El modo incógnito de Google Chrome, más seguro en Windows 10 gracias a Microsoft

Software

Microsoft parece haber puesto mayor interés, preocupación y dedicación a la privacidad de los usuarios de su sistema operativo Windows 10. La compañía de Redmond está planeando una serie de cambios en su sistema operativo, que afectarán al nuevo navegador web Edge Chromium, pero que tendrán también su efecto positivo –para los usuarios- en Google Chrome y el resto de navegadores web basados en Chromium. Cambios relacionados con el modo incógnito.

El modo incógnito del navegador web Google Chrome lo utilizamos, efectivamente, para proteger en mayor medida nuestra privacidad. Gracias a este modo podemos navegar por Internet sin que se genere historial de navegación, sin que se guarden cookies –y otros archivos temporales- y pudiendo introducir daos en formularios de todo tipo, que igualmente no se guardarán. Ahora bien, la protección del modo incógnito, sobre la privacidad del usuario, tiene sus limitaciones. Entre otras cosas, porque esta actividad queda almacenada en los servidores de los sites por los que navegamos, y en los del proveedor de servicios de Internet. Por otro lado, el navegador web sigue controlando –por ejemplo- qué escribimos para darnos sugerencias de texto.

Microsoft quiere mejorar el modo incógnito de Google Chrome y su nuevo navegador Edge Chromium con este cambio

Ahora que la compañía de Redmond tiene un navegador web basado en Chromium, Microsoft está participando del desarrollo de este proyecto abierto. Y ya han sugerido un cambio en el código, según el cual Google Chrome y el resto de navegadores web que parten sobre la misma base no podrán rastrear el uso del teclado. Esto aumentaría de forma destacable el cuidado sobre la privacidad de los usuarios aunque, evidentemente, forzaría a que el teclado predictivo no pueda funcionar tanto en escritorio como en dispositivos móviles. De momento, ya se están llevando a cabo las primeras pruebas con este cambio sobre Chromium.

Si finalmente llegase a buen puerto este cambio sobre el comportamiento del modo incógnito, llegaría tanto a Google Chrome como a Edge Chromium y otros navegadores web basados en el mismo código fuente. Tanto en sistemas de escritorio como en dispositivos móviles, aunque arrancando con Windows 10. Es decir, que afectaría a una enorme cantidad de usuarios. Pero, aunque las primeras pruebas parecen satisfactorias, no todas las características que se prueban en Chromium acaban llegando a las versiones estables y finales de los navegadores web basados en este código. La iniciativa de Microsoft, en cualquier caso, demuestra que la compañía de Redmond ha cambiado su política respecto a la privacidad de los usuarios.

Escrito por Carlos González

Fuente > techradar