En qué debes fijarte para detectar productos falsos en Amazon

Comprar en Amazon se ha convertido en algo habitual que nos hace la vida más fácil: su amplio catálogo nos ofrece prácticamente todo, desde bolígrafos hasta detergentes para lavar la ropa o una lavadora o unos zapatos. Y los usuarios de Amazon Prime se ahorran gastos de envío en la mayoría de productos. Pero no todos son ventajas y hay que aprender a detectar productos falsos en Amazon para no caer en el engaño.

Una de las primeras preguntas que nos hacemos cuando vemos un producto es por qué es tan barato comparado con otras tiendas, en algunos casos. ¿Será falso? ¿Es original? ¿Es fiable? La política antifalsificaciones de la compañía permite detectar productos falsos en Amazon pero también es recomendable fijarnos nosotros mismos para evitar problemas con los pedidos. Será complicado que te vendan algo falso y la compañía lucha por evitar esto pero conviene que tengas cuidado y que te fijes en quién lo vende o qué producto es exactamente porque no todo será como busques. Por ejemplo, si buscas Google Chromecast encontrarás muchos modelos prácticamente idénticos pero ninguno de los que aparece es el de Google. Cualquiera con conocimiento sobre el producto sabe que no se trata del modelo original pero puede que también compren personas no tan familiarizadas y que sufran las consecuencias de falsificaciones o productos falsos en Amazon.

Política antifalsificaciones de Amazon

Amazon tiene una política antifalsificaciones que obliga a los vendedores y proveedores ofrecer o gestionar sólo productos auténticos: ni falsificaciones ni copias pirateadas, etc. No permite productos falsificados, copias pirateadas, productos conseguidos contrabando ni productos replicados o fabricados de manera ilegal ni productos que infringen los derechos de propiedad intelectual. Todo ello lo indica en los términos y condiciones de la tienda y están al alcance de todos.

“Si vendes productos no originales, nos reservamos el derecho de suspender o cerrar de inmediato tu cuenta de vendedor de Amazon (y cualquier cuenta relacionada) y eliminar cualquier producto no original que se encuentre en nuestros centros logísticos (correrás tú con los gastos de dicha eliminación)”, explican desde la compañía. Además, indican: “Nos reservamos el derecho de retener los pagos si determinamos que una cuenta de Amazon se ha utilizado para vender productos no originales, cometer fraudes o participar en otras actividades ilegales”.

Más allá de sufrir los problemas en la propia tienda también van más allá si decides ser vendedor de cosas falsas en Amazon y puedes enfrentarte a problemas legales y a los gastos judiciales de los mismos:

«También trabajamos con titulares de derechos y organismos judiciales de todo el mundo para tomar medidas legales contra los vendedores y proveedores que incumplan esta política conscientemente y perjudiquen a nuestros clientes. Además de sanciones de cárcel y multas penales, los vendedores y proveedores de productos no originales se enfrentan a sanciones civiles, como la pérdida de los importes recibidos por la venta de productos no originales, los daños reclamados por el titular de los derechos legales, daños legales y otros daños, además de los gastos judiciales.»

Cómo detectar los productos falsos

No podemos hacer milagros y no hay un plan infalible para detectar copias o productos falsos ni en Amazon ni en ninguna otra tienda online pero sí podemos seguir una serie de trucos y consejos para detectar productos falsos, evitarlos, desconfiar, buscar opiniones… Por suerte, en la mayoría de los casos podemos detectar productos falsos y si no lo conseguimos siempre podemos recurrir a la política de devolución de Amazon que nos ayudará a cambiar lo que hemos comprado sin ningún problema.

¿Quién lo vende?

Fíjate en el vendedor. Muchos de los productos son enviados y gestionados por el propio Amazon y este es el vendedor. En esos casos, no tendrás que preocuparte porque cuenta con la garantía de la compañía y serán ellos los encargados de todo. Por lo general, será complejo que Amazon venda un producto falso de sus propios almacenes. Pero hay productos ajenos, de otros vendedores pero gestionados por Amazon. Aunque puede haber más variables, encontramos tres tipos de productos:

  • Enviado y vendido por Amazon. Esta es la mejor opción porque podrás estar prácticamente seguro de que es fiable. Además, tiene mejores opciones de atención al cliente en caso de devolución o reclamación o garantía.
  • Vendido por *compañía* y gestionado por Amazon. Tú compras un producto que se envía a Amazon y Amazon te lo hace llegar a ti. Pero no es un producto de Amazon y no se fijará si es o no una falsificación. Aunque te llegará.
  • Enviado y vendido por *compañía*. Esta es la peor de las opciones porque para reclamar si no te lo envían deberás ponerte en contacto con otra empresa que simplemente ha usado a Amazon como intermediaria. En este último caso es cuando más riesgo corremos de que algo sea falso.

