Todo lo que debes saber sobre Bitcoin: Qué es, cuál es su precio y cuánto se ha minado

Seguro que ya has escuchado hablar de Bitcoin pero puede que aún tengas muchas dudas sobre la moneda virtual que está en boca de todos en los últimos años. ¿Qué es un Bitcoin? ¿Cómo se crean estas criptomonedas? ¿Cómo puedes conseguirlo? ¿Cuánto vale cada uno de los bitcoins que hay en el mercado? Repasamos todo lo que debes saber sobre ella: qué es, cómo nace, cómo se crea cada uno de los bitcoins del mercado o cómo puedes usarlos en el día a día.

Aunque te parezca algo complicado de entender, lo hacemos lo más accesible posible para que puedas entender las cuestiones básicas sobre la criptomoneda más famosa, aunque no la única. Una moneda virtual e intangible que pertenece a los usuarios y de la que ya existen más de 18 millones de unidades.

¿Qué es el Bitcoin?

Se trata de una moneda virtual o una criptomoneda. Una moneda completamente digital e intangible que no puedes convertir en física pero que puedes utilizar como medio de pago. Se trata de un “dinero” similar al que tenemos en nuestra cuenta en el banco pero no podemos tenerlo de forma física y su principal diferencia es que se trata de una unidad de pago autorregulada que permite que sus dueños sean anónimos o que las transferencias o transacciones se realicen con códigos cifrados.

El bitcoin está descentralizado, lo que significa que no está dentro del control de un gobierno ni del Banco Central Europeo ni de ninguna entidad similar. No puede el Banco Central Europeo crear más para modificar su precio, por ejemplo, sino que son los propios usuarios los que se encargan de su control a través de intercambios Peer to Peer (P2P)  y cuyo valor se basa en la ley de la oferta y la demanda. La falta de control por parte de las autoridades nos asegura que el bitcoin, en resumidas cuentas, no sufra inflación o se manipule su valor en el mercado ya que el control es de los usuarios.

No sólo el control está en manos de los usuarios, también la creación está en manos de los mismos y se denomina minería. Aunque explicaremos en detalle en qué consiste la minería, se trata de aquellas personas que se dedican a generar  estas monedas procesando transacciones en bloques y recogiendo algunos bitcoins como recompensa. Además, una de las “reglas” del bitcoin es que existe un límite de 21 millones de monedas y esta cantidad no puede sobrepasarse.

bitcoin

¿Cómo surge esta moneda?

Seguro que has oído hablar de ella pero no sabes bien desde cuándo. El Bitcoin fue la primera moneda virtual que consiguió de verdad triunfar en el mercado, aunque no es la única ni fue la primera en aparecer. Su principal diferencia con el resto es el funcionamiento de la tecnología que le rodea, la cadena de bloques o la llamada tecnología de blockchain.

El nombre que figura como “creador” de esta moneda virtual es Satoshi Nakamoto aunque se trata de un pseudónimo y no se sabe en realidad de quién se trata o si fue una sola persona o un grupo de ellas.

En agosto de 2008 se registra el dominio bitcoin.org y es en octubre de 2009 cuando se realiza la primera transacción en dólares. Aunque la primera implantación de moneda criptográfica fue antes, a finales de los años noventa cuando Wei Dai propuso un nuevo tipo de dinero que usase la criptografía para crearse o para hacer transacciones, en lugar de apostar por una autoridad centralizada.

Durante el año 2010, los bitcoins se popularizan y es en mayo de ese año cuando se realiza la primera compra con esta monedad virtual, para pagar dos pizzas (que salieron caras) Aunque surgen otras criptomonedas, esta sigue avanzando y los usuarios se interesan más por ellas. El gran éxito llegue en 2017, cuando el valor del Bitcoin supera los 20.000 dólares y a día de hoy ya se han minado más de 18 millones de bitcoins, siendo el máximo 21 millones.

¿Cuánto vale un bitcoin?

