3 claves sobre Solana, una de las criptomonedas del momento

Como una de las criptodivisas más populares del mundo, no es de extrañar que mucha gente sienta curiosidad por Solana. La forma más fácil de definir a Solana es como una red blockchain programable. En el mundo de las criptomonedas, es actualmente una de las más rápidas y populares en el mundo.

El ambicioso diseño de Solana pretende resolver el trilema de la blockchain, un concepto propuesto por el creador de Ethereum, Vitalik Buterin, según el cual una cadena de bloques tiene que sacrificar uno de los tres aspectos clave (descentralización, seguridad y escalabilidad) en favor de los otros dos.

Una de las blockchains más rápidas del mundo

Actualmente, Solana tiene capacidad de procesar más de 50.000 transacciones por segundo (TPS). Los desarrolladores afirman que, a medida que la red crezca, la velocidad de las transacciones podría acercarse a las 700.000 TPS. Esto es considerablemente superior a la velocidad de procesamiento actual de Ethereum, de entre 15 y 45 TPS.

Proyecto Solana

Proyecto Solana

Muchos desarrolladores se han sentido atraídos por la cadena de bloques por la velocidad de Solana y el bajo coste de las transacciones. El proyecto Solana alberga actualmente un conjunto diverso de dApps (apps descentralizadas) e iniciativas de contratos inteligentes. Como resultado, SOL es una criptomoneda muy utilizada en el mundo, en el Top 10 en capitalización de mercado, superando a DogeCoin o Polkadot.

La escalabilidad de Solana favorece el bajo coste

La escalabilidad de Solana garantiza que las transacciones se mantengan por debajo de 0,01 dólares tanto para los desarrolladores como para los usuarios. Solana, según algunos expertos del mercado, está en el inicio de su ciclo de crecimiento y tiene el potencial de igualar a Ethereum en términos de precio y valor de mercado en los próximos años.

Las blockchains tienen una mayor escalabilidad, dependiendo del número de transacciones por segundo que puedan soportar, a medida que más y mejor escalen. En las descentralizadas, las discrepancias de tiempo y el mayor rendimiento las ralentizan, lo que deriva en que la congestión en la red puede dar lugar a precios exorbitantes.

El diseño de Solana resuelve este problema al tener un nodo líder elegido en base al mecanismo prueba de participación (en inglés Proof of Stake, PoS) para reducir su consumo de energía y aumentar la velocidad de las transacciones. A diferencia de las blockchains prueba de trabajo (en inglés Proof of Work, PoW) como Ethereum y Bitcoin, lo que la hace más ecológica.

Esto se combina con Proof of History, una secuencia de cálculos que proporciona un registro digital que confirma que un evento ha ocurrido en la red en cualquier momento, para crear un sistema de confianza para determinar el tiempo de una transacción.

Transacciones más seguras

Los eventos y transacciones de Solana están utilizando el algoritmo hash SHA-256. Esta función toma una entrada y produce una salida única que es extremadamente difícil de predecir. Solana toma la salida de una transacción y la usa como entrada para el siguiente hash.

Según su blog, el equipo de Solana ha desarrollado ocho características técnicas básicas para ayudar a que la blockchain coincida con las capacidades de un sistema centralizado en cuanto a medidas de seguridad, incluyendo Turbine y SeaLevel.

Solana Pay

Solana Pay

Recientemente anunciaron Solana Pay, un nuevo protocolo de pagos descentralizado, abierto y verdaderamente peer-to-peer «para allanar el camino para un futuro en el que prevalezcan las monedas digitales y el dinero digital se mueva a través de Internet como si fueran datos, sin censura y sin intermediarios que gravan cada transacción».

¡Sé el primero en comentar!