6 trucos para disparar tu cobertura WiFi gratis

6 trucos para disparar tu cobertura WiFi gratis

Alberto García

El WiFi es clave en los hogares actuales. Sin embargo, cada vez hay más dispositivos conectados, con una media de 7 por casa en España. Esto hace que el WiFi pueda no rendir bien por multitud de motivos, y hay cosas que afectan negativamente a tu cobertura. Por ello, vamos a ver qué trucos tenemos a nuestro alcance para mejorar la cobertura del WiFi.

Cambia la ubicación del router

Este es uno de los puntos más importantes. Es posible que actualmente tengas el router en una zona que no es óptima para la cobertura. Para empezar, si lo tienes cerca de la pared, estás perdiendo mucho alcance, ya que la pared absorbe parte de las ondas del WiFi. Lo mismo ocurre si hay dispositivos como teles, que al tener partes metálicas pueden bloquear mucho la señal del router.

router contraseña wifi

Lata abierta o papel de aluminio

Tanto si tu router tiene antenas externas como internas, es posible amplificar el alcance que tienen. Si tienes papel de aluminio en casa, puedes ponerlo debajo del router para amplificar la señal hacia arriba, o ponerlo de pie pegado a un cartón si lo que quieres es amplificarla en una dirección en horizontal. Con una lata de aluminio también se puede hacer, pero sólo funcionará bien si tenemos antenas externas. Si son internas, lo mejor es cubrir la mayor superficie posible del router.

Cambia el canal del WiFi

Si tus vecinos están usando los mismos canales del WiFi que tú, es probable que tengas problemas de interferencias. Los canales más usados en el WiFi de 2,4 GHz, el que más alcance tiene, son el 1, el 6 y el 11. Estos canales son los únicos tres que no se solapan entre sí, de manera que son los más utilizados para evitar interferencias. Usando aplicaciones como WiFi Analyzer en Windows o similares en el móvil, podemos ver en qué canales hay más saturación, y elegir el que menos saturación tenga. Con este pequeño cambio podemos ganar unos cuantos metros de cobertura seguro.

Revisa los dispositivos que usan la red

Si hay muchos dispositivos utilizan la red, es posible que la poca cobertura que te llegue no sea suficiente para hacer un uso estable de la red. Por ello, puede que te convenga reducir la cantidad de dispositivos conectados, o limitarlos a la red de invitados para que no nos causen problemas en la red principal.

Cambiar la dirección de las antenas

Si tu router tiene antes externas, puedes cambiar la dirección hacia la que apuntan para lograr un mejor alcance. Prueba distintas posiciones mientras guardas un registro de potencia de señal con un programa en el ordenador. Con ello, podrás conocer las mejores posiciones del router.

Si haciendo todo esto no te funciona, no te quedará más opción que gastarte dinero. Por muy pocos euros puedes comprar repetidores o amplificadores WiFi, así como un PLC para llevar la conexión por tu red eléctrica sin tener que cablear de nuevo tu casa. Por apenas 20 o 30 euros puedes olvidarte de tener problemas de rendimiento con Internet en tu casa.

¡Sé el primero en comentar!