Los televisores capaz de emitir olores, cada vez más cerca

Los televisores capaz de emitir olores, cada vez más cerca

Redacción

Una nueva y llamativa tecnología se prepara para dar el salto a los televisores. Un grupo de científicos japoneses prepara las primeras pantallas para el hogar capaces de emitir olores con el fin de sumergir al espectador con mayor realismo en las escenas que está viendo.

Smelling Screen. Así se denomina el prototipo que preparan desde la Universidad de Tecnología y Agricultura de Tokio y que intenta hacer realidad una vieja idea que pretende añadir más realismo a través del televisor. La particularidad de la nueva tecnología pasa por conseguir ofrecer al espectador el olor de determinadas imágenes desde el punto exacto en el que se encuentra en la pantalla.

Para ello el sistema se apoya en cuatro ventiladores que vendrían acoplados en las respectivas esquinas del televisor. Estos emanarían vapores que se mezclarían con el olor con el que se quiera acompañar las imágenes y se proyectaría hacia el espectador. Hasta el momento han conseguido trasladar un olor por cada esquina de la pantalla aunque los investigadores están trabajando con más cartuchos que permiten mayores posibilidades.

La primera pantalla Smelling Screen ha sido mostrada hace solo unos días en una conferencia en Orlando, Florida, pero su aplicación comercial aún parece lejana. De hecho, como reconoce Haruka Matsukura, líder del proyecto, su objetivo no es lanzarla en un primer momento en los televisores domésticos, sino que se centrarían en pantallas para exponer anuncios y darles así un toque más llamativo así como en paneles para museos en los que se ambientaría mejor al visitante en la obra que está observando.

Si bien la idea no es nueva, los científicos parecen convencidos de llevarla a cabo. En su momento ya se especuló sobre una tecnología similar enfocada a las pantallas de cine para sumergir de lleno a los espectadores en la película. Sin embargo, se trata de un arma de doble filo. Por un lado, puede resultar muy atractivo cuando se trata de olores agradables como, por ejemplo, el de un perfume. Por otro, muchos dudan de la necesidad de contextualizar otras situaciones como una escena ambientada en un aseo o cuando haya basura en la pantalla.

¿Qué os parece esta idea? ¿Tendrían demanda los televisores con esta tecnología?