Los videojuegos, ¿en peligro por la prohibición de Tencent y TikTok de Trump?

Trump vuelve a liarla. A pesar de que defiende el libre mercado, en su lugar lleva un tiempo haciendo justo lo contrario, introduciendo medidas proteccionistas para intentar favorecer a productos estadounidenses. Ahora, tras la prohibición a empresas como Huawei y ZTE, Trump ha firmado una nueva prohibición contra Tencent (WeChat) y ByteCent (TikTok), lo cual tiene ramificaciones peligrosísimas para la industria.

Dentro de 45 días, todas las empresas de Estados Unidos tendrán prohibido realizar transacciones con las empresas Tencent y ByteCent. Tencent es propietaria de la app WeChat, el WhatsApp chino que es una aplicación clave en el país con mil millones de usuarios. Además, la empresa cuenta con importantes participaciones dentro del mundo de los videojuegos y otras partes de la industria.

Tencent es propietaria de algunos de los juegos que más dinero generan. Por ejemplo, tienen el 100% Riot Games, creadores de League of Legends, y del 84% de Supercell, creadores de Clash of Clans y Clash Royale. Además, tienen el 40% de Epic Games, creadores de Fortnite y del motor Unreal Engine. También tienen una importante participación BlueHell, creadores de PUBG con un 11,5%, en Activision Blizzard (5%), Tesla y Snapchat, además de acuerdos con la NBA, la NFL y la Major League Baseball. Además, muchas de sus apps están en las tiendas de Google y Apple.

La Casa Blanca afirma que la prohibición de Tencent sólo afecta a WeChat

La Casa Blanca ha tenido que emitir un nuevo comunicado tras el primero por el revuelo que se había formado en torno a los videojuegos, afirmando que las empresas de videojuegos propiedad de Tencent no se verán afectadas por esta nueva prohibición, y que sólo afectará a WeChat.

En el caso de ByteCent, la compañía es propietaria de WeChat y TikTok. Ambas apps podrían pasar a estar prohibidas en Estados Unidos el 20 de septiembre, a no ser que TikTok venda su rama estadounidense a una empresa del país, donde Microsoft o Apple podrían hacerse con ella. También se haría con el negocio de la empresa en Canadá, Australia y Nueva Zelanda, donde tienen hasta el 15 de septiembre para hacerlo.

WeChat cuenta con una gran colaboración con el gobierno chino, ya que éste tiene acceso a datos personales de los usuarios y a los mensajes enviados, pudiendo censurarlos en cualquier momento. En el caso de la seguridad de TikTok, Trump afirma que captura importante información de los usuarios, como actividad en la red, ubicación e historial. Igual que otras muchas apps de Estados Unidos como Facebook.

Clean Network: Trump quiere bloquear todo lo chino en EEUU

Trump ha firmado también la llamada Clean Network, donde quieren evitar posibles riesgos de seguridad nacional prohibiendo aplicaciones que estén basadas en China y puedan suponer un riesgo para los datos de ciudadanos de Estados Unidos. También trabajarán para limitar el uso de servicios en la nube ubicados en China. También prohibirá que operadores chinos se conecten a redes de Estados Unidos.

China probablemente no se va a quedar de brazos cruzados ante esta decisión de Trump, en unas relaciones que no paran de empeorarse con el paso de los meses. Muchas empresas de Estados Unidos dependen de China para fabricar sus productos, lo cual parece que Trump no termina de entender, por lo que veremos si no deciden empezar a tomar decisiones relacionadas con Foxconn, donde se fabrican un importante número de dispositivos de empresas como Apple o Microsoft.