Los ordenadores sin cables podrían hacerse realidad en 2016

Los ordenadores sin cables podrían hacerse realidad en 2016

Jorge Calderón

Intel quiere eliminar todo cable que sea necesario conectar a un ordenador y se encuentra desarrollando distintas tecnologías inalámbricas para que esto se haga realidad en los próximos años, aunque esperan que en 2016 veamos ya un adelanto.

El fabricante de procesadores, Intel, se encuentra trabajando en la próxima generación de procesadores, apodada Skylake, que sucederá a Broadwell, y con ella pretenden eliminar todos los cables que son necesarios conectar a un ordenador. La compañía hizo este anuncio hoy en la feria Computex a través de su vicepresidente senior, Kirk Skaugen, quien afirmó que los PCS están en el camino de una experiencia “verdadera sin cables”. Según Skaugen, se encuentran trabajando en tecnologías para eliminar los cables de alimentación, conectores de pantallas y cables de periféricos.

La compañía está desarrollando nuevas tecnologías inalámbricas de carga, conexión, visualización y transferencia de datos. Skaugen compartió varios detalles de estas nuevas tecnologías y ofreció alguna que otra demostración de cómo funcionarían. La esperanza de Intel es que exista en 2016 un ordenador totalmente libre de cables y para ello se encuentra diseñando el nuevo procesador Skylake el cual será el núcleo que controle las nuevas tecnologías, y que sucederá a la próxima generación denominada Broadwell. Quizás, el elemento más importante del plan del fabricante es la transferencia de señales de datos y su visualización de forma totalmente inalámbrica. Intel quiere eliminar todos los cables mediante la tecnología WiGig, la cual es tres veces más rápida que la última tecnología WiFi 802.11ac y es capaz de ofrecer velocidades de hasta 7 Gbps.

pg9

La conexión inalámbrica WiGig se conectará a las pantallas de los ordenadores de escritorio y también a los teclados y ratones inalámbricos, según Skaugen. La compañía está desarrollando módulos WiGig para los ordenadores de escritorio, además de portátiles y de pantallas de alta resolución. Skaugen aseguró que esta tecnología tiene el suficiente potencial para reemplazar al HDMI o DisplayPort, y los módulos inalámbricos podrían empezar a integrarse en los ordenadores a partir del próximo año.

Para la carga de los dispositivos, Skaugen mostró Rezence, una nueva tecnología de carga mediante resonancia magnética promovida por la A4WP (Alliance 4 Wireless Power), en la que Intel está integrada. El sistema se puede instalar bajo la superficie de una mesa y, gracias a la resonancia magnética, es capaz de cargar a través de hasta 5 centímetros de espesor de la madera. Además, también puede cargar al mismo tiempo varios dispositivos, a diferencia de la tecnología de carga inductiva. En la demostración, Skaugen realizó la carga simultánea de una tableta, un móvil, un portátil y unos auriculares.

¿Crees que en 2016 existirán ordenadores sin cables?