Google desplegará un cable entre EEUU, Reino Unido y España

Google desplegará un cable entre EEUU, Reino Unido y España

Claudio Valero

Los cables submarinos de Internet que interconectan continentes, países y territorios entre sí son una parte vital para el buen funcionamiento de la red de redes. Desde que se instalara el primero de ellos en 1866, mucho ha cambiado la cosa. De hecho, aquel cable envió un mensaje de menos de 100 palabras en 16 horas. Ahora los cables tienen capacidades enormes y velocidades de vértigo, algo cada vez más importante para el trabajo en la nube y la sociedad conectada actual. Por ello, muchas empresas tecnológicas han apostado por ellos. El último en sumarse es Google con Grace Hopper, el nuevo cable submarino de la compañía desplegado entre EEUU, Reino Unido y España.

El 98% del tráfico internacional de Internet “circula” a través de los cables submarinos. De ahí, la importante de tener conectados los países y territorios para tener la máxima velocidad junto con el máximo número de rutas posibles. Esto ha atraído el interés de empresas como Amazon, Facebook o Google y todas ellas se han involucrado en proyectos de despliegues de cables en los últimos años.

Grace Hopper

Así es Grace Hopper, el cable que llegará a España

Grace Hopper será el nuevo cable de Google y se extenderá entre EEUU, Reino Unido y España. Este proporcionará un mayor soporte para la red que acoge los productos empresariales y de consumo de Google. El nuevo cable se une a otros ya desplegados por el gigante de Internet como Curie, Dunant y Equiano, para conectar continentes remotos.

Este cable estará construido y en funcionamiento para el año 2022, siendo uno de los primeros cables nuevos en conectar EEUU y Reino Unido desde 2003. Entre los servicios beneficiados tenemos Meet, Gmail y Google Cloud. Esto último es importante ya que se creará una nueva región de Google Cloud en Madrid gracias a un acuerdo con Telefónica.

El cable estará equipado con 16 pares de fibras (32 fibras) y supondrá una importante mejora con respecto a los cables que tenemos actualmente entre Estados Unidos y Europa. El cable será construido por el proveedor de cable submarino SubCom y contará con la novedosa conmutación de fibra óptica de esta empresa, una tecnología que mejora la fiabilidad de las comunicaciones globales.

Google no nos ha dado más detalles sobre capacidad o velocidad. El último cable entre Estados Unidos y España fue Marea, un proyecto de Microsoft, Facebook y Telefónica (a través de Telxius). Este cuenta con una capacidad de ocho pares de fibra de 20 Tbps cada una, para un total de 160 Tbps.