Nueva metodología para calcular los precios de la fibra indirecta

El acceso indirecto mayorista permite que los operadores alternativos acceden a los despliegues de fibra y otras tecnologías a precios regulados para ofrecer sus propias tarifas. Estos precios son fijados por la CNMC utilizando para ello una metodología propia. Ahora, para adaptarse a las directrices de la Comisión Europea, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha decidido fijar la nueva metodología de cálculo del coste del capital medio ponderado (WACC) en el sector de las telecomunicaciones. Os contamos todo lo que nos han explicado al respecto de este cambio en el mercado de las telecomunicaciones español.

En España existen varias modalidades de acceso indirecto, todas reguladas por ley y cuyos precios se establecen en base a diferentes criterios supervisados en todo momento por la CNMC. Aquí tenemos algunos “productos” como NEBA que se aplica en toda España para abrir las redes de fibra de Telefónica a la competencia salvo en:

Albacete, Alboraya, Alcalá de Guadaíra, Alcalá de Henares, Alcorcón, Alicante, Almería, Alzira, Arganda del Rey, Badalona, Barcelona, Burgos, Cádiz, Castellón de la Plana, Cerdanyola del Vallès, Córdoba,  Cornellà de Llobregat, Coslada, Dos Hermanas, Elche, Fuengirola, Fuenlabrada, Getafe, Gijón, Granada, Granollers, Guadalajara, Hospitalet de Llobregat, Huelva, Jaén, Jerez de la Frontera, Leganés, León, Lleida, Logroño, Madrid, Málaga, Mataró, Mislata, Móstoles, Murcia, Oviedo, Palencia, Parla, Paterna, Pinto, Reus, Las Rozas de Madrid, Sabadell, Salamanca, Sant Vicent del Raspeig, Sant Adrià de Besòs, Santa Coloma de Gramenet, Sevilla, Tavernes Blanques, Terrassa, Toledo, Torrejón de Ardoz, Torrent, Valdemoro, Valencia, Valladolid, Vigo, Vilafranca del Penedès, Vila-real y Zaragoza.

españa fibra velocidad

Nuevo método WACC

La CNMC ha establecido una nueva metodología de cálculo del coste del capital medio ponderado para el sector de las telecomunicaciones. Además, han aprovechado la resolución que lo establece para calcular el WACC para el ejercicio 2020 conforme a la nueva metodología. Antes de nada, hay que explicar que WACC viene del inglés Weighted Average Cost of Capital y que, en noviembre de 2019, fue adoptado por la Comisión Europea como método de cálculo.

Como sabemos, la CNMC calcula cada año este coste para los operadores del sector de las telecomunicaciones sujetos a la obligación de contabilidad de costes entre los que encontramos a Movistar, Vodafone, Orange y Cellnex. La aplicación de este método hace que el valor del WACC sufra una ligera disminución con respecto al del 2019.

Por ejemplo, para 2019 fue de 6,38% mientras que para el ejercicio 2020 ese valor se sitúo en 6,36%. La CNMC nos explica que este método se utilizará para determinar los precios de diferentes servicios mayoristas. Si obtenemos un WACC más bajo tenemos un menor coste del capital, lo que hará que se traslade a los diferentes precios mayoristas regulados cuando sean objeto de revisión.

¡Sé el primero en comentar!