¿Qué drones pueden pilotarse sin licencia? Requisitos para hacerlo

¿Qué drones pueden pilotarse sin licencia? Requisitos para hacerlo

Rocío GR

Los drones se han popularizado en los últimos tiempos y pueden ser muy útiles en labores profesionales como labores de incendio o de vigilancia, por ejemplo. Conoce todos los tipos de drones según su uso, diseño, medio por el que se desplaza o modo de control. Pero también pueden utilizarse de forma global por casi cualquier persona. Si has visto que tu vecino o tu amigo tiene un dron y tú también quieres tener uno, estos son los requisitos y las normas para volar drones sin licencia: cómo deben ser, dónde debes volarlos o cuándo y cómo debes hacerlo.

El Real Decreto 1036/2017 regula el vuelo de aeronaves pilotadas por control remoto en España (RPAs) Según este decreto y según las normas de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, en España cualquiera puede volar un dron siempre y cuando se tengan una serie de aspectos en cuenta y dependerá del dron o de la actividad que realicemos con él. Deberemos tener en cuenta el peso del dron o si se va a utilizar para un uso recreativo o un uso de ámbito profesional.

Drones

¿Quién puede volar un dron? Normativa española hasta 2022

Si quieres pilotar un dron para uso recreativo, los drones que pueden volarse sin licencia son todos aquellos que tienen un peso inferior a 25 kilogramos. Si la aeronave que quieres o que vas a comprar supera este peso y es mayor de 25 kg, necesitarás un certificado de aeronavegabilidad que debe ser expedido por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) Sí necesitarás el certificado en caso de que tenga un peso superior a este y es recomendable que te informes sobre él, ya que supondrá la realización de diferentes pruebas físicas y teóricas. También es recomendable el uso de seguro, aunque no obligatorio.

Si quieres un dron sin licencia que puedas volar en casi cualquier circunstancia, solo podrás hacerlo en los que tengan un peso inferior a 250 gramos. Las aeronaves con un peso de entre 250 gramos y 25 kg no necesitan certificado ni matrícula ni registro, pero sí deben cumplir una serie de normas: no pueden volar sobre conciertos, fiestas o bodas ni pueden volar en entornos de edificios o reuniones de personas al aire libre. Sí puedes hacerlo con un dron de un peso inferior a 250 gramos, siempre y cuando no supere los 20 metros de altura, se cumplan una serie de normas explicadas en párrafos posteriores o no se causen molestias a los vecinos o ciudadanos.

En el caso de uso o actividad profesionales (como operaciones de agricultura o ingeniería civil, minería, etc) sí necesitarás una licencia de piloto que te acredite como tal y necesitarás acreditar conocimientos teóricos y prácticos y adjuntar un certificado médico: certificado médico LAPL para drones de un peso menor de 25 kg o un certificado médico de clase II para drones con peso mayor a 25 kg. En el caso de vuelos profesionales, tienes que cumplir cuatro reglas:

  • Tener un seguro para drones
  • Estar dado de alta en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA)
  • Contar con título de piloto de drones
  • Tener un certificado médico en vigor

Reglamento Europeo de drones

La nueva normativa en España sobre volar drones sin licencia ha cambiado, ya que el país ha decidido adherirse a la normativa europea para drones de 2021. Ello trae como consecuencia las principales novedades:

  • Las exigencias de AESA. La Agencia Estatal de Seguridad Aérea exige a cualquier operador tener las competencias mínimas, respetar las zonas y requisitos de vuelo y contar con un seguro de responsabilidad civil.
  • Una nueva clasificación. Esta es la que afecta a los pilotos sin licencia, ya que se aplica a todas las aeronaves no tripuladas independientemente de su uso o masa, sin diferencia entre vuelos profesionales y recreativos. Se establecen nuevas categorías, subcategorías y clases.

Para pilotar un dron sin licencia, es necesario cumplir con la categoría abierta, subcategoría A1 y clase C0. Esta no requiere registrarse en el sistema de AESA. Además, no debe tener cámara.

Los drones de esta clase cuentan con las siguientes características:

  • Masa máxima al despegue de menos de 250 gramos.
  • Velocidad máxima en un vuelo horizontal de 19 metros por segundo.
  • Altura sobre el terreno de un máximo 120 metros.

