Cómo presentar una reclamación por problemas con el ADSL, la fibra y el móvil

Son demasiados los casos de usuarios que no saben cómo actuar ante un problema con su operador de telefonía móvil, ADSL o fibra óptica y acaban por dejarlo a un lado y pagando una factura que no les corresponde. Os mostramos los pasos a seguir para poner remedio a esta situación una vez dado el caso.

En ocasiones, los usuarios tienen que enfrentarse a situaciones que nadie desearía: facturas incorrectas, cobros por productos que no hemos contratado, incumplimientos de contrato… situaciones más habituales de lo que deberían y que ocasionan un dolor de cabeza a aquellos que las sufren. Siguiendo las indicaciones que os mostramos a continuación, existe una alta probabilidad de acabar poniendo solución al problema y evitar un pago que no nos corresponde.

Tal y como podemos ver en el vídeo realizado por la CNMC, Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el primer paso en caso de ser uno de los afectados por estos problemas es dirigirnos al departamento de Atención al Cliente de la operadora o empresa responsable en cuestión. Si se trata de un error evidente, una simple llamada e indicar los datos necesarios pueden ser suficientes.

Si el encargado de atendernos no consigue solucionarnos el problema, os recordamos que tenéis disponible dentro de nuestra comunidad foros de soporte oficial en los que encargados de estas compañías atienden las peticiones y resuelven las dudas de los usuarios. Jazztel, Yacom, Orange, Movistar, Vodafone o Tuenti Móvil tienen su apartado y dejar un mensaje puede ser la vía más rápida y fácil de obtener una respuesta.

En caso de que ninguna de las dos opciones anteriores resulte satisfactoria, debemos acudir a la Oficina de Atención a los Usuarios de Telecomunicaciones, tal y como recomienda el vídeo elaborado por el organismo regulatorio. Reciben cantidad de reclamaciones similares todos los días (miles al cabo del año) y disponen de un plazo máximo de 6 meses para tomar una decisión y elaborar una respuesta, por lo que a la malas, este será el tiempo máximo en el que se resolverá el caso.

Como podéis ver, el origen de estos desencuentros con los operadores radica en diferentes situaciones como problemas con la factura, bajas, suscripción a servicios de SMS Premium, problemas con el acceso a Internet o portabilidades. La mayoría de estas reclamaciones suelen resolverse a favor del usuario (70% en 2012, algo menos, 55% en 2013) por lo que no debemos pensarlo ni un segundo si creemos tener motivos suficientes para realizar esta reclamación.