Detienen a un ladrón de WiFi que entraba en las casas buscando la contraseña

Detienen a un ladrón de WiFi que entraba en las casas buscando la contraseña

Carlos González

El ‘robo de WiFi’ es algo bastante habitual. Acceder a una red inalámbrica de otros es sencillo si no se aplican las medidas de seguridad que corresponden, y aunque detectarlo es sencillo para muchos usuarios pasa inadvertido. Ahora bien, si para conseguir la contraseña de la red WiFi entran en casa, entonces la cosa es bastante diferente. Es lo que le ha ocurrido a una pareja de 60 años en Palo Alto, que se despertó por la noche y encontró que un chico de 17 años había entrado en casa, rompiendo una ventana, solo para conseguir la clave del WiFi.

Podría sonar a excusa, pero el joven de 17 años realmente había entrado en casa de esta pareja buscando la clave del WiFi. Lo había hecho enmascarado y accediendo por una ventana, según han comentado fuentes policiales después de su detención. La pareja se despertó por el ruido que hizo el chico y el hombre se levantó de la cama inmediatamente. El chico, cuando le pillaron, dijo que solo quería usar el WiFi de la pareja; sin embargo, el hombre se enfrentó al intruso y lo empujó por el pasillo hasta la puerta principal para después llamar a la Policía. Cuando llegó la Policía fue arrestado por robo con allanamiento de morada, y con otros cargos.

Ya había tratado de entrar en otras casas, y lo único que buscaba era la contraseña de alguna red WiFi porque ‘estaba sin datos’

Justo la noche anterior ya había tratado de entrar en otra casa. Los propietarios de la misma le vieron merodeando el domicilio, salieron y le dijeron que se marchara de allí, a lo que respondió también que quería usar el WiFi porque ‘estaba sin datos’ en su móvil. En esto, el chaval cogió una bicicleta del patio trasero y se marchó; en la detención del día siguiente, la misma bicicleta que había sido robada para ‘la huida’ fue recuperada. Lo más curioso es que, efectivamente, el chico únicamente quería encontrar una contraseña para conectarse a una red WiFi.

Es el primer caso de este tipo, al menos, que tiene semejante repercusión mediática. Como comentábamos, el robo de WiFi es relativamente habitual. Pero acceder a una casa ajena para encontrar la contraseña no, no es tan habitual. Y menos mal.