Bing, incapaz de hacer sombra a Google

Bing, incapaz de hacer sombra a Google

Redacción

Bing, el buscador creado por Microsoft con el fin de competir con Google sigue sin hacer frente al servicio de la compañía de Mountain View. En los últimos días hemos conocido que Bing está provocando pérdidas económicas a Microsoft a pesar de que su buen funcionamiento.

Nuevos datos sobre la frustrante incursión de los desarrolladores de Windows e Internet Explorer en su afán por acabar con el reinado de Google precisamente donde más destaca: su servicio de búsquedas por Internet. Mientras la estrategia de Google en los últimos años ha pasado por la inmersión en otros servicios donde ya reinan poderosas compañías y en varias ocasiones lo ha hecho con gran acierto, Microsoft no puede decir lo mismo de Bing, su intento de competir con el buscador.

Según el medio estadounidese CNN, en información recogida por Europa Press, Microsoft ha acumulado nada menos que 5.500 millones de dólares (4.020 millones de euros) en pérdidas con su buscador desde junio de 2009. El balance, por tanto, es muy negativo ya que la cuota de mercado conseguida en el sector de los buscadores no ha crecido ni mucho menos como esperaba la compañía.

En concreto ostenta el 14,7%, muy alejado del 64,8% que obtiene Google. Uno de los datos más claros que muestran el escaso daño que ha hecho Bing a Google es que en el momento en el que el buscador de Microsoft hace acto de aparición, Google tenía un porcentaje casi idéntico al actual: un 65%. De este modo, Bing sólo se ha hecho un hueco a costa de otros servicios como los de Yahoo y AOL.

Según diversos analistas, el buscador de Microsoft debería doblar su porcentaje o al menos debería tener una cuota del 25% para empezar a ser rentable. Lo cierto, es que la compañía lo está intentando, y en los últimos tiempos ha optado por ofrecer sus servicios en alianza con otras grandes corporaciones como, por ejemplo, Facebook, cuyo motor de búsqueda y mapas son de Bing. Asimismo, tras el acuerdo en el sector móvil alcanzado con Nokia, los próximos terminales del fabricante nórdico también apostarán por estos servicios.

Lo cierto es que los resultados de Bing son precisos y su sistema de mapas no tiene mucho que envidiar al de Google, pero ni de este modo ha conseguido hacer frente a un buscador cuya hegemonía a día de hoy parece intocable. ¿Qué tendría que hacer Microsoft para plantar cara a Google?