¿Internet te va lento? Cómo optimizar su velocidad en Windows 10

Carlos González

La velocidad de Internet estará limitada siempre por la infraestructura. Es decir, nunca vamos a poder navegar más rápido que la velocidad contratada con el operador; ahora bien, sí es posible que estemos perdiendo velocidad en algún punto, y uno de ellos es a nivel del propio ordenador. El sistema operativo Windows 10, por diversos motivos, puede estar provocando que Internet funcione más lento de lo deseable y de lo que debería. Te explicamos cómo conseguir que Internet funcione más rápido en Windows 10 resolviendo los problemas más habituales.

Los ‘trucos’ y procedimientos que llevaremos a cabo a lo largo de este artículo, en ningún caso permitirán que superemos la velocidad de Internet contratada con el operador. Y tampoco supondrán cambio alguno sobre la instalación de red a nivel doméstico o ajeno al domicilio. Lo que sí pueden eliminar son los problemas de conexión generados por el propio sistema operativo. Es decir, que nos ayudarán a eliminar las limitaciones que Windows 10, por unos y otros motivos, pueda estar aplicando sobre la velocidad de conexión a Internet.

Problemas en el router

Una de las razones más frecuentes por las que tu velocidad de navegación sea todo lo bueno que te gustaría, o la que te permite tu proveedor de internet, pueden ser los problemas con el router. Esto puede deberse a que este no está diseñado para la velocidad de navegación contratada, algo que no suele suceder a menos que compres uno y no te hayas fijado en este aspecto.

Sin embargo, lo más frecuente es que su ubicación no sea del todo buena, que haya algo que le interfiera o que otra persona se haya conectado a tu conexión y no seas consciente de ello. En este último caso, además de quitarle acceso a internet te recomendamos que cambies la contraseña de acceso. Conoce cuáles suelen ser los principales problemas relacionados con el router y cómo solucionarlos.

problemas con el router

Reiniciar y reubicar el router

Si de buenas a primeras nos encontramos con que nuestra velocidad a Internet es muy inferior a lo que estamos acostumbrados, puede que tengamos algún problema con nuestra red. En este caso, antes de probar más cosas, lo normal es reiniciar nuestro router y comprobar si una vez que se inicia nuevamente la velocidad de conexión vuelve a la normalidad.

Además, si es únicamente en la conexión inalámbrica que nos ofrece nuestro dispositivo, es posible que la banda esté saturada. Más que nada, porque dependiendo de a qué conexión estemos conectando los diferentes aparatos de casa, puede que hayas colapsado esa banda. Por tanto, lo ideal será reiniciar el router, además de conectar dispositivos a la red 2,4 GHz o 5GHz.

Si no es así, entonces podemos seguir probando con las siguientes recomendaciones. Si recientemente hemos cambiado el router de ubicación o próximo a nuestro router hemos instalado algún otro aparato electrónico con el que pueda tener algún tipo de interferencias, entonces debemos reubicarlos de tal forma que no afecte al rendimiento de nuestra conexión.

Elegir un canal que no esté saturado

Como os decíamos anteriormente, el canal que estamos utilizando podría estar saturado por diferentes razones. Por ejemplo, si vivimos en una comunidad grande de vecinos y hay muchas WiFi cercanas, puede que nuestra señal se vea afectada. Esto es debido a que los routers inalámbricos operan en unos canales y puede que algunos estén más saturados que otros.

En este caso, podemos probar a cambiar de canal para ver si la velocidad de nuestra conexión a Internet mejora con este cambio. Para ello, existen herramientas que nos pueden ayudar a comprobar qué canales son los que están más liberados, como es el caso de WiFi Analyzer. De esta forma, podremos saber qué canal elegir en la configuración de nuestro router.

Además, únicamente tenemos que dar a Obtener en la Microsoft Store y empezar a utilizarlo. Podrás ver las redes que interfieren en tu conexión y mucho más debido a las funciones que tiene y que te pueden ayudar a mejorar la velocidad de tu conexión más allá de esta. Te será suficiente con la versión gratuita para esto, aunque debes saber que tiene una versión Pro que aumenta sus prestaciones y ventajas.