Además:

  • No se puede volar en espacios naturales protegidos, Reservas de Biosfera o zonas de conservación de fauna.
  • No se puede volar a un radio de 8 Km de aeródromos, aeropuertos, espacios aéreos controlados ni edificios prohibidos.
  • Los drones con cámara han de respetar la Ley de Protección de datos y el derecho al honor e intimidad de las personas.
  • El dron debe estar siempre controlado por ti y a tu vista.
  • Lo volarás en condiciones meteorológicas aptas.
  • Por la noche, no debe superar los 50 metros de altura.

Es muy importante que empieces a adaptarte a las nuevas normativas teniendo en cuenta los drones que puedes utilizar sin licencia y los que no. Además, los niños podrán utilizarlos siempre que cumplan con estos requisitos, tengan nociones para su utilización con total seguridad y cumpliendo los requisitos establecidos, siendo recomendable que superen los 8 años de edad.

Cabe añadir que la propia AESA ofrece en su página web cursos de formación para poder pilotar drones de las categorías de la A1 a la A3. Estos cursos son completamente online y además son gratuitos, por lo que es muy interesante realizarlos. Aunque, como ya hemos dicho, no son obligatorios si pretendemos pilotar un dron que pese menos de 250 gramos, podemos aprender mucho más de la normativa y del pilotaje de estos, y siempre los tendremos ya hechos si decidimos pasarnos a manejar uno de estos dispositivos de mayor peso o potencia.

Si eres un particular sin conocimientos aeronáuticos, la multa por no cumplir la nueva normativa española puede ir de los 60 a los 225.000 euros. Las multas más leves son de 60 a 45.000 euros, las graves de 45.001 a 90.000 euros y las muy graves de 90.001 a 225.000 euros. Las empresas o personas con conocimientos aeronáuticos tienen multas mayores, de 4.500 mínimo a 4,5 millones de euros. Así que tómate en serio la normativa, usa solo drones que puedas pilotar sin licencia y si vas a utilizar otro pide la licencia correspondiente.

Te interesa ver los Reglamentos Europeos RE 2019/947 y RD 2019/945 que entraron en vigor el 1 de enero de 2021. Por otro lado, el Real Decreto 1036/2017, de 15 de diciembre, que modifica el RD 552/2014, de 27 de junio, dejó de estar vigente el 1 de enero de 2022.

Qué tener en cuenta

Como la normativa ha cambiado este año, es importante que conozcas cuáles son los cambios que se han implementado en la actualidad y qué es lo que puedes o no puedes hacer. Respondemos a algunas de las principales cuestiones que te puedes llegar a plantear ahora que España se ha acogido a la normativa europea, especialmente si tienes un dron y estás pensando en comprarlo.

¿Necesitan los drones sin licencia una matrícula?

Hasta ahora no hacía falta una placa de identificación para drones de uso lúdico si tienen un peso de menos de 25 kg. En caso de que estemos utilizando un dron de forma profesional sí la necesitaremos, pero los drones sin licencia están exentos de esta matrícula o placa identificativa sea cual sea su peso.

Con la nueva normativa europea sí que es necesario llevar matrícula en todos los drones independientemente de su uso. En ella se debe constar la identificación de la aeronave con datos determinados. En caso de llevarla, debe ser una placa ignífuga en la que se incluirá tipo de dron, modelo, nombre del fabricante, número de serie, nombre del operador y los datos de contacto. Además, debe estar grabada con un método homologado y de forma legible.

Algo que tenemos que tener en cuenta es que, tal y como ocurre con la licencia, para los drones de menos de 250 gramos tampoco es obligatorio que lleven adherida esta placa ignífuga de identificación. Eso sí, nunca está de más que la lleven para evitar cualquier tipo de problema o que se nos pueda perder el dron.

¿Es obligatorio un seguro?

Hasta ahora, los drones que podían volarse sin licencia (dedicados al ocio o con peso menos de 25 kilogramos) no requerían seguro si van a usarse de forma recreativa. Sí es recomendable hacer un seguro para drones para cubrir posibles daños a terceros que puedan suceder durante el vuelo, especialmente para usuarios menos experimentados. Por ejemplo, los seguros cubrirán daños a vehículos, posibles daños en el cableado eléctrico, daños a edificios o instalaciones o incluso daños físicos a personas en el peor de los casos.

