Condenados a pagar 7 millones de euros por emitir IPTV pirata

Condenados a pagar 7 millones de euros por emitir IPTV pirata

Alberto García

El IPTV pirata sigue cobrándose víctimas, y ahora uno de los casos más sonados de piratería de IPTV en Europa se ha saldado con la condena a tres hombres, que tendrán que pagar una cantidad millonaria a tres proveedores de contenido por haber emitido sus señales de televisión sin tener licencia para ello.

En concreto, tres hombres de entre 43 y 57 años han sido condenados a pagar 7 millones de euros a Canal+ Francia, beIN Soprts y RMC Sport. Los condenados, que previamente habían sido informáticos y vendedores de fotocopiadoras, desplegaron decenas de sitios web entre 2014 y 2018 para emitir IPTV pirata.

7,5 millones de visitas entre 2014 y 2018

Entre los contenidos que emitían destacaba el fútbol en directo, para el cual no tenían los derechos. Entre esos canales estaba Canal+, que se emitía las 24 horas del día con eventos como la Fórmula 1 o las principales competiciones de fútbol del país. Las webs piratas tuvieron 7,5 millones de visitantes, y les generaron 260.000 euros en ingresos publicitarios. El portal no cobraba suscripción, y al entrar en el portal había un mensaje que ponía «Bienvenidos a la mejor web de retransmisión gratuita».

Los canales pedían inicialmente una compensación de 91 millones de euros, pero finalmente acordó 2,75 millones de euros en daños a Canal+, 3,94 millones de euros a beIN Sports, y 600.000 euros para RMC Sports. También hay otros dos acusados en el proceso, de 44 y 49 años, que tendrán que pagar una parte de esta suma por los daños y perjuicios provocados a las compañías. Los condenados afirman que no tienen dinero suficiente para hacer frente a esas multas. La condena había sido emitida en junio, pero los acusados la recurrieron. Ahora, la condena es definitiva.

También emitían canales de otros países

Además de los canales de las empresas francesas, los operadores del portal también obtenían señales de canales extranjeros mediante software para IPTV ilegal, y los retransmitían en su web. Uno de los condenados afirma que actuó siguiendo el «espíritu de Robin Hood», alegando que los canales de pago son demasiado caros para los ciudadanos.

Como vemos, emitir IPTV pirata se ha convertido cada vez más en una actividad de riesgo, ya que las leyes con cada vez más duras contra este tipo de personas. Esto hace que muchos emisores de contenidos pirata operen desde países extranjeros para evitar ser arrestados, ya que si operas en el mismo país donde están tus clientes, corres más riesgo de ser descubierto tarde o temprano.