Amazon y Netflix cierran otro IPTV pirata con miles de canales

El fenómeno del IPTV no muestra síntomas de agotamiento. Además de ser la tecnología predilecta de las grandes plataformas de televisión de pago para emitir sus contenidos, ya sean canales lineales o bajo demanda, también lo es de un “mercado” paralelo conocido como el del IPTV pirata. Con una simple aplicación IPTV para Windows, iOS, Android o cualquier dispositivo compatibles, además de una conexión a Internet, podemos acceder a miles de canales. Hoy conocemos que varios estudios de Hollywood junto a Amazon y Netflix cierran otro IPTV pirata con miles de canales y mucho contenido VOD.

ACE, o Alliance for Creativity and Entertainment, es una coalición formada por 30 empresas, entre las que encontramos a Amazon, AMC Networks, BBC Worldwide, Bell Canada y Bell Media, Canal+ Group, CBS Corporation, Constantin Film, Foxtel, Grupo Globo, HBO, Hulu, Lionsgate, Metro-Goldwyn-Mayer (MGM), Millennium Media, NBCUniversal, Netflix, Paramount Pictures, SF Studios, Sky, Sony Pictures Entertainment, Star India, Studio Babelsberg, STX Entertainment, Telemundo, Televisa, Twentieth Century Fox, Univision Communications Inc., Village Roadshow, The Walt Disney Company y Warner Bros. Entertainment Inc., entre otras.

Cierre de CCM

Esta ha sido la responsable de denunciar a diversos proveedores de IPTV pirata en los últimos años. En este caso, la han tomado con el proveedor Crystal Clear Media (CCM), también conocido como TTKN Enterprises LLC. Entre su servicio, además de miles de canales piratas, destacaba la emisión de “maratones” de películas de Disney o de Harry Potter durante varios días consecutivos. Como suele ser habitual, CCM tenía una serie de revendedores encargados de vender el servicio a los usuarios finales.

CCM

Durante el mes de agosto, ACE denunció a CCM con el objetivo de conseguir su cierre definitivo. Además, estaba en juego el control de los dominios mediahosting.one, crystalcleariptv.com, ccmedia.one, ccbilling.org, cciptv.us, ccreborn.one, ccultimate.one, superstreamz.com y webplayer.us. Finalmente, consiguieron el cierre de dominios y del servicio, pero la cosa no quedó en eso.

La justicia concedió al potestad a los demandantes para actuar contra cualquiera de los revendedores del servicio. Todos ellos serían avisados de la sentencia y obligados a cesar su actividad. En caso de no hacerlo, se exponen a sanciones y multas que pueden llegar a ser realmente elevadas. Además, en caso de seguir ofreciendo los servicios de otros proveedores, también deberían cesar su actividad.

Mientras que ACE y el resto de la industria audiovisual siguen anotándose victorias, lo cierto es que el uso del IPTV pirata no decrece en el mundo. Es más, las cifras parecen estables y es posible conseguir una de estas suscripciones a precios ridículos en casi cualquier rincón de Internet. ¿Servirá el cierre de CCM para algo o será uno más que no alterará para nada este mercado?