La Raspberry Pi 4 renovada en secreto con una sorpresa

Actualmente, los modelos más potentes de Raspberry Pi que hay a la venta en el mercado los encontramos con la Raspberry Pi 4 Model B, y la Raspberry Pi 400. El procesador que equipan ambos modelos es casi idéntico, pero hay algunas diferencias que hacen que uno de ellos sea mejor que el otro.

En concreto, nos referimos al de la Raspberry Pi 400. Este kit de ordenador personal cuneta con una placa incluida directamente dentro del teclado, recordando a cómo eran algunos ordenadores de los años 80 como el Commodore 64. El procesador que integra este modelo es un Broadcom BCM2711 de cuatro núcleos Cortex-A72 (ARM v8) de 64 bits, con una frecuencia de hasta 1,8 GHz.

Procesador con mejoras para la Raspberry Pi 4

En el caso de la Raspberry Pi 4 Model B, encontramos el mismo procesador Broadcom BCM2711 en su interior con las mismas características, excepto que funciona a una frecuencia más baja de 1,5 GHz. Así, vemos que el modelo es el mismo, pero las prestaciones cambian ligeramente.

Ahora, según ha descubierto el desarrollador Jeff Geerling, hay un cambio en la Raspberry Pi 4. La que tenía se le rompió, y decidió comprar una nueva con 8 GB de RAM. Sin embargo, se dio cuenta de que había un dígito distinto en el modelo del procesador. Donde antes aparecía B0T al final, ahora aparece C0T, coincidiendo exactamente con el modelo de chip que se usa en la Raspberry Pi 400.

El resto de prestaciones, como la GPU, el enlace PCIe o los puertos USB disponibles se mantienen como hasta ahora, pero este modelo arregla algún que otro fallo con respecto al anterior. El primero está relacionado con el direccionamiento de la RAM, donde ahora se permite que el bus PCIe y el bus EMMC2 puedan acceder a más memoria que antes. Esto tiene sentido si tenemos en cuenta que ha comprado el modelo de 8 GB, que es la opción disponible que más memoria tiene. La segunda mejora tiene que ver con mejoras de consumo mediante «power gating», que consiste en cortar la corriente a los bloques del circuito que no se están usando.

Debería ser posible hacerle overclock

Sin embargo, la frecuencia a la que funciona el chip en la Raspberry Pi 4 es de 1,5 GHz, por lo que el rendimiento que se obtiene es exactamente el mismo que con el chip anterior. No obstante, si en la Raspberry Pi 400 hay una frecuencia mayor, es probable que encontremos una mayor facilidad para hacer overclock en este modelo y ponerlo a 1,8 GHz sin preocupaciones, ya que el chip debería poder gestionar esa frecuencia sin problema.

Eso sí, es importante que, si vas a hacer overclock, tengas una refrigeración adecuada, siendo recomendable usar una carcasa para Raspberry. En la Raspberry Pi 400 encontramos un disipador de aluminio colocado encima de la placa, que además tiene un diseño más alargado. Por ello, es importante controlar las temperaturas con un buen disipador, e incluso con un ventilador si es necesario. Con ello, cualquier sistema operativo para Raspberry Pi debería mejorar su rendimiento.

¡Sé el primero en comentar!