Empieza la carrera espacial entre empresas privada ¿la ganará Google?

Escrito por David Valero
Ciencia

Hace décadas, Estados Unidos y la Unión Soviética comenzaron un frenético reto para conseguir ir batiendo registros más allá de las fronteras de nuestro planeta. Todo desembocó en la llegada a la Luna y desde entonces la exploración espacial ha vivido sus momentos de altibajos lastrada principalmente por una falta de interés e inversión desde las potencias mundiales. Pero ahora, empresas del sector privado apuestan por desarrollar proyectos que les permitan alcanzar nuevas metas tecnológicas y amplíen los horizontes del ser humano. Así empieza la nueva carrera espacial.

Existen en la actualidad muchos proyectos aeroespaciales que tratan de convertirse en una referencia en esta compleja industria, y muchos de ellos tienen detrás el apoyo de grandes corporaciones como Tesla o la propia Alphabet, con su proyecto Google Lunar XPRIZE en el que participan universidades de medio mundo. Este desafío pretende reconquistar la Luna más de 40 años después de que lo hiciera la NASA, y se lo ha tomado muy en serio ya que ofrece al ganador un premio de 30 millones de dólares.

Google quiere que en 2017 se vuelva a conquistar La Luna

Y todo apunta a que el aterrizaje en la Luna está ya muy próximo debido a un proyecto nacido en Israel a manos de los investigadores de Team SpaceIL que han diseñado el transbordador SpaceX Falcon 9, cuyos sensores de navegación le permitirán dirigirse sin contratiempos a la superficie de la Luna allá a finales del año 2017. No obstante, este hecho ha hecho que los restantes 15 participantes de Google Lunar XPRIZE se lo tomen en serio a la hora de acelerar el desarrollo de sus propios proyectos antes de finales de 2016.

google lunar xprize

El hito de SpaceX Falcon 9 tiene especial relevancia ya que salvo los vuelos orbitales de la compañía Virgin, ninguna empresa privada había planteado un proyecto espacial anteriormente y esta vez puede convertirse en la primera misión con financiación privada que llegue a La Luna. Hasta ahora, solo Estados Unidos, Rusia y China han podido llegar a nuestro satélite, dando prueba de la dificultad del reto que tienen por delante, pero desde luego no parece ser algo que asuste a empresas de la talla y el potencial económico de Google.

En estos casi dos años que quedan por delante, los chicos de SpaceIL tendrán tiempo de pulir los sistemas implementados en la nave para descender sobre la superficie de la Luna ya que la baja gravedad unida a la ausencia de atmósfera complican el aterrizaje y los motores de del SpaceX tendrán que ser calibrados de forma muy precisa.

¿Creéis que la exploración espacial va a convertirse en la obsesión de las grandes empresas?

Quizá te interese…

Moonspike, el proyecto para enviar un cohete a la luna busca financiación en Kickstarter

4.600 satélites orbitando para dar Internet a todo el mundo, el proyecto de Samsung

Esto es Alphabet, la nueva Google

Fuente > Google

Continúa leyendo
Comentarios
1 comentario
  1. Aegis 07 Oct, 15 2:59 pm

    Pues si realmente se “pican” las empresas grandes con esto se van a ver grandes avances porque los grupos investigando se van a disparar bajo una nueva financiación enorme y privada.