Comprueba si alguien te está robando la WiFi

Es posible que alguien haya conseguido conectarse a nuestra WiFi y esté acaparando buena parte de nuestro ancho de banda. Hay una manera bastante sencilla de saber si alguien está conectado a nuestra red, basta con desconectar todos nuestros dispositivos de nuestra WiFi y comprobar si las luces de nuestro router parpadean indicando que hay actividad.

Ahora bien, también podemos echar mano de alguna aplicación de terceros como Wireless Network Watcher. Se trata de un software gratuito capaz de escanear nuestra conexión y mostrar todos los dispositivos conectados a ella. Si encontramos alguno que no es nuestro, esto quiere decir que hay alguien más que está usando nuestra conexión y que, por lo tanto, puede estar haciendo que se reduzca la velocidad de Internet.

Elimina el límite de ancho de banda en Windows 10

En la pantalla principal del sistema operativo, en la parte inferior, usa el buscador de la barra de tareas –al lado del botón de Inicio- para introducir el comando gpedit.msc, y presiona Enter o selecciona ‘Editar directiva de grupo’ que debería ser el primer resultado de tal búsqueda. Se abrirá una ventana. En la barra lateral izquierda tendremos que localizar el apartado de Configuración del equipo y, desde aquí, localizaremos el apartado de Plantillas administrativas para, a continuación, acceder a Red. Después tendremos que ir a Programador de paquetes Qos y, a continuación, a Limitar ancho de banda reservable.

Si aparece como ‘No configurado’, que es su ajuste por defecto, en principio no debería estar aplicándose ningún tipo de restricción sobre la velocidad de conexión a Internet del ordenador con sistema operativo Windows 10. No obstante, para asegurarnos de ello, y de que conseguimos exprimir la conexión a Internet al máximo, logrando la velocidad máxima, entonces clicaremos sobre la opción para que se abra una nueva ventana. En esta nueva ventana seleccionaremos la opción ‘Habilitada’ y debajo, en el apartado de Opciones, tendremos que cambiar el valor de ‘Límite de ancho de banda (%)’ de 80 a cero. Solo nos quedará pulsar sobre aplicar y ya podremos salir de aquí.

Problemas en el ordenador

Otro de los aspectos que puede afectar a la velocidad Internet del dispositivo que tengas en casa son los problemas relacionados con tu propio ordenador. Por eso, te comentamos algunas de las comprobaciones que debes hacer para optimizar la velocidad y solucionar problema relacionados con este si se relacionan con aspectos de tu ordenador.

Por supuesto, también es bueno que tengas tu sistema operativo actualizado y cuentes con un buen antivirus activado para evitar problemas de seguridad que puedan afectar a tu conexión. En cualquier caso, os diremos cada uno de los métodos que tendremos que probar para que podamos solucionar los posibles fallos en el PC que estén haciendo que no disfrutemos al 100% de la velocidad de Internet que tenemos contratada en casa.

Vacía la memoria caché de DNS

Los servidores DNS son los que se encargan de resolver los nombres de dominio. Es decir, que cuando tú pones una dirección URL en la barra de navegación de tu navegador web, un servidor DNS ‘interpreta’ esta información y la relaciona con la dirección IP del servidor asociado, de tal modo que podamos ver páginas web con normalidad. En todo esto, el sistema operativo Windows 10 –y versiones anteriores también- hace un volcado de la información de resolución DNS y la almacena de forma local en una memoria caché, con la intención de reducir los tiempos de carga de las páginas web que ya hayamos visitado anteriormente.

¿Cuál es el problema? Que, en ciertas ocasiones, esta información volcada en la memoria caché del sistema puede ser incorrecta, porque se haya producido algún cambio de cualquier tipo en las páginas web que visitamos. Si esto ocurre, una entrada incorrecta puede provocar que el tiempo de carga sea mayor del normal y que, por tanto, tengamos la sensación de que la velocidad de conexión a Internet es más lenta de lo que debiera. Por eso, cuando estemos experimentando lentitud, es recomendable hacer un vaciado de la caché DNS de forma manual.

