Los libros electrónicos seguirán teniendo un IVA del 21%, al menos de momento

Actualidad

Nuevo varapalo de la Unión Europea en contra de favorecer el consumo electrónico de cultura. Los ministros de Economía y Finanzas no llegaron a un acuerdo el pasado viernes para aprobar una norma que permitiera aplicar un IVA reducido a libros electrónicos, el cual sí se aplica a los libros físicos.

La Unión Europea no logra un acuerdo para gravar los libros electrónicos de la misma manera que los físicos

El principal culpable, y que es quien más se ha estado oponiendo a la medida, ha sido la República Checa, que no quiere que se iguale el IVA de publicaciones físicas con las digitales. Si no fuera por su oposición, el IVA se habría reducido para los libros electrónicos. Este gravamen se sitúa tan elevado para los libros electrónicos para evitar que destrocen en ventas a los físicos. Así, un libro electrónico puede llegar a costar en algunas ocasiones más incluso que el físico, aunque no tenga ningún coste de distribución asociado.

libro-electronico-ebook

La Unión Europea está apostando fuertemente por el contenido digital unificado a lo largo y ancho de todo su territorio. Además del fin del roaming el pasado 15 de junio, los ciudadanos de la UE pueden también utilizar su suscripción a plataformas de streaming como Netflix por toda la Unión. Por ello, Luis de Guindos ha afirmado que esta decisión es muy desafortunada y que no es lo que necesita España en estos momentos. España implantaría la medida de manera inmediata en el caso de que se apruebe en algún momento la medida.

Todavía se puede convencer a la República Checa para que cambie de idea el mes que viene

Aunque la decisión actual es firme, los ministros se volverán a reunir en julio para abordar nuevamente el tema, y la decisión que se tome podría ser diferente a la que se ha tomado hoy si se consigue convencer a la República Checa, ya que es necesaria unanimidad antes de poder proceder con la decisión. La Comisión Europea aprobó las normas que permitirían realizar el cambio, pero éstas han de ser ratificadas por todos los Estados Miembros antes de poder ser aplicadas.

En el caso de que se aprobase la medida, los libros electrónicos pasarían a tener un IVA reducido del 4%, reduciendo significativamente su precio, y en algunos casos, siendo inferior al de sus versiones físicas. Actualmente, los libros electrónicos tienen un IVA del 21% en España, y un tipo mínimo estándar del 15% en el resto de la Unión. Este gravamen afecta a las publicaciones digitales como libros electrónicos (ebooks), revistas y periódicos. Actualmente, los libros digitales suponen entre el 5 y el 15% del total de ventas de libros en España.

Escrito por Alberto García

Fuente > Eldiario.es

Continúa leyendo
  • wingilot

    Lamentable, los libros son libros, ya sean físicos o electrónicos y como son exactamente lo mismo han de tener exactamente el mismo tipo de IVA. Y ojo, que hablo de los libros, no de los lectores de libros a los que si considero como un aparato electrónico susceptible del 21% de IVA.

    Y obviamente el precio de los libros electrónicos ha de ser considerablemente inferior al de los libros físicos. Lo que no tiene sentido es que si te ahorras los costes de materias primas (papel y cartón), impresión, encuadernación, almacenamiento, distribución y beneficio del vendedor final (librero, centro comercial) el precio deba ser el mismo que el de la edición digital que solo se pagan costes de servidor, y son muy inferiores a todos los ya comentados.

    Lo mismo que aplica a libros, también aplica a juegos y películas. Me parece ridículo ver un juego digital más caro que el mismo en versión física en la tienda.

  • Cayetana Espino

    Europa comete un error al no favorecer, y poder impedimentos, a que los libros electrónicos sigan teniendo una IVA tan alto. Creo muy necesario que para poder favorecer la cultura y la educación productos como estos no deberían tener un IVA tan elevado (o incluso sería necesario eliminar el IVA).