que la ubicación principal está en otra red y no en la que estás usando. Otros aseguran que han probado continuamente a introducir el código y no hay ningún problema. En cualquier caso, hay un truco para que esto no te pase y puedas seguir compartiendo cuenta.

Cómo lograrlo

Netflix sabe que es habitual que haya personas que tienen dos casas o una residencia de vacaciones o fines de semana o simplemente que viajes mucho a otro lugar. En este caso sería injusto tener que pagar dos veces por el mismo servicio, que es tuyo. Por eso hay una forma de hacerlo y simplemente tendrás que reproducir el contenido en la ubicación principal y en la segunda residencia o segunda ubicación que quieras. Y conseguirás saltarte la restricción. Te lo explicamos con detalle…

Pareja tranquilamente viendo Netflix tumbados en la cama

Es lógico que pienses: ¿cómo me voy a llevar la Smart TV a otra casa? Pero no, no hace falta. Netflix indica desde su web de ayuda cómo hacerlo. En la ubicación principal donde ves Netflix, te conectas a Internet y accedes a la aplicación o abres el navegador. Puede ser desde un ordenador portátil, una tableta o un teléfono móvil. Y tienes que hacerlo una vez al mes. Cuando abras la app no bastará con abrirla sino que debes reproducir una serie o película o documental durante unos segundos. Según Netflix será solo unos segundos pero te recomendamos que la dejes durante unos minutos para asegurarnos que el truco funciona sin ningún problema.

Cuando hayas hecho esto y estés en la segunda ubicación, tendrás que seguir los mismos pasos. Es decir, coges el mismo dispositivo en el que has reproducido el contenido y reproduces de nuevo una serie o película durante unos minutos. Netflix se encargará de detectar las dos ubicaciones y reconocerá que es un lugar al que viajes de forma frecuente o una residencia. Esto te permitirá seguir utilizándolo con normalidad.

Códigos secretos Netflix

Es una opción si, por ejemplo, vas a casa de tus padres a comer los domingos. En ese caso, reproduce el contenido cada semana o una vez al mes y en tu casa podrás acceder a Netflix sin ningún problema desde cualquier otro dispositivo. Debes tener siempre en cuenta que hay que hacerlo una vez al mes y nos va a permitir seguir viéndolo como siempre.

Como siempre, este truco o forma de actuar nos ha funcionado a nosotros en varias ocasiones que lo hemos puesto en marcha, pero desconocemos si siempre estará activo o si Netflix lo «cerrará» de alguna forma.

¡Sé el primero en comentar!