Lo haremos desde la pantalla principal del sistema operativo, en la barra de tareas en la parte inferior, usando el buscador al lado del botón de Inicio para abrir Símbolo del Sistema con clic derecho, para ‘Ejecutar como administrador’. Una vez abierta la consola de comandos, sencillamente tendremos que escribir el comando ipconfig /flushdns y pulsar sobre Enter para que, de forma directa, se vacíe la caché DNS. Hecho esto, es posible que algunos de nuestros problemas de conexión se hayan resuelto.

Limpia la carpeta TEMP del sistema

La carpeta de archivos temporales del sistema se debería de limpiar cada cierto tiempo, de forma automática, para evitar problemas. Sin embargo, hay ocasiones en las que esta carpeta no se vacía con la suficiente frecuencia y el ordenador empieza a mostrar signos evidentes como, por ejemplo, una experiencia de navegación por Internet más lenta de lo normal. No obstante, podemos vaciar esta carpeta de forma temporal para asegurarnos de que el rendimiento del ordenador sea óptimo.

Para localizar esta carpeta arrancaremos en la pantalla principal del sistema operativo. En la barra de tareas, en la parte inferior, al lado del botón de Inicio, usaremos el cuadro de búsqueda para introducir %TEMP%, y seleccionaremos el primer resultado que aparece exactamente con este mismo nombre. Lo siguiente será tan sencillo como abrirse una carpeta típica, con el explorador de archivos del sistema. Y dentro de ella encontraremos todos los archivos temporales que, por un motivo u otro, ha generado el ordenador.

Deberíamos proceder con precaución si no sabemos a qué programa o función corresponden los archivos temporales con que nos vamos a encontrar. Sea como fuere, una limpieza a fondo de esta carpeta y los archivos en su interior puede ayudar, y mucho, a que el sistema operativo de nuestro ordenador vuelva a funcionar con el rendimiento que debería. Algo que, aunque de forma indirecta, también afecta a la velocidad de navegación por Internet de Windows 10.

Verifica que no hay malware

Uno de los motivos más frecuentes por los que tu conexión se podría estar ralentizando en el ordenador Windows 10 es debido a un malware en el sistema. Si tu ordenador ha sido infectado con algún tipo de virus o amenaza, lo más probable es que no funcione como de costumbre y que tu conexión sea más lenta. Muchas veces no lo notaremos hasta que veamos que, de un día para otro, el sistema del PC no responde todo lo rápido que lo hacía anteriormente. En esos casos, lo más probable es que no sea del uso y del paso del tiempo, sino que es culpa de un virus que ha infectado a tu equipo.

Además, pueden acceder a ordenador de diferentes formas, lo que se traduce en un mal funcionamiento, robo de información privada o datos confidenciales. También, como decíamos, puede provocar que tu conexión a Internet sea mucho más inestable. Por suerte, existe una manera de acabar con este gran problema que puede afectarnos en cualquier momento.

Para solucionar este problema, lo principal es contar con un buen antivirus que mantenga a tu equipo libre de daños y posibles amenazadas. Es la mejor forma de detectar la entrada de malware en tu ordenador y eliminarlo rápidamente, en el caso de que cuentes con alguno. De esta forma tu ordenador siempre estará protegido y evitarás problemas en su correcto funcionamiento, como es el caso de la conexión a Internet.

Drivers de la tarjeta

Otro de los problemas más comunes que pueden causar inestabilidad en tu conexión a Internet (y provocar que vaya mucho más lento en Windows 10) es tener desactualizada la tarjeta de red. Por ello, lo idóneo es que siempre cuentes con los últimos drivers en tu ordenador. Esto no solo mejorará el rendimiento de tu equipo, sino que también te proporcionará una mayor seguridad.

Por eso, a ser posible siempre deberías contar con las últimas versiones. No obstante, en ocasiones al actualizar el sistema operativo también se generan ciertas incompatibilidades, por lo que debes tenerlo en cuenta.