El precio del bitcoin no es un precio fijo y es, además, muy volátil. Puede variar mucho de un momento a otro y las oscilaciones son muy grandes incluso de un día para otro. Depende de la oferta y la demanda y el mercado es aún pequeño en comparación con otras monedas así que no hace falta una gran cantidad de dinero para que el precio se mueva mucho arriba o abajo. Para saber el precio en tiempo real, puedes conectarte al monedero que uses normalmente y ahí verás la evolución o la fluctuación de la moneda. Aunque también puedes hacer una búsqueda en Internet y algunas webs especializadas te darán el dato en ese momento, aunque no sea tan exacto como en el otro método.

monedas con logo bitcoin

¿Cuánto bitcoin se ha minado ya?

Como hemos explicado en párrafos anteriores, no puede haber más de 21 millones de bitcoins en total. Es la cantidad máxima y total permitida. Actualmente, hay alrededor de 18 millones de bitcoins (unos 18.231.000 aproximadamente) aunque el número exacto cambia nueve o diez minutos aunque ya ronda el 87% del total. A diario, se minan alrededor de 1.800 bitcoins y se estima que hay aproximadamente más de un millón de personas en todo el mundo minando bitcoins. Hace años, se calculaba que el total de bitcoins estaría minado aproximadamente en 2030 pero cada vez se tarda más en minar la moneda virtual y esto podría alargarse muchos años.

Funcionamiento y gestión

Tal y como decíamos en párrafos anteriores, no hay un banco que controla esta moneda virtual sino que las transacciones se realizan a través de los usuarios. Son los propios usuarios, a través de una red P2P, que validan los bloques de la cadena y nos aseguran que las transacciones son seguras. Una cadena de computadoras en todo el mundo es la encargada de aprobar o rechazar cada cambio, por lo que el control real es absoluto de los usuarios en cualquier parte.

La tecnología que está detrás de esta moneda virtual es el blockchain. Para entendernos fácilmente, en un sistema financiero normal y como acostumbramos, tú haces una transacción a través de una tarjeta de crédito (por ejemplo) y el banco tiene que aprobar el proceso para que puedas pagar. Pero en el caso de esta moneda virtual no hay un banco que apruebe o valide sino que se trata de una tecnología de bloques: el blockchain. Se trata de una red distribuida entre muchos ordenadores de todas partes, compartida, y que cuya información sólo se actualiza cuando se tiene consenso.

¿Cómo conseguirlos?

Hay dos formas básicas de conseguir bitcoins: comprarlos o minarlos.

Conseguirlos comprándolos

Puedes conseguir bitcoins comprándolos. Basta con ir a algunas de las páginas especializadas de monedas virtuales y pagar a través de transferencia bancaria o de tu cuenta PayPal o de tarjeta de crédito. Aunque es fácil encontrar páginas para comprar criptomonedas, también hay muchas webs que son una estafa (pese a da sensación de seguridad y legitimidad) y que te robarán el dinero sin darte bitcoins por lo que es fundamental buscar información antes de apostar por una u otra.

Minar bitcoins

La forma más habitual de ganar bitcoins era, al principio, minándolos. La minería consiste en utilizar equipos informáticos potentes que se encarga de resolver problemas matemáticos para gestionar la red. Es decir, esta moneda virtual es un cóigo encriptado que puede usarse pr realizar transacciones: pagar, enviar a otros, cambiar, cobrar. Pero todas las transacciones, para garantizar su seguridad, deben aprobarse al completo por la red P2P de usuarios y de los distintos mineros. Cada transacción de bitcoins forma parte de un bloque y los bloques deben sellarse. Para sellarlos, hace falta resolver cálculos matemáticos. Y para resolver los cálculos matemáticos necesitemos una gran potencia informática. Por eso, la minería consiste en poner a disposición de la red P2P un equipo especializado para que realice los cálculos y procesar las transacciones y sellar los bloques. ¿Qué conseguimos a cambio? Bitcoins. Como recomensa por la minería, se consiguen bitcoins.