Según la nueva normativa europea para el vuelo de drones, al menos en período de transición es obligatorio seguro de responsabilidad civil para todos los drones, tanto en los vuelos profesionales como en vuelo recreativo. En todo caso, siempre es aconsejable.

Dentro de la legalidad, el operador de drones puede contratar un seguro de cualquier compañía que ofrezca sus servicios dentro de la Unión Europea. Conocer este dato puede ahorrarte bastante dinero, pues las compañías que operan en España no ofrecen precios tan competitivos como los de otros países de la UE.

¿Cómo se registra el dron?

registro dron.jpg

Para poder llevar a cabo el registro de un dron, debemos acudir a la página web de la AESA, también conocida como Agencia Estatal de Seguridad Aérea. Para poder registrar la aeronave de forma correcta, es importante que el dispositivo cuente con una certificación previa por parte del fabricante.

Dentro de la web, iremos al apartado de drones. Ahí podremos acceder a un registro con un documento que nos irá guiando paso a paso en el registro del dron.

En ese mismo apartado de la web podrás solicitar otros permisos importantes para operar drones, tales como el vuelo nocturno del dispositivo o la capacidad de volarlo en eventos multitudinarios (específico para actividades profesionales como puede ser un uso fotográfico en una boda o un concierto).

El registro tendrá validez por un tiempo máximo de 5 años antes de tener que volver a renovarlo, siempre y cuando no exista un cambio de la normativa en ese periodo. Además, el operador de drones no puede estar registrado en más de un país de la Unión Europea al mismo tiempo. Además, la normativa obliga a que el operador registre su aeronave en el mismo país en el que reside.

Recomendaciones para volar drones a escala mundial

Las líneas generales que marcan el vuelo de drones a nivel mundial son las siguientes. En primer lugar, siempre que aspires a volar un dron fuera de España revisa antes las regulaciones sobre uso, que suelen variar según el país en cuestión. Asimismo, debes conocer de antemano los requisitos que te pueden llegar a exigir en tu destino, para evitar así cualquier problema legal.

En el caso de España, y tal y como te venimos explicando a lo largo de este mismo texto, existe una ley que regula el vuelo de drones, por lo que ya sabemos de antemano que no es muy sabio volar uno de estos aparatos en cualquier lugar sin antes informarnos. Esto se aplica al resto de países, especialmente en aquellos que sí restringen aún más el vuelo de estos dispositivos.

En este sentido, a la hora de querer viajar a otro país junto a nuestro dron, tenemos que tener muy en cuenta dos aspectos:

  • La normativa de la aerolínea con la que viajamos: para ello, debemos consultar previamente la política de equipaje de la misma.
  • La regulación vigente en el país de destino: es recomendable dialogar con el departamento de inmigración para conocer de antemano cualquier prohibición.

¿Puedo llevar mi dron en un avión?

Si tienes pensamiento de volar tu dron fuera de España y lo vas a transportar hasta allí, es interesante que dediques un momento a, tal y como te hemos dicho, consultar la política de equipaje de la aerolínea que vayas a utilizar. Por norma general, los drones se consideran como un equipo electrónico como podría ser una consola, un portátil o un móvil, por lo que en principio no deberías de tener ningún problema para llevarlo como equipaje de mano (salvo que tu aerolínea tenga una normativa específica que lo prohíba). Intenta llevar la batería del dron descargada por si acaso.

Cosa muy diferente es si el dron lo quieres facturar. Los drones cuentan con baterías de litio (LiPo) que están terminantemente prohibidas en las bodegas de carga de los aviones porque son peligrosas. Obviamente, podremos separar la batería del dron para facturarlo con el equipaje, pero tienes que pensar que te estás arriesgando a que le pase algo durante el transporte de la maleta. Nuestro consejo es que, en la medida de lo posible, lo lleves contigo en la cabina, y si puedes permitírtelo, con una mochila especial para que vaya bien protegido en caso de golpes.

