Google: «Sólo buscamos pornografía infantil en Gmail, no otros delitos»

Ayer se daba a conocer la noticia. Google denunció a un ciudadano de Texas tras encontrar en su cuenta de correo electrónico Gmail alguna fotografía ilegal. Tras esto, saltaron las alarmas en torno a problemas de privacidad, como es obvio, pero Google ha querido justificar el «hallazgo».

En más de una ocasión y con escándalos similares la compañía de Mountain View ha comentado a la prensa que Gmail mantiene un sistema de escaneo automático que consiste en un análisis automatizado de nuestras conversaciones a través del cliente de correo electrónico para, a partir de esto, ofrecernos una publicidad basada en nuestros gustos y, en definitiva, lo que más tiempo ocupa en nuestras conversaciones. Sin embargo, lo que nadie sabía es que también analizan nuestras fotografías, tal y como ayer pudimos ver.
google_handcuff_wide

«Sólo buscamos contenidos de abuso infantil», dice Google

Es de sobra conocida la estrecha relación que mantiene Google con una organización que se encarga de proteger los derechos de los menores. Esta relación es la que les lleva a, de forma casi automática, enviarles todo tipo de denuncias según el contenido que detectan en su buscador, o bien en las cuentas de correo electrónico Gmail que analizan a diario. Ahora bien, ¿por qué Google analiza las fotografías que enviamos o recibimos con nuestra cuenta personal? Según han explicado, ya no se trataría de un escaneo automático, sino que «la compañía trabaja activamente para eliminar las imágenes ilegales de sus servicios, incluyendo el cliente de correo electrónico Gmail y el servicio de búsquedas e inmediatamente reporta las irregularidades al Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados».
En contra de lo que parecía según tales declaraciones, Google no se dedica, ni ninguno de sus trabajadores, a estudiar de forma manual las fotografías que contienen nuestros mensajes de correo electrónico. Por contra, gran cantidad de imágenes y fotografías ilegales incorporan un identificador ya incorporado antes por ellos mismos u otra organización al detectarla y cuando una imagen tiene este identificador, el sistema de escaneo automático de Google «salta», lo que les lleva a hacer reportes automáticos y, posteriormente, es estudiado el caso por las autoridades competentes.