Cargar un coche eléctrico inalámbricamente ya no es un sueño

Cargar un coche eléctrico inalámbricamente ya no es un sueño

Alberto García

Los coches eléctricos están llamados a ser el transporte del futuro. Actualmente, la empresa que más está potenciando este tipo de movilidad sin emisión directa de gases contaminantes es Tesla, que además está desarrollando un sistema de conducción autónomo. La única pega del coche eléctrico en la actualidad es que no tiene tanta autonomía como uno de explosión.

Al no tener tanta autonomía, los coches eléctricos de Tesla necesitan ser recargados cada alrededor de 300-350 kilómetros, que es la autonomía que tienen sus modelos en la actualidad. Para cargarlos, existe la opción de utilizar los llamados Supercargadores de Tesla, que permiten cargar el 80% de la batería en 40 minutos, y el 100% en 75 minutos, y de manera totalmente gratuita.

tesla-s-charger

También está la opción de cargarlos con cargadores convencionales, gratuitos también, disponibles en diversas gasolineras (en España hay pocos), que tardan unas 2-3 horas en realizar una carga completa. Por último, también podemos cargarlo en casa.

Carga inalámbrica gracias a Evatran

La empresa Evatran quiere que estas cargas sean mucho más sencillas y cómodas para el usuario. En la actualidad hay que enchufar el coche al punto de carga, que, si bien no es un gran impedimento, sí que sería mucho más cómodo aparcar el coche y que se cargara solo.

Para ello, han desarrollado un cargador inalámbrico, el cual consta de dos partes. La primera es una plataforma que va conectada a la corriente y se pone en el suelo, o se puede incluso integrar en él, tanto en interior como exterior. La segunda es un módulo que se acopla al Tesla, el cuál no invalida la garantía. Si Evatran daña algo en el coche, lo cubren gracias a los 3 años de garantía que ofrecen.

Este sistema, que cuesta 2.440 dólares, permite cargar el coche a razón del equivalente a 7.2 KW por cada hora que esté enchufado, consiguiendo 36 kilómetros de autonomía por cada hora que esté enchufado, lo que significa que harían falta unas 10 horas para conseguir una carga completa. El sistema es práctico para dejar el coche cargando por la noche en casa, o aparcado en el trabajo.

De momento, el sistema funciona con los Tesla Model S de tracción trasera, y empezará a estar disponible para más modelos de Tesla a lo largo del año. De momento, ya están empezando a instalar estos sistemas para aquellos que lo reservaron cuando fue anunciado.

En el futuro, probablemente veamos cargadores magnéticos automatizados como el que estaba diseñando la propia Tesla, aunque eso no es nada más que un prototipo de momento.

Quizá te interese…

Tesla Autopilot 2.0: más cerca del coche autónomo

Los tejados solares ya son una realidad gracias a Tesla y SolarCity

No todo iba a ser malo en el piloto semi-automático de Tesla, también salva vidas