Cambia de servidores DNS

En la guía DNS 2019 que hemos creado en ADSLZone puedes ver cómo encontrar los servidores DNS más rápidos, ya que hay una gran cantidad de ellos a los que puedes recurrir y es importante optar por unos fiables y rápidos. Como comentábamos anteriormente, los servidores DNS se encargan de llevar a cabo la resolución de dominio, devolviendo la dirección IP que corresponda a los servidores de una página web. Este proceso se puede llevar a cabo de forma más lenta, o de forma más rápida, y evidentemente es algo que afectará a la experiencia de navegación por Internet en términos de velocidad. Por lo tanto, si estás experimentando algo de lentitud, deberías cambiar los servidores DNS de Windows 10 por unos más rápidos.

Para cambiar DNS en Windows 10 nos desplazaremos a la parte inferior en la pantalla principal del sistema operativo, al cuadro de búsqueda de la barra de tareas, para abrir Configuración (Windows + I). Aquí nos desplazaremos a la sección de Red e Internet, y pulsaremos en este panel principal sobre la opción Cambiar opciones del adaptador. Ahora tendremos que hacer clic derecho sobre el adaptador de red en cuestión, pulsar sobre Propiedades y en esta ventana emergente navegar a Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4), y haremos doble clic sobre esta opción.

En la parte inferior seleccionaremos la opción Usar las siguientes direcciones de servidor DNS, y aquí podremos configurar de forma manual las dos direcciones que correspondan al servidor DNS que queremos utilizar en Windows que, evidentemente, serán las del más rápido que hayamos encontrado. Una vez hecho esto, podemos volver a limpiar la caché DNS para que se apliquen los cambios correspondientes, y desconectar y volver a conectar de la red –WiFi o Ethernet- para que los cambios se apliquen de forma correcta.

Desactivar el servicio de actualizaciones de Windows

Si bien desactivar el servicio de actualizaciones de Windows no es la opción más recomendada, puesto que siempre suele convenir tener nuestro sistema operativo a la última, es una alternativa a tener en cuenta para un corto periodo de tiempo. Es decir, si estamos experimentando grandes problemas con la velocidad de nuestra conexión a Internet y necesitamos descargar un archivo o grupo de archivos muy concretos para lo cual necesitamos disponer de la mayor velocidad posible durante unos días en nuestro equipo.

Ojo, siempre tenemos la opción de volver a activar este servicio de actualizaciones de Windows en el futuro, por lo que no deja de ser un parche temporal que siempre se puede revertir. Para hacerlo, simplemente tenemos que seguir los siguientes pasos:

  • Buscar la aplicación Servicios en la barra de búsqueda de Windows (situada abajo a la izquierda).
  • Pulsar sobre la aplicación Servicios.
  • Dentro de la misma, busca Windows Update en la parte inferior de la lista.
  • Pulsa sobre ella para detener inmediatamente el servicio de actualizaciones del sistema.
  • Dentro de la ventana emergente que aparecerá, selecciona Deshabilitado en Tipo de inicio.
  • Pulsa aceptar.
  • Por último, reinicia tu ordenador para que los cambios surtan efecto.

Desinstala la app Onenote

En estos casos tan extremos, tenemos que ver nuestro ordenador como una especie de avión que necesita soltar lastre para poder alzar el vuelo y despegar. Una vez se ha asentado esta manida metáfora en los yacimientos de nuestra mente, podemos pasar a la siguiente solución para incrementar nuestra velocidad de conexión a Internet en Windows 10 que pasa por desinstalar la app de Onenote.

Para más de uno esto no supondrá un gran sacrificio ya que no usa la aplicación. En cualquier caso, es buena idea desinstalarla para liberar espacio de banda ancha que esta app dedica a sincronizar archivos y carpetas de nuestro equipo. Además, puede hacer que el ordenador en general vaya más lento, por lo que también puede agilizar la experiencia en ese sentido.

Si queremos recurrir a la desinstalación de Onenote, simplemente tenemos que buscar la app en la barra de búsquedas de Windows (situada abajo a la izquierda, como hemos señalado anteriormente). A continuación, haremos clic derecho sobre ella y, finalmente, presionaremos en el botón Desinstalar situado abajo del todo en el listado de comandos que aparece para proceder a ello. Fácil, ¿verdad? Si nos arrepentimos de desinstalarla, siempre podemos volver a instalarla a través de este link oficial de la página de Windows.

