Razones por las que los servicios de vídeo streaming como Netflix, no son comparables a los de música como Spotify

Software

A lo largo de los últimos años, de un modo u otro nos estamos acostumbrando al consumo de contenidos multimedia vía streaming gracias a las plataformas legales de las que podemos echar mano en la actualidad a través de Internet.

Cuando hablamos de este tipo de plataformas, en realidad nos referimos a servicios de música o vídeo que por regla general nos ofrecen una serie de contenidos previo pago de una suscripción mensual. Al mismo tiempo y correspondientes a estos dos tipos de uso, las dos propuestas más conocidas y usadas en estos momentos sean Spotify y Netflix, propuestas que han tenido una enorme aceptación en todo el mundo.

Es por esta razón por la que en ocasiones se comparan ambos servicios, ya que al menos en un principio, parece que tienen un tipo de funcionamiento similar, sin embargo cabe apuntar que entre ambas modalidades existen varias diferencias, además del tipo de contenido, como es obvio. Y es que se puede decir que los servicios de música bajo demanda tienen diferencias, en términos generales, con los servicios streaming de vídeo, por ejemplo, por el catalogo que pueden ofrecer con respecto a la competencia directa.

Hay que tener en cuenta que en lo que se refiere a los servicios de música, prácticamente carecen de contenidos originales y propios, por lo que aquello que ofrecen unos y otros, es muy similar en la mayoría de los casos. Por el contrario, las plataformas como Netflix, HBO o Amazon Prime Video, desde hace un tiempo pretenden desmarcarse unas de otras creando sus propias películas y series.

netflix-subida

De hecho, estos contenidos originales se están empezando a convertir, con el paso del tiempo, en unos de los principales reclamos para atraer nuevos clientes, o «robárselos» a la competencia.

Las plataformas de vídeo y de música tienen importantes diferencias

Sin embargo, esto es algo casi impensable en las plataformas de música, que se tienen que centrar en otros aspectos para marcar la diferencia. Por tanto, las firmas responsables de los servicios tipo Spotify o Apple Music, entre otras, trabajan para ofrecer un mejor funcionamiento, un mayor número de dispositivos compatibles o, por ejemplo, la primera propuesta cuenta con un modo de uso gratuito pero plagado de publicidad.

Por otro lado, para que nos hagamos una idea, Netflix invierte miles de millones de dólares en producciones propias, todo ello, como no, para seguir creciendo y aumentar los casi 120 millones de suscriptores de los que ya dispone. Asimismo, en el otro extremo del negocio está el otro líder del sector, Spotify que en los últimos tiempos ha duplicado su tecnología e innovación para mantenerse por delante de la competencia como Apple Music.

Así, entre las medidas adoptadas en estos momentos, este servicio de música es capaz de personalizar el contenido para sus usuarios basándose en sus preferencias con más de 40 parámetros que la compañía tiene en cuenta. Al mismo tiempo utilizan algoritmos para anticiparse a las preferencias del usuario basadas en datos demográficos y comportamientos pasados, por ejemplo.

Por todo ello y como podemos ver, las estrategias a seguir por ambas modalidades, no tienen nada que ver las unas con las otras, aunque sin duda su crecimiento en estos momentos es imparable.

Escrito por David Onieva

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • Sergio Alonso Egido

    Para mí como usuario la única diferencia es que casi toda la música esta en casi todas la plataformas de música legal y en series o pelis no lo están en casi todas las plataformas de vídeo legal.
    Resumen: unos 9,95 euros por la música a mucho dinero por todas las series o pelis legales.