¿Está al alcance de cualquiera? Probablemente no. Minar bitcoins conlleva tener potencia suficiente en el equipo que vamos a utilizar y la competencia ha hecho que los equipos que tengamos en casa no sean suficiente para ello. Actualmente, se trata de equipos especializados que superan los 1.200 euros y que incoporan circuitos ASIC. En este mismo quipo, deberás montar un hardware para minar bitcoins, por lo que supondrá un coste. A este coste debemos añadirle el gasto de luz, por ejemplo. La rentabilidad depende del precio que tenga en ese momento: cuanto más cara esté, más valdrá la pena minar bitcoins. Eso sí, cada vez es más complicado hacerlo, aumenta la competencia y no está al alcance de todos.

bitcoin

¿Es seguro?

Sí, se trata de una forma totalmente segura ya que el acceso a tus bitcoins requiere una contraseña privada. Sin ella, no podrás acceder ni gestionarlos ni pagar.

¿Es legal?

Sí es legal si las personas que van a realizar la compra y la venta están de acuerdo en usar la moneda virtual como medio de pago. Es decir, podrás pagar online o incluso en tiendas si estáis de acuerdo en ello. Aunque puedes usarlo para pagar bienes o servicios, obviamente es menos utilizado que otros tipos de transacciones pero hay ya bastantes páginas webs que te permiten usar bitcoins como pago, puedes usarlo en servicios de Internet como WordPress o Reddit, por ejemplo. También podrás vender tus bitcoins si quieres cambiarlos por otra divisa, por ejemplo.

Pagar con el móvil

¿Dónde se guardan?

Los bitcoins no te los envían a casa, como es obvio. En realidad, los bitcoins no se almacenan en ningún sitio concreto ni en una caja fuerte de un banco. Para operar con ellos necesitamos una clave privada que permite verificar que somos nosotros los que queremos utilizarlos y está asociada a una dirección.

Pero hay varios tipos de monederos para bitcoins, plataformas donde se almacena la moneda virtual y puedes guardarla de forma segura o llevar un control. Hay monederos online para teléfono móvil o para ordenador, monederos para PC, monederos físicos o monederos para smartphone.

Monederos para bitcoins

Por lo general, los monederos online son los más fáciles de usar y son una buena opción si quieres algo sencillo pero no es lo más seguro. Consiste en que la clave privada de los usuarios se guarda en un servidor que lo gestiona la empresa por lo que tú no tienes control de tu clave y debes “confiar” plenamente en esa compañía. Es una buena opción si tienes una pequeña cantidad de bitcoins y quieres tenerlos siempre a mano, si quieres operar rápido y de forma cómoda. Pero no son los más seguros.

También hay monederos para teléfonos móviles y tablets que lo que hacen es que descargan sólo una parte y podemos tenerla siempre a mano en el teléfono para hacer transferencias y son fáciles de usar. Y en tercer lugar, están los monedores para ordenador que son bastante seguros y se almacena la clave privada en el propio aparato y no en una web que corre riesgo de hackeo o robo. Básicamente te harán descargar un programa donde tus bitcoins estarán protegidos con una clave encriptada que nos dará mayor seguridad en caso de sufrir algún problema.

Por último, los monederos físicos son los más seguros aunque los menos prácticos si quieres guardar ahí tus monedas virtuales. Es complicado que alguien nos robe o nos hackee la clave privada porque no están expuestos a internet. Hay dos tipos: monederos que son un dispositivo similar a un pendrive y que almacena la clave o nos realiza hacer transacciones. En este caso, aunque se trata de una opción muy segura siempre es recomendable conocer la clave por si el dispositivo se rompe o falla y no queremos perder nuestro dinero. También existen monederos físicos de bitcoin en forma de moneda pero que no es especialmente práctico si quieres utilizarlo con frecuencia y no siempre te resultará fácil de utilizar. En este caso, están más enfocados al coleccionismo si quieres que sea tangible.

¿Cuál elegir? Si quieres facilidad, lo mejor es apostar por monederos virtuales o para teléfonos móviles. En cambio, si necesitas una mayor seguridades aconsejable que apuestes por un monedero físico que sea más seguro y menos susceptible de hackeo. También es recomendable seguir una serie de recomendaciones para saber si un monedero Bitcoin es una estafa.

Pagar