Evitar problemas con el navegador

A parte de algunas de las soluciones citadas, el navegador puede ralentizarse por otros motivos. Por tanto, vamos a dar algunos consejos básicos que, no obstante, pueden ayudarnos a que no se ralentice nuestra velocidad de navegación y que se encuentran relacionados con el navegador desde el que te conectes. Puedes hacerlo desde Google Chrome, Firefox, Edge o cualquier otro, en todo caso conoce qué hacer si los problemas se relacionan con tu navegador.

Mantener el navegador actualizado

Es uno de las formas más efectivas para asegurar una buena respuesta de nuestro navegador. Tenerlo siempre actualizado y activo con las últimas versiones, supondrá que la velocidad esté siempre en su nivel más óptimo y estable. Se trata además de una buena forma de protegernos ante los ataques y acciones de los piratas informáticos. Actualizar por tanto el navegador nos ofrece también una mejor capacidad de seguridad. Lo único que tienes que hacer es estar al tanto de que no haya nuevas actualizaciones y proceder con ellas. Puede que te avise el navegador y solo tengas que confirmarlo y posteriormente reiniciar. Para actualizarlo por tu cuenta, dependiendo del navegador que tengas, deberás seguir estos pasos:

  • En Chrome solo tienes que ir a los 3 puntos de la parte superior derecha, dar a Ayuda, Información de Google y buscará actualizaciones. Si hay alguna se procederá a actualizar y debes reiniciar.
  • En Firefox deberás ir a Acerca de, y de nuevo a otro Acerca de para ver si hay alguna.
  • En Edge darás a ayuda y comentarios y después nuevamente en un acerca de.

No obstante, además de cómo podemos ver, queda claro que la forma de hacerlo en los diferentes navegadores puede ser similar, por si tienes otro, por lo que solo tienes que hacerlo. Si quieres asegurarte de tener la última versión estable tendrás que descargarla desde la web oficial en ese momento (si lo has hecho antes puede que haya una posterior) y dar a descargar e instalar.

navegadores Internet

Instalar las extensiones necesarias

Sabemos que las extensiones nos pueden facilitar mucho la navegación y mejorar nuestra experiencia. No obstante, en ocasiones contar con una cantidad excesiva de ellas puede ralentizar la velocidad de nuestro navegador. Para asegurarnos una buena respuesta del navegador, debemos contar con las extensiones justas y que realmente vayamos a sacarle partido.

En caso contrario, podremos exponer al navegador a una saturación de elementos que no le vienen bien. Si instalas nuevas extensiones y no vas a utilizarlas bórralas, así como puedes mirar de hacer una limpieza con frecuencia para acordarte de deshacerte de lo que llevas mucho tiempo sin utilizar o nunca has llegado realmente a usar.

Pestañas excesivas

Puede parecer una nimiedad, pero es otro de los aspectos que provoca que nuestro navegador se ralentice. Mientras más cantidad de pestañas y ventanas se encuentren en uso, mucho peor. Sobre todo, si, como ocurre en muchos casos, estamos usando algún equipo con los recursos un tanto limitados. Lo mismo ocurrirá con el caso de una velocidad de conexión baja o media. Muchas pestañas también provocarán en este caso una ralentización del navegador del PC.

Aunque hay aplicaciones externas que te permiten gestionar mucho mejor las pestañas y ventanas de tu ordenador, lo mejor es directamente tener solo las que vayas a usar. Las demás ciérralas. Si las necesitas después solo tendrás que volver a abrirlas. Puede que en un ordenador muy potente y moderno no lo notes tanto, pero te afectará igualmente en la velocidad de Internet y tu ordenador.

Tener controlados los virus

Ya lo hemos citado anteriormente. Los intrusos y piratas informáticos aprovechan cualquier resquicio para atacar redes, datos o equipos. Mantener nuestro equipo protegido y actualizado con una licencia antivirus es una de las mejores formas que asegurar una buena y óptima velocidad de navegación.

