Programó una IA para que hablara con 5000 mujeres por él y se casó con una de ellas

Programó una IA para que hablara con 5000 mujeres por él y se casó con una de ellas

Justo Romanos

¿Y si una persona utilizase la IA para simplificar el proceso de buscar pareja? Aunque no te lo creas, alguien lo ha hecho y, no solo le ha ido bien, sino que se ha casado. Ahora este programador cuenta cómo ha sido el proceso para que la IA hable con 5.000 mujeres sin mover casi ni un dedo.

Se llama Aleksandr Zhadan y es un programador de Moscú que decidió usar la inteligencia artificial para algo diferente. Mientras otros la usan para retocar imágenes, reescribir textos o mil cosas más, lo que él tenía en mente era sacarle partido a la hora de buscar pareja. Su objetivo: no tener que interactuar con miles de mujeres y, aún así, encontrar a la ideal.

Modificó ChatGPT

Zhadan se decantó por hacer una modificación a la inteligencia artificial GPT de OpenAI, la cual ya ha quedado más que comprobado que se trata de una de las referencias en el mercado. Tuvo que hacer una serie de cambios importantes y ajustar el comportamiento de la IA para que pudiera enfrentarse al desafío de hablar con 5.000 mujeres candidatas a convertirse en su pareja.

Imagen usuario de twitter
Aleksandr Zhadan
@biblikz
Сделал предложение девушке, с которой ChatGPT общался за меня год. Для этого нейросеть переобщалась с другими 5239 девушками, которых отсеила как ненужных и оставила только одну. Поделюсь, как сделал такую систему, какие были проблемы и что вышло с остальными девушками. Тред https://t.co/fbVO7OmZhF
08 de febrero, 2024 • 19:32

6.7K

3.2K

No es que el plan del programador resultase demasiado romántico, pero tampoco parecía muy interesado en esa parte de la relación. Su misión principal, como decíamos, era no tener que pasar por todo el proceso previo y que la IA se ocupase de ello le parecía genial.

Un plan sin fisuras

La manera en la que Zhadan había programado ChatGPT le permitía mantenerse totalmente en el banquillo mientras la IA se ocupaba de todo. Primero, la IA daba inicio a la conversación con mujeres que podrían encajar en los intereses de su benefactor. Si ellas respondían, se procedía al inicio de un intercambio de mensajes en el que el programador no tenía que hacer absolutamente nada. Las respuestas y todo el progreso de las conversaciones estaba preparado por adelantado y la IA sabía qué tenía que responder y decir en todo momento para continuar adelante con las charlas.

Lo único que tenía que hacer Zhadan en ese punto era, si le apetecía, revisar los registros de las conversaciones y ver cómo eran las mujeres que hablaban con su IA. Mientras tanto, de lo que se ocupaba era de continuar mejorando los prompts y los distintos parámetros y rangos de respuesta que la IA daría a cada una de las mujeres con las que estaba hablando. Su comportamiento tenía que ser totalmente humano y, al mismo tiempo, encajar con la forma en la que él se expresaba en la realidad.

Imagen usuario de twitter
Aleksandr Zhadan
@biblikz
Карина рассказывает о происходящем, зовет путешествовать, много работает с банковскими рисками. Я рассказываю о своём происходящем (кроме проекта с ChatGPT), помогаю, стараюсь радовать. Вместе поддерживаем друг друга. Чтобы дальше складывалось как надо, решил сделать ChatGPT V3 https://t.co/Oo467tdH7s
08 de febrero, 2024 • 19:32

277

42

En algunos casos, aparentemente no muchos, el propio Zhadan podía llegar a participar en encuentros reales para ver si la mujer en cuestión encajaba en lo que estaba buscando. Esto solo ocurría en casos en los que la conversación con la IA ya había avanzado lo suficiente. No obstante, antes de proceder a las citas, había ciertos filtros que el programador aplicaba, como eliminar de la ecuación a las mujeres que aparecían con bebidas alcohólicas en alguna de sus fotografías.

Lo fácil habría sido pensar que, el surrealismo y, en algunos casos, ridículo, del proyecto de Zhadan, habría terminado siendo un fracaso. Pero, como decíamos antes, se ha terminado casando con una de esas mujeres. La historia, que parece más propia de un personaje de The Big Bang Theory, pasa a su siguiente nivel cuando, después de revisar muchos logs, el programador decide ponerse al frente del chat con Karina Vyalshakaeva, una mujer con la que ChatGPT había comenzado a hablar en diciembre de 2022.

Imagen usuario de twitter
Aleksandr Zhadan
@biblikz
Эксперимент с поиском девушки дошёл до запредельного итога, который самому было сложно вспомнить и описать. Понял, насколько же сложно общаться с людьми, поддерживать отношения и вообще все успевать https://t.co/UAQ6QhC4ic
08 de febrero, 2024 • 19:32

388

24

Karina no tenía ni idea de lo que había pasado en realidad y, cuando Zhadan se lo contó, se sorprendió. No obstante, la que ahora es su esposa reconoce que no le molestó porque entiende que el programador puso mucho esfuerzo en crear las prompts, las respuestas y las rutinas de la inteligencia artificial. También menciona que lo que más valora es la relación que ambos tienen en la vida real.

¿Y cómo llega una pareja formada de una manera tan extraña a casarse tan de repente? No hace falta que lo pienses mucho: la “culpa” fue también de ChatGPT. La IA había entendido erróneamente que Karina se quería casar, porque un día la chica dijo “Quiero ir a una boda”. Así que la inteligencia artificial le recomendó en uno de los resúmenes a su creador que sería el momento de proponerle matrimonio a Karina. Zhadan siguió la recomendación de la IA, se lo pidió, dijo que sí, y ahora su aventura es parte de la historia de la inteligencia artificial. El amor en 2024.

Vía > Futurism

¡Sé el primero en comentar!