¿Por qué hacen cola 38.000 personas para conseguir una contraseña en papel?

¿Por qué hacen cola 38.000 personas para conseguir una contraseña en papel?

Claudio Valero

Los hackeos causan estragos en quien los sufren. En caso de usuarios particulares, serán únicamente ellos, sus archivos personales o sus datos los afectados, pero la cosa se pone mucho más sería cuando hablamos de organizaciones o empresas. Estas tienen datos de centenares de personas, por lo que los efectos son mucho mayores. Hoy conocemos el llamativo caso de una universidad alemana en la que hacen cola 38.000 personas para conseguir una contraseña en papel.

Cuando se produce una brecha de seguridad en algún sistema, lo más normal es que sus administradores procedan a restaurar las contraseñas por seguridad. Esto seguro que nos ha pasado a más de uno que hemos recibido un correo pidiendo que cambiemos la contraseña para poder seguir accediendo. Este proceso suele realizarse en la propia web afectada sin más problemas para el usuario.

contraseña router

Colas para nueva contraseña en papel

Sin embargo, en la Justus Liebig University (JLU) de Gießen, una ciudad de Hesse, Alemania, a orillas del río Lahn, 70 km al norte de Fráncfort, están llevando a cabo un proceso nada habitual para resetear las contraseñas de acceso tras sufrir un hackeo. De hecho, más de 38.000 estudiantes y personales de la universidad hacen cola con su documento de identificación para recibir “un trozo de papel” con una nueva contraseña para acceder a sus cuentas de la universidad.

Todo se remonta a la primera semana de diciembre cuando esta universidad fue infectada con malware. No se han dado más detalles sobre el tipo de malware ni sus efectos, pero el departamento de sistemas de la universidad en cuestión ha explicado que fue lo suficientemente grave para “tumbar” toda la infraestructura.

Desde el 8 de diciembre no se puede acceder a la red de la universidad y todos los ordenadores han sido aislados. En los últimos días, los responsables de sistemas han utilizado más de 1.200 pendrives con un antivirus para escanear los ordenadores de la universidad. Este proceso ha sido realizado en dos ocasiones, una la semana pasada y otra esta semana. Esto se debe a una actualización de la solución antivirus durante estos días.

Los ordenadores “limpios” han sido marcados con una pegatina verde y pueden volver a utilizarse para conectarse a las redes de la universidad. Como no podía ser de otra forma, han reseteado las contraseñas de todo el mundo, pero no han enviado un email de recuperación como es habitual.

Citando una requerimientos legales del Deutsches Forschungsnetz (DFN), la red nacional alemana de investigación y educación, han convocado a todo el mundo afectado para recibir su nueva contraseña en papel. Las redes sociales han sido testigo de fotos como la que adjuntados en el tuit anterior.