Dell Alienware vs Lenovo Legion, ¿cuál debe ser tu próximo portátil gaming?

Los portátiles gaming viven una época dorada. La evolución de los componentes en los últimos años hace que ofrezcan un gran rendimiento. Esto, unido a la posibilidad de llevarlos a cualquier lugar, hacen que sean una buena compra para los jugadores más acérrimos. Sin embargo, es fácil dejarse llevar por llamativos diseños, leds de colorines y otros aspectos que realmente no aportan nada a la hora de jugar más allá de la estética. Por ello, vamos a enfrentar los nuevos Dell Alienware contra los Lenovo Legion para ayudarte a decidir cuál debe ser tu próximo portátil gaming.

Evidentemente, no son las únicas marcas que ofrecen productos para este segmento de mercado, pero son dos de las más potentes y conocidas. Por un lado, tenemos a los populares Dell Alienware que cuentan con muchos seguidores y que siempre desatan pasiones por sus atractivos diseños. Por otro lado, tenemos a Lenovo, un fabricante que, sin hacer demasiado ruido, es el mayor vendedor de ordenadores con una cuota de mercado que supera el 20% según las últimas cifras de IDC. Igual sus diseños no son tan rompedores, pero pueden llegar a ofrecer las mismas prestaciones por mucho menos dinero.

Alienware m15 Ryzen Edition vs Lenovo Legion 5 Gen 6

Podríamos enfrentar varios modelos de cada fabricante, pero consideramos que tanto el Alienware m15 Ryzen Edition como el Lenovo Legion 5 Gen 6, son ahora mismo dos de las principales opciones a considerar por los gamers. Además, al tener componentes similares, o idénticos en algunos casos, nos permite realizar una comparativa bastante justa.

Ambos equipos cuentan con el procesador AMD Ryzen 7 5800H, una elección bastante acertada para un equipo pensado para jugar. Además, están combinados con 16 GB de memoria RAM DDR4 a 3.200 MHz. No falta una unidad SSD de 1TB de capacidad en el caso del modelo de Dell y de 2TB para el portátil construido por Lenovo. La tarjeta gráfica es la NVIDIA GeForce RTX 3060 con 6 gigas de RAM dedicada. Como vemos, todo idéntico salvo por la mayor unidad SDD del modelo de Lenovo.

Si pasamos a analizar las pantallas, tenemos un panel Full HD de 15,6 pulgadas, 165 Hz y 3ms en el Alienware m15 Ryzen Edition por una pantalla de las mismas dimensiones y resolución en el modelo de Lenovo, aunque este se queda únicamente con una frecuencia de refresco de 120 Hz.

A nivel de puertos, el portátil de Dell tiene tres puertos USB 3.2, conector para auriculares, conector RJ-45 2,5 Gbps y WiFi 6. En su contendiente encontramos 4 puertos USB 3.1, un puerto USB C 3.2, salida de auriculares y micrófono combo, HDMI 2.0 y RJ-45 a 1 Gbps, además de WiFi 6. Aquí las diferencias, aunque existen, no serán cruciales en el día a día debido a que un puerto gigabit ethernet nos dará servicio durante muchos años hasta la popularización de conexiones más veloces.

Seguimos el repaso con aspectos como el peso. El Dell Alienware m15 Ryzen Edition tiene un peso de 2,42 Kg y un grosor de 22,85 milímetros. Por su parte, el Lenovo Legion 5 Gen 6 tiene un peso de 2,4 Kg y un grosor de 2,25 centímetros. Estamos ante un portátil, el de Lenovo, más ligero y delgado. Pese a esto, ambos ofrecen un buen sistema de refrigeración capaz de soportar un uso intensivo del equipo.

Para finalizar, toca hablar de los precios. Aquí es precisamente dónde nos encontramos con la gran diferencia. Como hemos podido ver en los párrafos anteriores, los portátiles son muy parecidos a nivel de especificaciones técnicas, por lo que podemos esperar precios similares y con pocas diferencias. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. En la web de Dell podemos comprobar que su precio es de 1.798,99 euros, mientras que en la de Lenovo vemos que nos costará 1.319,12 euros utilizando el cupón gaming (siendo su precio habitual de 1.499 euros.

¿Vale la pena pagar casi 500 euros más?

Evidentemente, se trata de una pregunta que no es sencilla de responder ya que cada uno tenemos una escala de valores. Si nos centramos en el aspecto técnico y de rendimiento, ya os decimos que no, no vale la pena pagar casi 500 euros más por una tarjeta de red más rápida y una pantalla con mejor tasa de refresco. Tenemos el mismo procesador, gráfica y memoria RAM, que, a grandes rasgos, son lo que marcan el desempeño del equipo.

Además, ambos equipos funcionan perfectamente a nivel de refrigeración y tienen puertos suficientes para ampliar su conectividad. En los dos modelos tenemos WiFi 6, la tecnología inalámbrica que nos garantiza mejor velocidad en Internet. Por si fuera poco, el portátil de Lenovo es más ligero y delgado.

Ahora bien, si la parte estética es importante, será tu decisión valorar si quieres pagar 500 euros más. Recuerda que, al final, vas a estar jugando y mirando a la pantalla, por lo que el diseño de la parte trasera no te va a servir de nada.

¡Sé el primero en comentar!