Cruce de acusaciones entre R y Vodafone por la incidencia masiva de la operadora gallega

La operadora gallega R se disculpaba en la mañana del 24 de diciembre por la incidencia masiva en sus servicios de telefonía móvil, que provocó la imposibilidad de hacer y recibir llamadas, así como de utilizar los servicios de Internet. Desde primera hora del día 23 de diciembre es cuando arrancaron las protestas de sus usuarios por los problemas sobre las líneas móviles, y horas después, en torno a las 17:15 horas, aseguraban que el problema estaba identificado y en manos del departamento técnico, pero no daban explicación alguna. Ha llegado ahora, y en forma de acusación contra Vodafone.

Los usuarios de R mostraron su descontento desde el minuto cero tras conocer la operación de compra por parte de Euskaltel, y la consecuencia clave: el paso a la red de Orange en sus servicios de telefonía móvil. La guinda en esta polémica llegó el 23 de diciembre, a primera hora de la mañana, con una incidencia masiva que dejaba a sus usuarios sin servicios de voz y datos en las líneas móviles. Como adelantábamos, la incidencia se detectó desde primera hora de la mañana, y por la tarde la gallega decía tener identificado el problema sin explicar en este mismo comunicado cuál fue el problema. La explicación ha llegado más tarde, con la acusación contra Vodafone porque, según ellos, la británica habría provocado un ‘colapso por envío masivo de SMS a sus clientes’. ¿Tiene algún sentido? Vodafone dice que no.

Vodafone invita a R a retirar su acusación , ‘injustificada e irresponsable’. Los usuarios ya experimentaban problemas desde la migración a la red de Orange.

incidencia r

R escurre el bulto: Vodafone colapsó su servicio con un envío masivo de SMS a sus clientes

R dice haber comuniado los hechos a las autoridades competentes –sin señalar un quién en concreto-, y Vodafone ha respondido rápidamente. Desde la compañía británica que prestó su red a la gallega hasta su migración a la infraestructura de Orange señalan que son acusaciones injustificadas e irresponsables. Desde Vodafone han hecho su propia investigación al respecto y explican que ‘los mensajes cursados no son significativos en la gestión de una red con el volumen de clientes de R’, ni por cantidad de peticiones totales en el tiempo, ni por intercambio de datos. Invitan a R a que reconsidere su acusación y la retire inmediatamente, en tanto que desde Vodafone han comprobado que este no fue el problema.

Mientras, a los usuarios hay puntualizaciones que no les terminan de convencer. Si es verdad ¿por qué no lo dijo R cuando ‘detectó el origen de su incidencia masiva’, tal y como comunicaban en un tuit a las 17:15 horas del 23 de diciembre? Y siguiendo con la misma duda sobre las acusaciones contra Vodafone ¿implica una ‘saturación de la red’ la re configuración de la conexión? Porque después de la incidencia masiva, los usuarios de la operadora gallega han tenido que configurar la conexión con su red móvil. Estas son las dudas que plantean algunos de sus afectados en redes sociales, ya con problemas desde la migración a Orange en sus primeros días.