Reglas para volar drones

Aunque puedas volar drones sin licencia, no significa que no tengas que cumplir unas reglas. Si no las cumples, puede costarte una multa que puede ser de más de 200.000 euros si no haces un uso correcto de los mismos. Hay que seguir una serie de obligaciones para saber dónde volar un dron o cómo.

Pero también vale para conocer que existen tres clasificaciones en función del riesgo de peligrosidad que tenga el vuelo. Estas son las categorías ‘abierta’ ‘específica’ y ‘certificada’.

  • Categoría abierta: es aquella que conlleva un riesgo operacional bajo. No requiere autorización ni declaración. Esta categoría está dividida en tres subcategorías operacionales, según la actualización de la normativa vigente:
    1. Categoría A1: Vuelo con drones de un peso inferior a 250 g. Puede volar sobre personas salvo excepción de la categoría C1.
    2. Categoría A2: Se permite el vuelo cerca de personas. Sin embargo, se aconseja el sobrevuelo solo de personas participantes. Se debe mantener una distancia de al menos 50 metros de distancia de zonas residenciales, comerciales, industriales o recreacionales.
    3. Categoría A3: Solamente se pueden volar UAS en áreas libres de personas. Es decir, los drones deben de mantenerse a una distancia de más de 150 metros de zonas residenciales, comerciales, industriales o recreacionales.
  • Categoría específica: comprende operaciones de mayor riesgo. En esta categoría se deben registrar las aeronaves y realizar las declaraciones operacionales.
  • Categoría certificada: engloba las operaciones de alto riesgo con drones y la legislación todavía está en desarrollo. Dentro de esta categoría se incluyen UAS de más de 25 kg. Es una categoría que se aparta para los que pueden ser pilotos más experimentados.

Debes volar:

  • De día y en condiciones meteorológicas de vuelo visual
  • No puedes volar de noche salvo autorización de la AESA
  • Manteniendo la distancia adecuada a obstáculos
  • A menos de 120 metros de altura sobre el terreno
  • Dando prioridad a otras categorías de aeronaves
  • Siempre fuera del espacio aéreo controlado
  • Lejos de aeropuertos o aeródromos
  • Sin poner en riesgo la seguridad de personas o bienes materiales
  • Siempre con la aeronave dentro del alcance visual del piloto
  • Sin grabar imágenes sin permiso de las personas filmadas

Dónde debes volar:

  • Lejos de zonas urbanas
  • Fuera de reuniones en exteriores, playas o campos de fútbol
  • Fuera del espacio aéreo controlado
  • A más de 8 kilómetros de cualquier aeropuerto o aeródromo
  • A más de ocho kilómetros de ejes de pistas de aeropuertos
  • Sin poner en riesgo la seguridad de las personas
  • Dentro del alcance visual
  • Hasta a 120 metros de altura sobre el terreno
  • Puedes volar en clubes de vuelo o en zonas no controladas

Requisitos para volar en zonas urbanas o sobre personas

Los vuelos en zonas urbanas o sobre aglomeraciones de gente están permitidos con la última normativa, pero se deberán cumplir los siguientes requisitos:

  • El peso máximo al despegue del dron no debe sobrepasar los 10 kg (con la nueva normativa no debe superar los 250 gramos)
  • La operación se debe de realizar dentro del alcance visual del piloto (VLOS).
  • La zona para volar deberá de estar acordonada por la autoridad competente, o en su defecto, debemos mantener una distancia horizontal mínima de 50 metros con edificios u otro tipo de estructuras y mantener una distancia de 50 metros con las personas del entorno.
  • El dron deberá de tener instalado un sistema de limitación de energía del impacto, tipo paracaídas, airbag, etc.
  • Contar con la autorización por parte de AESA a través de la realización de un estudio de seguridad aeronáutica.

Mapa de vuelo

Si tiene un dron y necesitas saber dónde puedes volar cerca de la zona donde vives o de dónde trabajas, puedes consultarlo en el mapa de ENAIRE. De esta manera podrás conocer cuál es el lugar más cercano que tenemos para poder pilotar nuestro dispositivo sin que nos puedan multar. Veremos zonas donde está totalmente prohibido hacerlo y otras donde es muy peligroso, por lo que si no tenemos una cierta experiencia es mejor ceñirse a las zonas fáciles y seguras de la ciudad o pueblo donde estemos.

