Así es la nueva arma láser de EE.UU que destroza drones

Es cada vez más común ver armamentos de última generación entre los ejércitos de diferentes países alrededor del mundo. La próxima arma que tiene pensado implementar Estados Unidos en sus filas es un sistema láser que se colocaría en vehículos de defensa aérea. Recibe el nombre DE M-SHORAD y su objetivo es acabar con cualquier tipo de amenaza aérea como proyectiles de artillería o drones.

La idea es que comience a usarse el próximo año, aunque por el momento no está confirmado de forma oficial.

Un sistema que acaba con cualquier amenaza aérea

Se trata de un arma que además de aniquilar drones puede también apuntar y acabar con munición de artillería, un arma que ha sido muy usada en las guerras modernas durante muchos años.

Se tiene pensado que en algún momento del año 2022 se instalen cuatro láseres en vehículos blindados para acabar con posibles amenazas aéreas. Ya se hicieron pruebas del sistema en Texas y se montaría en el vehículo blindado terrestre Stryker.

Los experimentos que se hicieron demostraron que las características del diseño y los criterios de rendimiento establecidos para el programa son los adecuados.

Funciona de la siguiente manera: el mecanismo dispara un láser de 50 kilovatios a un dron que calienta la superficie de la pequeña aeronave. Esto provoca que esta sufra problemas de aerodinámica, se apague su motor, ciegue los sensores del dron o incluso hacerlo explotar directamente.

Es muy importante defenderse ante estos sistemas aéreos no tripulados que son cada vez más comunes en el campo de batalla. Existen drones de muchos tipos y los hay muy ágiles y veloces, lo que los hace difíciles de alcanzar. Además, están evolucionando muy rápido.

Las armas última generación son una realidad

Sin embargo, también se podrá en un futuro usar este sistema láser desde el cielo. El ejército de los Estados Unidos ha asegurado que DE M-SHORAD podrá interceptar municiones en pleno vuelo.

Ahora mismo hay un total de cuatro dispositivos preparados para comenzar a funcionar y usarse, pero si resulta ser un éxito, se comenzarán a producir más en masa.

No existe ahora mismo un arma igual y el ejército americano la necesita para defenderse de los drones y la artillería enemiga, por lo que no estamos lejos de comprobar su funcionamiento en una situación real.

Este tipo de armamento tan poderoso, eficaz y destructivo es ya una realidad. No es solo la creación de este tipo de armas láser, sino también otras que se han hecho ya o que actualmente están en desarrollo como armas nucleares o misiles hipersónicos.