Asimismo, a veces descargamos e instalamos ciertos programas que pueden contener malware, aunque nosotros no seamos conscientes de ellos. Tenemos que hacer un análisis frecuente con una herramienta de seguridad. Al igual que con las demás herramientas, los antivirus y programas de seguridad deben estar perfectamente actualizados, así como las bases de datos de las que se nutren.

Conectarse a redes de 5GHz

Buscar la efectividad en este sentido se alcanza haciendo pruebas. Si tienes un router WIFI que emite en bandas de 2,4 GHz y de 5 GHz, lo ideal es conectarse a cada una y cotejar la velocidad que obtenemos. Las redes que funcionan a 5GHz son evidentemente mucho más rápidas. No obstante, el alcance efectivo de las mismas es menor.

Así, primero nos conectaremos a una y haremos lo propio con la segunda. Si nuestros dispositivos inalámbricos se encuentran dentro del radio de acción de la banda de 5GHz, debemos aprovechar lo máximo posible la velocidad que tenemos a nuestro alcance. Si no es la contratada real, cuanto menos que sea mayor a la lograda desde la red de 2,4GHz.

Cómo saber la velocidad de tu conexión a Internet

Puedes notar que Internet funciona lento, o que funciona rápido. Pero no hay forma más objetiva de conocer la velocidad de conexión a Internet que ejecutando un test de velocidad. Con esta herramienta, tu ordenador recibirá datos de un servidor en un primer paso para conocer la velocidad de descarga; y a continuación los enviará al mismo servidor para que puedas saber la velocidad de subida. En todo esto se medirá también el tiempo que tarda en llegar el primer bit, de tal modo que puedas conocer la latencia de tu conexión de Red.

La velocidad te será devuelta en megabits por segundo o Mbps, mientras que la latencia o PING se conoce en milisegundos o ms. Este test de velocidad de conexión a Internet es el que nos sirve para conocer si estamos navegando a tanta velocidad como hemos contratado con nuestro operador de telecomunicaciones, o si por algún motivo estamos perdiendo parte de la capacidad de la conexión. En redes ADSL es normal que la velocidad sea ligeramente inferior a la contratada, pero con un servicio de fibra óptica deberíamos recibir incluso algo más de lo contratado.

Por supuesto, todo esto también depende de que estemos conectando con el dispositivo por WiFi, que tiene capacidades más reducidas, o por cable. Ejecutar un test de velocidad de conexión a Internet nos puede ayudar a identificar problemas con la conexión a Internet. Si estamos tratando de conseguir que la conexión a Internet funcione más rápido en Windows 10, entonces es recomendable hacer una de estas pruebas antes de empezar con el proceso, y cuando hayamos terminado con los pasos recogidos en este artículo, entonces también deberíamos volver a hacer el test de velocidad para ver si las cosas han cambiado, o si los problemas de velocidad se deben a otros factores.

Qué hago si todo esto no funciona

Si todos los procedimientos anteriores no consiguen que Internet funcione más rápido en Windows 10, entonces es muy probable que la lentitud en la navegación por la Red no tenga que ver con el sistema operativo de tu ordenador. Se deberían revisar posibles problemas en la instalación doméstica, relacionados con el router, el cableado o la instalación de WiFi. De hecho, se podrían incluso revisar posibles problemas en los componentes de hardware del propio ordenador, si el resto de dispositivos sí que navegan a máxima velocidad. El adaptador de red podría estar aplicando restricciones por sus propias limitaciones técnicas o por algún problema.

Y en caso de que a nivel doméstico todo esté funcionando correctamente, entonces deberíamos consultar con nuestro proveedor de servicios de Internet. El operador de telecomunicaciones con el que tengamos contratada la conexión a Internet nos puede ayudar a resolver problemas relacionados con la velocidad de conexión a Internet.

