Diseñan el primer email cuántico imposible de hackear

Diseñan el primer email cuántico imposible de hackear

Alberto García

La computación cuántica nos abre la puerta a un mundo donde los hackeos sean imposibles. Esto es debido a que, si una información transmitida por un medio cuántico es observada, esa información cambia, de manera que un observador externo nunca a poder conocer su contenido. Sin embargo, el cifrado actual quedaría obsoleto al poder hackearse con facilidad. Por ello, ya están desarrollando un sistema de correo electrónico basado en computación cuántica.

Ha sido el proveedor de email seguro Tutanota quien ha afirmado que está trabajando con el Instituto de Investigación L3S de la Universidad Leibniz de Hannover en un proyecto de investigación llamado PQmail que busca implementar cifrado para su futuro uso en ordenadores cuánticos con un cliente disponible gratuitamente.

PQmail: el primer cliente de email cuántico

La motivación detrás de crear este servicio es que, una vez que los ordenadores cuánticos estén disponibles, todos los sistemas de email actuales podrán ser descifrados sin problema gracias a la enorme capacidad de cálculo que tendrán estos ordenadores. Eso no sólo pasará con los emails, sino con cualquier tipo de información que enviamos por mensajería instantánea o al acceder a una web. Lo único que hace falta es almacenar los paquetes cifrados, y en unos 10 o 15 años seguro que podrán descifrarse con computación cuántica.

Actualmente ya se han desarrollado muchas aplicaciones que utilizan cifrado cuántico, pero todavía no hay ningún cliente de email que lo utilice, a pesar de que la confidencialidad en los correos es muy importante. Ahí es donde nace PQmail.

El proyecto para crear PQmail cuenta con financiación de la Unión Europea con 533.340 euros, y los investigadores afirman que planean integrar el cifrado cuántico seguro en el cliente de email de Tutanota para crear un prototipo funcional que pueda ser utilizado por los usuarios. Una vez esté completado, los emails estarán cifrados de tal manera que se evite que un ordenador cuántico que no sea el del destinatario pueda leer su contenido.

Podrá usarse gratis por los usuarios de Tutanota

El proyecto analizará diversos algoritmos post-cuánticos del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST), los cuales todavía están en proceso de estandarización. Una vez lo elijan, diseñarán un protocolo híbrido de comunicaciones que soporte el sistema PFS (Perfect Forward Secrecy), el cual garantiza que las claves de cifrado no se ponen en peligro en ningún momento.

Una vez el sistema esté integrado, cualquier cliente de Tutanota podrá utilizar el servicio de emails cuánticos de manera totalmente gratuita como si fuera el sistema de email actual, teniendo también en cuenta que ambas partes cuenten con un ordenador cuántico capaz de recibir la información cifrada.

Al ser el primer sistema de este tipo, invertir en el desarrollo de una tecnología cuántica puede ofrecer una importante ventaja competitiva a Europa con respecto a otros países, de ahí que parte de la financiación del proyecto venga de la UE.