España acelera su velocidad de conexión a Internet pero aún debe mejorar

Akamai ha presentado, como viene siendo habitual, los datos de su último informe trimestral.  Los datos de velocidades de conexión y adopción de nuevas tecnologías nos dejan detalles sobre las condiciones de las redes y tecnologías de acceso a Internet en nuestro país. Destaca el dato referente a la velocidad de conexión media, que se sitúa en 7,8 Mbps, creciendo un 12% en un año.

España sigue lejos de países asiáticos como Corea del Sur, Japón o Singapur en términos de velocidades de conexión a Internet desde redes fijas o móviles. De hecho, en los últimos números publicados en el Informe del tercer trimestre sobre el Estado de Internet que elabora periódicamente Akamai, se observa que la velocidad de conexión media en nuestro país se ha situado en  7,8 Mbps una cifra que contrasta con los 8 Mbps que se obtuvieron en el estudio elaborado en el segundo trimestre. Pero aún así, asistimos a una considerable mejora de España en esta área con respecto al año anterior, ya que el incremento anual de este dato es del 12%.

En cuanto a la velocidad media pico, en los últimos datos se obtuvo una velocidad de conexión pico de 36,2 Mbps, lo que nos da un incremento anual del 34% y muestra que las tecnologías de banda ancha a alta velocidad son el camino a seguir. Un punto en el que también avanzamos aunque a un ritmo todavía inferior al deseado es en el del número de conexiones realizadas a una velocidad superior a 4 Mbps que ha pasado del 75% en el período anterior, al 76% en el tercer trimestre de 2014. Si nos situamos en el escalafón siguiente, donde se analizan velocidades de conexión superiores a 10 Mbps, el incremento anual observado ya es del 38%, debido a que se registraron un 19% del total de conexiones, con esas velocidades.

En cuanto a las redes móviles, la velocidad media mejoró ligeramente la cifra anterior y se sitúo en 5,2 Mpbs, con una velocidad media pico de 31,2 Mbps, teniendo el 51% de las conexiones realizadas desde dispositivos móviles, una velocidad superior a 4 Mbps. No obstante, el camino para estar en la élite aún se antoja largo y complicado.

Datos 3T

Hacia un Internet más rápido

Si en los siguientes periodos queremos obtener unos datos mejores, deberán darse varias circunstancias. Por un lado, el marco normativo y legal al respecto del sector de las telecomunicaciones debe favorecer la implantación de más redes de tecnologías de banda ancha de muy alta velocidad, como puede verse con el auge que está teniendo la fibra óptica.  Ello hará que poco a poco, la renovación de estos servicios vaya dejando atrás a las tecnologías de conexión más obsoletas y lentas.

Pero  para todo ello debe contar con el apoyo de las propias operadoras de telecomunicaciones, que tienen que ajustar su oferta a la realidad de los ciudadanos del país y adecuar sus tarifas y servicios a un justo equilibrio entre lo ofrecido y lo pagado será clave para que cada vez más ciudadanos disfruten de la mejor velocidad en internet.