Aceleradores de Internet

Los aceleradores de Internet son programas externos con los que puedes conocer cuál es tu velocidad de Internet y optimizarla para que tu conexión sea más rápida. Los hay gratuitos y de pago, y además pueden estar optimizados para los diferentes sistemas operativos. Por eso, es importante que elijas uno adecuado que se adapte a tus necesidades y equipo, pero que sea de confianza y ofrezca buen resultado. Por eso, te comentamos algunos de los principales servicios a los que puedes acudir, todos de ellos seguros.

BASpeed

Este programa nos ofrece varias herramientas para optimizar nuestra conexión a Internet y hacer que sea más veloz. Está disponible para Windows, MacOS, Android y iOS. Monitorea nuestra velocidad de bajada y subida y regulariza lo necesario para aprovechar al máximo el ancho de banda que tenemos. Además, hay que tener en cuenta que viene con seis módulos para instalar que nos pueden ser de gran ayuda en este sentido:

  • BASpeed: se encarga de hacer test de subida y bajada.
  • BAPing: es capaz de hacer ping en los servidores de Internet.
  • BACalculator: calcula la velocidad máxima que tiene nuestra conexión a Internet.
  • BAOptimize: optimiza nuestra conexión a Internet.
  • BATrace: es capaz de detectar fallos en el ancho de banda de nuestra red.
  • BAMeter: es capaz de decirnos la velocidad de nuestra conexión en tiempo real.

BASpeed

SpeedConnect

Es un software para optimizar la conexión de nuestro ordenador que acelera nuestras descargas y consigue que naveguemos más velozmente. Y es que este software es capaz optimizar los parámetros TCP/IP, haciendo que nuestro ancho de banda sea mejor y sea más fluido. Es un acelerador especializado en Windows por encima de otros sistemas operativos. Tiene una interfaz sencilla de entender, en la que podremos movernos entre diferentes opciones de optimización.

Puede acelerar tu conexión a internet sea esta por cable, DSL, LAN o Wireless sacando el máximo provecho de ella para consultar páginas web, descargar, ver vídeos en streaming, jugar en Internet y todo lo que necesites a una mejor velocidad. Solo tienes que descargarlo e instalarlo para empezar a utilizarlo de manera sencilla. Ocupa muy poco espacio, siendo su actualización más reciente de solo 2,2 MB en disco.

SpeedConnect

Netgear Genie

Además de ser un programa gratuito, Netgear Genie es admitido tanto por sistemas como Windows, Mac OS X, Android e iOS. Este programa funciona como una especie de centro de monitoreo que puede analizar tu red y de tal modo, consigue acelerar su rendimiento a partir de varias opciones. Por lo que puedes controlar y conectar fácilmente tu conexión de red desde un Smartphone, Tablet o PC. Incluso, hasta te permite hacerlo fuera de tu casa o del lugar donde se utilice.

Y no sólo se quede ahí este software, sino que también te permite compartir y transmitir música, vídeos o archivos cifrados, diagnosticar y reparar cualquier problema de red que se presente, configurar distintos controles para mayor simplicidad y proporcionar acceso de invitados. Sumado a ello, exhibe funciones como control parental, mapa de red, medición de tráfico, conexión de forma segura de tus dispositivos electrónicos con un código QR gracias a EZ Mobile Connect y utilizar WiFi Analytics. Es decir, se trata de un sotfware muy completo que te permitirá todo tipo de funciones, además de la que buscas de acelerar tu velocidad de conexión.

Netgenie

ActiveSpeed

Este es un programa que se utiliza fundamentalmente en ordenadores y que, al modificar la configuración establecida en ellos, logra incrementar de forma sustancial la velocidad de Internet, sin importar el tipo de conexión que tenga. Es decir, presenta la capacidad de cambiar de un modo inteligente, los ajustes y la configuración excepcional de tu ordenador.

Entre sus características más interesantes, encontramos que exhibe una opción para colocarle el turbo automáticamente a tu conexión de Internet, acelerar satisfactoriamente tu conexión DSL, WiFi, Cable o de acceso telefónico. Además, es fácil de descargar e instalar y te permitirá navegar con mayor rapidez por la red, descargar música y vídeos en tan solo segundos, además de por ejemplo apostar en línea con mayor velocidad.

ActiveSpeed

9 Comentarios