Telefónica y Vodafone se alían para controlar la eliminación de las tarjetas SIM

Telefónica iba muy en serio cuando a través de su presidente, César Alierta, comunicaba su intención de comenzar a plantar batalla a algunos servicios OTT (Over-the-top) que se aprovechaban de las infraestructuras de telecomunicaciones para ofrecer sus servicios a costa de las operadoras. Telefónica y Vodafone, junto a otras grandes compañías del sector, quieren crear un nuevo estándar de SIM virtual (eSIM) con el que plantar cara a iniciativas de empresas como Google o Apple.

Parece que las principales operadoras de telecomunicaciones han decidido pasar a la acción. Según informa el diario Expansión, un grupo de telecos lideradas por Telefónica, Vodafone y Deutsche Telekom, han decidido comenzar una iniciativa para evitar una posible fuga de clientes de telefonía móvil que optasen por servicios de telefonía virtuales. Hace poco os hablamos de algunas opciones que empezaban a aparecer en el mercado para no tener que recurrir a una tarjeta SIM convencional y no estar por tanto limitados a pasar por las limitaciones de una única operadora.

eSIM

El acuerdo se anuncia hoy aprovechando la ocasión perfecta que brinda el Mobile World Congress que se celebra en Barcelona, un escaparate ideal para anunciar esta iniciativa de GSMA, la patronal de operadores de telecomunicaciones, que ven su negocio en jaque con estas nueva tecnologías de SIM virtual que plantean algunas compañías, y  sobre el que las grandes operadoras quieren jugar un papel protagonista . Con el nuevo proyecto se pretende crear un estándar de eSIM interoperable común para todos, con el objetivo de desarrollar una tarjeta virtual de forma que se siga teniendo control sobre el servicio a los clientes.

Telefonica

Las operadoras temen un vuelco en el mercado de telefonía móvil

Existe por parte de la industria un considerable temor al auge de servicios de telefonía virtuales ofrecidos gracias a la tecnología que los desarrolladores de los principales sistemas operativos móviles (Google con Android y Apple con iOS), están comenzando a implementar en su software. Pero

La tarjeta SIM física parece un elemento que cada día está más condenado a la desaparición tal y como lo conocemos, y un futuro con las nuevas eSIM está a la vuelta de la esquina. Tras varias décadas de uso, y habiendo pasado por diversos formatos que han ido encogiendo significativamente su tamaño, las tarjetas SIM aún tienen un propósito elemental, como es el de identificar a los usuarios de telefonía móvil frente a su compañía para acceder al servicio contratado. Desde hace tiempo se viene especulando con la idea de que los fabricantes lancen un teléfono en el que se prescinda de la tarjeta SIM, algo que cada día está un paso más cerca.