El MIT quiere añadir dos dedos extra a nuestras manos

El MIT quiere añadir dos dedos extra a nuestras manos

Carlos González

El Instituto Tecnológico de Massachusetts está desarrollando una extensión robótica de nuestra mano que modificaría a un sujeto dotándole de dos dedos extra. Como vemos en vídeo, serviría para poder utilizar una única mano en la sujeción y manejo de todo tipo de artilugios, manteniendo la otra desocupada o en la ocupación de otras labores.

La robótica continúa su camino en el desarrollo de «inventos» como el que nos ocupa en estas líneas. Aunque bien podría servir de gran utilidad para amputados, en realidad el Instituto Tecnológico de Massachusetts está desarrollando esta extensión robótica de nuestras manos con el objetivo de aumentar la productividad en labores que, en realidad, ya hacemos con frecuencia y sin aparente necesidad de un artilugio tal. Faye Wu y otros integrantes de esta investigación y desarrollo consideran que la inclusión de dos dedos robóticos que acompañen a nuestros 5 dedos «corrientes» puede suponer la ampliación de nuestras capacidades.

«Lo que hacemos con dos manos, se puede hacer con una» – MIT

Esta es la idea del MIT -Instituto Tecnológico de Massachusetts-. Lo que actualmente estamos haciendo con dos manos, con este artilugio robótico podríamos conseguir hacerlo con tan solo una. En el vídeo nos demuestran que la extensión robótica es capaz de estudiar, en base a la información recogida en tiempo real por los sensores ubicados en nuestras falanges «reales», el movimiento y la presión exactas, con una precisión milimétrica, que tiene que ejercer para actuar correctamente, según nuestras necesidades. Así, vemos cómo abrir una carta o remover un café son acciones que podrían llevarse a cabo sin utilizar las dos manos, sino sólo con una de ellas.

Por el momento se trata de un dispositivo excesivamente grande, ligeramente pesado y carente por completo de un diseño atractivo como para convertirlo en un producto final. Además, aún necesita de una importante inversión de tiempo en el desarrollo y la optimización para evitar, como en el caso del acto de remover el café, balanceos exagerados que pueden llevar a problemas en el uso «corriente». Sin embargo, estamos ante un importante avance de lo que, en películas de ciencia ficción, hemos conocido como el «superhombre», una idea fundamentada principalmente en ideas filosóficas que están llegando a convertirse en una realidad física gracias a la tecnología.