Cada vez hay más opiniones falsas en Amazon, y es más difícil identificarlas

Cada vez hay más opiniones falsas en Amazon, y es más difícil identificarlas

Alberto García

Amazon está lleno de opiniones y reviews sobre sus productos. Muchas opiniones positivas nos pueden animar a comprar o no un producto, pero hay vendedores que utilizan todo tipo de tácticas para falsificarlas o aumentar desproporcionadamente su número. Ahora, han descubierto que hay miles de opiniones falsas, y cuyo número no para de crecer.

Amazon vende actualmente cientos de miles de productos, donde de media cada producto tiene cientos o incluso miles de opiniones. Sin embargo, esas opiniones cada vez son menos de fiar en webs como Amazon o eBay. Y es que hay múltiples grupos de Facebook donde se realizan opiniones positivas pagadas. También está el efecto contrario: bots y granjas de dispositivos que se usan para votar negativamente en masa productos de la competencia, o que votan como útiles algunas reseñas negativas reales para que aparezcan bien posicionadas.

Grupos de reviews falsos que pagan por opiniones

El pasado mes de julio, una investigación encontró 20 de estos grupos de reviews en Facebook con una media de 16.000 miembros. En ellos se publicaban unos 560 mensajes cada día, donde los vendedores de los productos ofrecen una devolución del producto tras al compra o un pago por PayPal de unos 6 dólares a cambio de una review positiva.

Mientras que es fácil detectar productos falsos en Amazon, detectar una review falsa puede ser algo más complicado. Estas opiniones suelen ser uno de los principales elementos que ayudan a los consumidores a decidirse por uno u otro producto, y desgraciadamente hay vendedores que se han aprovechado de ello para vender productos peligrosos o que no cumplían con la calidad adecuada.

Amazon cuenta con una herramienta basada en machine learning que analiza más de 10 millones de opiniones cada semana. No obstante, miles de ellas se escapan, y recientemente han eliminado 20.000 opiniones tras una investigación que reveló que los principales opinadores de Amazon en Reino Unido estaban cometiendo este tipo de fraudes.

Muchos usuarios pueden identificar fácilmente si una opinión es falsa

Cuando buscamos un producto en Amazon, es más común tender a comprar el que más opiniones tiene, y sobre todo si tiene más de 4 estrellas. Por suerte, el 42% de los consumidores afirman que, si miran las opiniones, y encuentran alguna obviamente falsa (que se note que está escrita por alguien de China y traducida mal, por ejemplo), decidirán no comprarlo. Y el 82% afirma que no compraría nunca nada de esa marca.

Por tanto, os recomendamos que analicéis con cuidado las opiniones que leáis en Amazon, ya que es muy probable que estén compradas, o que estén incluso escritas por la propia tienda que lo vende. En los últimos meses se han dado casos de envíos en todo el mundo (incluido España) de semillas y otro tipo de productos sin haberlos pedido. Esta técnica, conocida como «brushing«, usa los datos de los usuarios para falsificar compras y usarlas para generar opiniones y otros datos positivos valiéndose de datos de compras previas. Otra opción es utilizar extensiones como Fakespot para revelar si las opiniones de un producto son reales o no.

Así, los vendedores consiguen saltarse las leyes y normales a través de reviews que sólo dejan puntuación positiva sin texto, las cuales entran dentro de la legalidad; aunque sean falsas.