Aspectos importantes a tener en cuenta a la hora de elegir una VPN

Redes

Los usuarios de Internet que buscan privacidad y seguridad cada vez tienen más claro que una de las mejores soluciones es decantarse por usar una VPN, todo en un intento por mantener su información personal los más segura posible.

Sin embargo hoy día hay un amplio catálogo de estos servicios, ya que con una simple búsqueda en Internet nos encontraremos con innumerables resultados y opciones. Por lo tanto, cuando se comparan estas plataformas y se elige un proveedor, es muy importante saber exactamente lo que se obtiene en el servicio dado, así como lo que queda fuera. Como se suele decir, “el diablo está en los detalles”, algo que también podemos aplicar en este caso cuando se trata de elegir una VPN, por lo que debemos prestar una especial atención a la letra pequeña.

Por lo tanto lo conveniente es hacer una búsqueda exhaustiva, ya que nos jugamos mucho en el caso de equivocarnos, por lo que os vamos a dar una serie de puntos en los que es importante fijarse antes de decantarnos por alguna de las muchas alternativas existentes.

Número de dispositivos

Casi todos los servicios de VPN pagados incluyen un ancho de banda ilimitado al mes, aquí no suele haber restricciones, sin embargo la mayoría de los proveedores ponen un límite al número de dispositivos que pueden conectarse simultáneamente a su servicio. Y es que hoy día la mayoría de los usuarios disponen de un teléfono inteligente, tableta y PC, incluso algunos hogares con varios miembros de la familia podrían fácilmente exceder una docena de dispositivos. Por lo tanto es importante calcular cuántos de estos vamos a utilizar con la VPN y comprobar cuántas conexiones soporta de manera simultánea.

vpn

Dispositivos no compatibles

Casi todas las VPN admiten un equipo con Windows pero en estos días la gente está utilizando un número cada vez más diverso de plataformas para acceder a Internet, hablamos de los Chromebooks, tablets con iOS, Macs y equipos con Linux, etc, y no todos los proveedores soportan todos estos elementos. Por lo tanto vale la pena asegurarse de que los dispositivos que poseemos están soportados por el servicio VPN en cuestión, aunque es posible que tengamos que buscar un poco en profundidad en el sitio web del proveedor para encontrar esta información.

Así también vale la pena señalar que nos podremos evitar problemas de soporte instalando la VPN directamente en el router, que por defecto dará protección a todos los dispositivos conectados al mismo. Sin embargo, en este caso, debemos asegurarnos de que la plataforma a contratar es compatible con la instalación de este tipo.

Presencia mundial

Uno de los objetivos de una VPN es ser capaz de ocultar nuestros datos de cara al exterior, pero hay veces en las que se utiliza una VPN para proporcionar el anonimato ante un ISP, lo que a menudo se logra con una dirección IP en otro lugar que no sea el país de origen. También a veces, para evitar las restricciones de contenido por geobloqueo, es posible que necesitemos un servidor VPN y una dirección IP en otro país.

También es preferible que un proveedor VPN disponga de más servidores y direcciones IP, ya que es menos probable que esté sobrecargado en determinados momentos y es más probable que pueda encontrar una ubicación de servidor más cercana que proporcione un mejor rendimiento. Por lo tanto, al sopesar los pros y los contras de los servicios VPN, es mejor asegurarse de mirar bien el número de direcciones IP disponibles y tener en cuenta en cuántos países se encuentran.

VPN gratis anonimato

La ubicación

Una VPN está diseñada para proporcionar anonimato cuando estemos conectados a la Red, pero hay que tener en cuenta que los proveedores de estos servicios responderán a las solicitudes legales del gobierno para cualquier registro de la actividad de sus clientes. Por lo tanto estos necesitan considerar el país en el que se basa cualquier servicio VPN y la postura particular de esa nación en temas relacionados con la privacidad. Suiza, por ejemplo, es una excelente ubicación para los servicios VPN seguros, ya que los proveedores situados en ese país no necesitan conservar ningún dato, por lo que no hay nada que entregar llegado el caso.

Interruptor de apagado automatizado

Una VPN es tan buena como el cifrado que proporciona, algo que debe funcionar casi a la perfección y de forma consistente. Desafortunadamente, hay ocasiones en las que una VPN puede fallar, como cuando sufre de una fuga de direcciones IP o si la propia conexión VPN se cae, por lo que los datos pueden continuar siendo enviados sin la encriptación y mostrando nuestra verdadera IP. Los proveedores son conscientes de esto y han desarrollado una solución, una especie de interruptor de apagado. Esto está incorporado en su software, y por ejemplo cuando el «túnel» de la VPN cae y los datos están a punto de ser intercambiados sin cifrar, este se activa para detener el flujo de los datos.

Por lo tanto es importante comprobar la letra pequeña del servicio para estar seguros de que la VPN que vamos a contratar dispone de un interruptor de apagado de este tipo, porque en muchos casos se puede considerar como una característica imprescindible.

Escrito por David Onieva

Fuente > TechRadar