Que sea enviado por otro vendedor no implica que sea falso porque puede ser la propia marca oficial que tenga una tienda dentro del gran gigante de las compras online o que haya creadores y artistas que venden sus propios profundos y que son totalmente fiables.

Busca información sobre el vendedor

Aunque corras riesgos, siempre puedes informarte y buscar información. Lee comentarios del vendedor que hayan hecho otros usuarios, encuentra información y busca todos los datos posibles para saber que no se trata de una estafa. Pero no confíes únicamente en las valoraciones porque pueden ser falsas: busca la empresa en Google, comprueba información, asegúrate que existe de verdad. Debemos buscar la dirección de la compañía e incluso su número de teléfono para comprobar que todo es legal. Es perder algo de tiempo, pero es mejor eso, que ser estafados.

Los estafadores suelen poner en marcha multitud de cuentas durante cortos periodos de tiempo y con nombres extraños para conseguir burlar en todo lo que puedan los controles de seguridad de la plataforma. Desconfía siempre de las cuentas de vendedores que han sido creadas hace menos de tres o cuatro días, que no tienen reseñas de clientes o que no tienen demasiada información.

Desconfía de ofertas milagrosas

Es habitual encontrar grandes ofertas en Amazon que nos permiten ahorrar dinero al comprar un producto pero no creas que van a regalarte nada. Si en la web encuentras algo a diez euros y habitualmente vale cien euros, algo pasará. No tienen por qué ser falsificaciones pero quizá son productos no certificados o testados. Los expertos, además, aseguran que hay que prestar especial atención a productos de belleza que pueden ser un riesgo para nuestra salud en caso de usarlos. No solo pueden ser falsos sino que en este caso de productos de belleza o cremas puede que nos lleguen caducados cuando lleguen a casa y nos provoquen problemas en la piel o problemas de salid.

Comprueba las fotos del producto

Comprueba, compara, fíjate en todo. Las fotografías son imprescindibles para detectar productos falsos en Amazon y normalmente se utilizarán falsificaciones o trucos con Photoshop pero puedes utilizar cualquier sistema de comparativa de imágenes para rastrear si son propias o de otro sitio web, por ejemplo. Si tienes dudas de las que hay, pide más imágenes o busca y compara. Puede que haya muchas reseñas pero que todas sean la misma o que, si te fijas, todas las fotografías son idénticas y subidas por usuarios diferentes. Cuidado con las imágenes y no las uses siempre como motivo para decidirte porque también pueden ser forma de engaño.

Cuidado con las opiniones

Que en Amazon ponga que algo es lo mejor no significa que lo sea. Puede que haya muchos comentarios falsos con fotografías de información, un análisis completo de personas que se hayan tomado tantas molestias… Busca si hay más comentarios, si dicen algo “malo” del producto porque siempre habrá alguien al que no le ha gustado. Las opiniones son muy útiles para saber si algo es bueno o no, falso o no, pero tenemos que tener en cuenta que hay reviewers que son pagados por los vendedores para que pongan cosas positivas de aquello que están vendiendo así que cuidado. Y otro de los mejores puntos de Amazon para saber si es fiable lo que se dice es el apartado de preguntas y respuestas que responderán otros usuarios y que te harán salir de dudas si no sabes bien si elegir un producto u otro.

Si quieres saber si una crítica es veraz o no, puedes utilizar herramientas online como Fakespot, una web que tiene una puntuación que nos indica si ese producto tiene muchas opiniones que se pueden considerar fraudulentas. Si tenemos muchas críticas positivas en muy corto periodo de tiempo en un producto y encima vemos como el lenguaje es parecido, las fotos de perfil son extrañas y si las expresiones parecen sacadas de un traductor, debemos desconfiar, puesto que puede que estemos ante un caso claro de estafa, al menos en lo que a comentarios se refiere.

Revisa cuando llegue a casa

Puede que todo lo anterior ya lo hayas hecho y aún así hayas comprado algo porque crees que es verdadero y fiable. Pero cuando llegue el paquete debes revisarlo perfectamente para comprobar que no es un producto falso en caso de tratarse de algo de colección. Ocurre, por ejemplo, con las populares figuras Funko Pop que muchos coleccionistas acumulan en casa y siempre tratan de buscar la mejor oferta. Puede que sea muy parecida a la original pero que no sea la original y por eso debes comprobar su caja, los detalles. Lo mismo si compras un juego, un teléfono móvil o una videoconsola que creas que ha sido utilizada o que es falsa pero muy parecida a la de verdad.

1 Comentario