Condenado por blanquear 300 millones en Bitcoin en la Dark Web

Las criptomonedas son un tema de actualidad a día de hoy. Con este dinero electrónico se pueden realizar diferentes inversiones con las que obtener grandes beneficios. De hecho, cualquier persona puede comprar criptomonedas. Sin embargo, es conveniente tener antes una formación y entender del tema antes de aventurarte en este mundo. Aunque sirvan para ganar mucho dinero (o perderlo), muchas personas las usan también para realizar estafas. Esta misma semana en Ohio, Estados Unidos, un residente de la zona se ha declarado culpable por blanquear 300 millones de dólares en Bitcoin.

Esta persona tiene 38 años y ejecutó un servicio de mezcla para ocultar la fuente de la criptomoneda que se usó con fines nefastos en la Dark Web.

Tres años blanqueando por la Dark Web

Estuvo operando durante tres años (2014-2017) en Belice. Además, también está siendo juzgado por una demanda de sanción monetaria civil de 60 millones de dólares.

La Dark Web es inaccesible mediante los lugares de búsqueda convencionales. En este portal pirata puedes encontrarte gran cantidad de cosas ilegales como armas, drogas o incluso información de clientes pirateada. Además, todos los usuarios dentro de esta plataforma son anónimos.

Larry Harmon, el residente de Ohio, usó un servicio llamado Helix para mezclar las transacciones para ocultar su fuente en el sistema de contabilidad pública de Bitcoin. Con esto, Harmon publicó a través del portal pirata su servicio para trabajar con él.

Sus servicios encontraron a sus clientes al asociarse con los mercados de Dark Web como Cloud 9, Evolution o AlphaBay. En su declaración, el estafador asegura que había blanqueado más de 350.000 Bitcoin, lo cual equivale a un valor superior a los 300 millones de dólares.

La mayoría de sus clientes trabajan en los mercados mencionados anteriormente y Harmon trabajó con los administradores de estos mercados para blanquear Bitcoin que además provenían del tráfico ilegal de drogas.

La sentencia será muy dura

Aunque aún no existe una sentencia para el caso de Larry, se enfrenta a una pena de carcel de hasta 20 años, además de una multa que podría ser o de medio millón de dólares o del doble de valor de la propiedad involucrada en la transacción.

Además, tendría también un periodo de libertad supervisada de no más de tres años y restitución obligatoria.

Por el momento, en su declaración de culpabilidad ya ha perdido Bitcoin valorados en más de 200 millones de dólares, junto a otras propiedades que poseía el estafador y que estaban relacionadas con las actividades que realizaba.

El Fiscal Federal Interino ha asegurado que, aunque estos estafadores puedan hacer sus operaciones de forma anónima y blanquear millones de dólares, al final se les descubrirá y se sabrá todas las operaciones ilegales que hacen, además de que serán enjuiciados y condenados por sus actos.