La piratería de libros no afecta a sus ventas, según un estudio

P2P

Uno de los clichés a los que se agarra la industria es en afirmar que la piratería daña muy gravemente su negocio. El problema de esta afirmación es que no tiene en cuenta todas las variables, así como el importante factor de promoción y divulgación que ofrece la piratería a una obra. Un nuevo estudio ha desterrado la idea del lucro cesante.

La piratería de los libros no afecta a sus ventas en el mercado

Y es que, aunque puede que realmente se pierdan algunas ventas por la piratería, con ella también se gana un público mucho más grande que puede comprar otros productos, como futuras entregas de películas o libros, así como merchandising o acudir a conciertos. Hay que recordar que los usuarios a los que se les suele llamar despectivamente “piratas” son al fin y al cabo consumidores potenciales, y quienes más piratean son los que más interés tienen en consumir productos. En cuanto, se dan alternativas legales y asequibles, la piratería baja.

Por ello, se ha realizado un estudio en Polonia para comprobar la veracidad de las informaciones de que la piratería afecta gravemente a la industria. En concreto, este estudio hace referencia a la piratería en los libros, los cuales se buscan con frecuencia en la red en formatos como PDF o ePUB, y que son fácilmente utilizables en libros electrónicos, ordenadores o aplicaciones para móviles.

pirateria-libros

Los investigadores analizaron para el estudio las ventas de 240 libros de 10 editoriales (las cuales les ofrecieron los datos de ventas) de las 70 a las que se le pidieron los datos. Los libros estaban disponibles a la venta en formato digital, y los propios investigadores los dividieron en dos grupos: 120 libros los pusieron para que se pudieran encontrar relativamente fácil para ser pirateados, y los otros 120 libros los retiraron de la red mediante reclamaciones por derechos de autor, haciendo muy difícil encontrarlos.

Las ventas ni se inmutaron

¿El resultado? Las ventas de ambos bloques fueron prácticamente idénticas. Los libros que gozaban de buenas ventas seguían vendiendo bien, mientras que los que vendían mal siguieron con malas cifras. Con esto, se demuestra que el hecho de que un libro se pueda encontrar con relativa facilidad en la red no afecta a sus ventas, aunque también puede haber otras causas como que los usuarios compartan estos enlaces en redes P2P o redes sociales más cerradas (como grupos de Facebook o de Telegram) sobre las que las autoridades no pueden hacer nada. Aún así, la descarga directa y el streaming es responsable de la mayor parte de la piratería, así que su efecto es bastante notable.

El estudio, del que sólo se conocen de momento sus conclusiones, ya que no ha sido publicado todavía en su totalidad, demuestra que la piratería el único efecto que tiene es el de dar a conocer mejor una determinada obra. Honra bastante a las editoriales el haber sido transparentes y haber cedido los datos a los investigadores. Hacer algo similar con la industria musical o cinematográfica sería prácticamente imposible; primero por la cantidad de sitios donde se pueden encontrar canciones o películas, y segundo por propio desinterés de la industria audiovisual.

Escrito por Alberto García

Fuente > Publishing Perspectives