Dónde volar un dron - Mapa

Otros requisitos para situaciones especiales de vuelo

Los vuelos nocturnos estarán permitidos siempre y cuando se requiera de la autorización expresa de AESA, para la cual, tendremos que presentar un estudio de seguridad específico previamente. Además, uno de los requisitos es que el dron cuente con los dispositivos necesarios para garantizar su visibilidad. Eso sí, la autorización se deberá solicitar con tiempo, puesto que AESA puede tardar hasta varios meses en responder a la solicitud.

En cuanto a los requisitos necesarios para poder volar en zonas de espacio aéreo controlado, estarán permitidos para aeronaves que estén equipadas con un transpondedor en modo S, excepto aquellas de menos de 25 kg en vuelos VLOS. También es necesario que el piloto tenga acreditación de radiofonista y acredite conocer el idioma o idiomas utilizados en las comunicaciones entre el controlador y el dron. También es necesario contar con la autorización de AESA a través de un estudio de seguridad.

Los vuelos fuera del alcance visual del piloto con aeronaves de más de 2Kg de peso, estarán permitidos siempre y cuando el dron esté equipado con sistemas que permitan detectar y evitar a otros usuarios del espacio aéreo y hayan sido probados por AEASA. Además, el aparato debe tener instalado un dispositivo de visión orientado hacia delante y contar con la autorización basada en el estudio aeronáutico de seguridad de AESA.

Sin embargo, con la nueva normativa no necesitan licencia los que pertenezcan a la categoría abierta, subcategoría A1 y clase C0 cuyas características hemos mencionado anteriormente, como un peso no superior a los 250 gramos, da igual si son para uso recreativo o no. Esto es algo a tener en cuenta a la hora de establecer límites de peso.

¿Cómo denunciar un vuelo ilegal?

Si sabemos que se está incumpliendo la normativa con un dron en algún lugar debemos comunicarlo a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Esta agencia recomienda a todos las personas que sepan o crean a ciencia cierta que se está cometiendo una infracción relacionada con drones que lo denuncien con efecto inmediato, ya que un mal empleo de este tipo de dispositivos puede provocar daños o ser objeto de una actividad ilícita de casi cualquier tipo.

Si llega el caso de que nos comunicamos con ellos tendremos que identificarnos con nuestro nombre y DNI, además de dar un número de teléfono al que puedan llamarnos en caso de necesitar más datos. Aquello que debemos comunicarles para que la denuncia sea efectiva debe ser:

  • La fecha de cuando ocurrieron los hechos.
  • Lugar donde vimos la acción ilegal con un dron.
  • Datos de la persona que realizaba la acción ilegal y si conocemos su identidad mucho mejor.
  • Datos de la aeronave, aunque solo sea una descripción.

Para presentar la denuncia podemos hacerlo de forma telemática en la sede electrónica de AESA, por correo ordinario escribiendo a «Registro General de AESA, en la 1ª planta del n.º 40 de la calle General Perón de Madrid» o directamente en alguna de las oficinas de los Cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado.

¿Pueden los niños volar un dron sin licencia?

La respuesta es sí. Como en el resto de situaciones que estamos viendo, los pequeños de la casa pueden tener también la oportunidad de volar un dron sin licencia, aunque aquí es importante saber que hay que contar con una serie de disposiciones a tener en cuenta para que lo hagan sin problemas.

Así, y aunque esto depende de cada niño, la edad mínima recomendada para iniciarse en el mundo de los drones sería de los ocho años, y siempre bajo supervisión de un adulto que sepa manejar perfectamente el dron, ya que es posible que tenga que hacerse con el control del aparato.

Dicho esto, y haciendo uso de los drones en espacios controlados, en el caso de los niños además, hay que poner más cuidado de lo habitual, pues es fácil que se despisten o se entusiasmen demasiado. Por eso sí que sería aconsejable que aprendieran las nociones básicas de vuelo. Hay que recordar que los drones pueden causar daños, tanto a cosas como a personas.

Porque, aunque son artefactos muy divertidos y emocionantes, debes considerar que dependiendo de qué tan avanzado sea, un dron no es un juguete indefenso y que conlleva responsabilidades para que su uso sea seguro.

5 Comentarios