Cómo cerrar la sesión de tu cuenta de Gmail de forma remota

Cómo cerrar la sesión de tu cuenta de Gmail de forma remota

Roberto Adeva

Gmail es uno de los servicios de Google más utilizados. Millones y millones de personas cuenta con una cuenta de correo electrónico de Google y es que además de ser gratuita, ofrece bastante espacio de almacenamiento y cuenta con un montón de funciones interesantes. Además, es posible acceder a nuestro correo desde cualquier ordenador a través de su versión web o bien desde la app en nuestro móvil. Sin embargo, puede que después de abrir nuestra cuenta de correo en un ordenador, nos dejemos la sesión iniciada y otra persona que lo use después tenga acceso a nuestro correo. Pero por suerte, es posible cerrar sesión en nuestra cuenta de Gmail de forma remota.

Cuando compartimos el ordenador de casa con nuestros familiares o compañeros de piso, usamos el ordenador de un ciber o el ordenador del trabajo lo pueden usar otros compañeros, tenemos el riesgo de dejarnos abierta la sesión de nuestra cuenta de correo de Gmail y que otras personas puedan tener acceso a nuestros mensajes o incluso se puedan hacer pasar por nosotros.

gmail google hackeo

Por lo tanto, siempre debemos tener cuidado y cerrar sesión antes de cerrar el navegador, ya que de lo contrario, nuestra cuenta estará en riesgo de caer en manos de otras personas. De todas formas, si nos damos cuenta que nos hemos dejado la sesión abierta en un PC, hay manera de cerrarla de forma remota para que nadie pueda entrar en ella.

Cerrar sesión en Gmail desde otro dispositivo

Desde tu cuenta de correo

El hecho de que nos hayamos dejado abierta nuestra sesión en cualquier ordenador no implica que podamos entrar en nuestro correo desde otro. Por lo tanto, para cerrar la sesión que nos hemos dejado abierta podemos seguir los pasos que se muestran a continuación:

  • Abrimos una nueva ventana del navegador en otro PC y vamos a Gmail.
  • Iniciamos sesión con la misma cuenta que dejamos abierta en otro equipo.
  • Desde la bandeja de entrada nos desplazamos hasta abajo del todo.
  • En la parte inferior derecha del listado de correos encontramos la última actividad de la cuenta y debajo la opción Detalles.
  • Pulsamos sobre Detalles y se nos abrirá una ventana con la actividad de la cuenta.
  • Ahí aparecerá la sesión que nos dejamos abierta en el otro equipo junto con la actividad reciente.

Gmail

  • Pulsamos sobre el botón Cerrar todas las demás sesiones web de Gmail.
  • Automáticamente se cerrará la sesión que dejamos abierta de forma remota.

Desde la página de tu cuenta de Google

También tenemos otra opción de cerrar sesión en nuestra cuenta de correo desde la página de Mi Cuenta de Google. Para ello:

Gmail

  • Hacemos clic sobre la opción Seguridad del menú del lateral izquierdo.
  • Nos desplazamos hasta la opción Tus dispositivos.

Gmail

  • Pulsamos sobre la opción Gestionar dispositivos.

  • Seleccionamos el equipo donde dejamos la sesión de nuestra cuenta de Gmail abierta haciendo clic sobre él.

Gmail

  • En la siguiente pantalla pulsamos en Cerrar sesión.

En este página veremos el tiempo que hace que iniciamos sesión el navegador desde donde se hizo e incluso podremos tratar de localizar dicho equipo desde la opción Buscar dispositivo, muy útil en el caso que hayamos perdido o nos hayan robado el portátil, móvil o tablet.

Otras alternativas

Lo cierto es que las dos opciones mencionadas anteriormente son las mejores para cerrar la sesión de nuestra cuenta de Gmail desde otro PC si nos damos cuenta que la hemos dejado abierta en otro equipo. Si nos hemos dejado la sesión abierta en un ordenador público entonces son las únicas opciones para forzar el cierre de la sesión, ahora bien, si hemos dejado Gmail abierto en nuestro PC de casa o el trabajo y hay ciertas personas que pueden tener acceso a él, entonces podemos echar mano de otras herramientas como TeamViewer, el Escritorio remoto de Windows o el de Google Chrome.

En este caso, es necesario que contemos con ciertas herramientas instaladas en ambos PC o incluso que alguien tenga que interactuar en el ordenador donde nos dejamos abierta la sesión de nuestro correo. Por lo tanto, lo ideal es realizar los métodos mencionados anteriormente. Ahora bien, es posible que no recordemos nuestra contraseña de acceso o no podamos recuperarla, en cuyo caso, sí podremos echar mano de estas otras alternativas.

TeamViewer es una de las aplicaciones más populares y utilizadas para el control remoto de ordenadores y es gratuita para un uso personal. Ofrece soporte para Windows, macOS, Chrome OS, iOS y Android, por lo que nos permite también controlar un ordenador desde el móvil. La conexión que establece entre equipos es segura y podemos descargar el programa desde el siguiente enlace a su web oficial.

Si ambos dispositivos, en el que nos hemos dejado la sesión abierta, y desde el que nos vamos a conectar son Windows, entonces podemos echar mano de Escritorio remoto de Windows. Para hacer uso de la herramienta, lo único que tenemos que hacer es activar la función en la configuración del sistema y realizar la conexión entre ambos equipos.

Por otro lado, también tenemos la opción de utilizar el escritorio remoto de Chrome, ya que el navegador de Google nos permite también realizar un control remoto de nuestro PC gracia a una extensión del programa. Lo cierto es que no es una extensión como las que encontramos en la Chrome Web Store, ya que es una pequeña aplicación para Chrome instalada en el equipo que permite la conexión desde la app en teléfonos y tablets a través de nuestra cuenta de Google.

De esta manera, podremos conectarnos al PC donde nos dejamos abierta la sesión de Gmail y cerrarla accediendo desde nuestro teléfono móvil en cualquier momento y lugar. Descargar Escritorio remoto de Chrome.