Uber no logra remontar el vuelo ni siquiera en Alemania

Motor

La controversia creada por la empresa Uber en muchos países del mundo ya no se le escapa a nadie, pero es que a pesar de los esfuerzos de la compañía, las trabas tanto sociales como legales que está encontrando no permiten que levante cabeza.

Hace tres días Uber anunció alegremente una asociación con la capital lituana de Vilna para lanzar un servicio de viajes en esta ciudad, que cuenta con más de 530.000 habitantes. La compañía con frecuencia promociona este tipo de acuerdos para mostrar su creciente aceptación por parte de los reguladores y gobiernos de las ciudades. Sin embargo y en contrapunto, Uber acaba de anunciar, debido a las complejas regulaciones vigentes, la retirada de sus servicios de tres ciudades alemanas: Hamburgo, con una población de 1,7 millones, Frankfurt con 687.000 y Düsseldorf con 593.000. Este anuncio ha llegado casi nueve meses después de que un juez de Frankfurt decidiese que los conductores de Uber necesitaban obtener los mismos permisos que los conductores de taxis convencionales.

Destacado: Los taxistas siguen su cruzada anti-Uber por Europa

Sabemos que esto será decepcionante para los conductores y clientes en estas tres ciudades“, afirman desde la compañía. Desde esa sentencia Uber ha restringido sus servicios a los conductores con los permisos correspondientes, pero sin embargo se ha encontrado con una escasez de oferta de los mismos que utilizasen su plataforma pero pagando los honorarios del gobierno para las licencias.

Desde la propia compañía dijeron que pagarían los precios, de 100 a 200 euros, para la licencia así como la cuota que oscilaba entre 150 y 200 euros para disponer de un permiso de la Cámara de Comercio del país. Pero al parecer esta medida tampoco ha funcionado, por lo que Uber tan sólo funcionará en Berlín y Munich en lo que se refiere al país germano.

uber conductores

Uber dice que este retiro es sólo temporal, afirmando Christian Freese, director general de Uber en Alemania, que “un montón de gente en Alemania quiere tan solo presionar un botón de su teléfono y obtener un viaje seguro y asequible con Uber, sin embargo nos hemos encontrado con una serie de requisitos, incluso para servicios autorizados, muy complejos”. Uber es una compañía es cada vez más popular en Munich y Berlín, por lo que que hemos decidido concentrar nuestros esfuerzos allí y suspender nuestras operaciones en Frankfurt, Düsseldorf y Hamburgo. Con todo y con ello Uber sigue comprometida con la expansión de sus servicios en Alemania, por lo que continuará con su compromiso y el diálogo con políticos y reguladores.

Hay que tener en cuenta que en Francia dos ejecutivos de Uber fueron arrestados tras una huelga nacional de los taxistas de ese país, un juez de Milán ordenó la suspensión de Uber en Italia por competencia desleal, y además la empresa suspendió su servicio en España después de que un juez dictaminase que Uber no cumplía las leyes.

Quizá también te interese:

BlaBlaCar sigue los pasos de Uber y tendrá que vérselas ante la justicia

¿Es el coche autónomo la solución para Uber? Un pedido de 500.000 vehículos dice que sí

Escrito por David Onieva

Fuente > The Verge