Cellnex, la empresa de torres que quiere superar a Telefónica

Cellnex, la empresa de torres que quiere superar a Telefónica

Javier Sanz

En plena crisis del coronavirus hay una empresa española cotizada que está manteniendo el tipo en los mercados y que además se ha posicionado como el principal operador europeo de infraestructuras de telecomunicaciones. En el siguiente reportaje hablaremos de Cellnex, una compañía cuya capitalización bursátil está a solo 2.000 millones de euros de superar a Telefónica y que en el último año se ha revalorizado más de un 100%.

Hace justo un año, Telefónica rondaba los 30.000 millones de capitalización mientras que Cellnex tenía una valoración de 9.000 millones. 365 días después la operadora presidida por José María Álvarez-Pallete tiene una capitalización bursátil de 21.000 millones mientras que Cellnex acaba de superar los 19.000. ¿Cómo es posible que una empresa de torres haya sido capaz de alcanzar a una de las mayores telecos del mundo?

El mundo empresarial es apasionante, un día puedes estar en la cima con viento de cola y meses después se puede dar todo la vuelta. Ejemplos hay muchísimos, si nos fijamos en el sector de las telecomunicaciones hemos visto como Nokia, HTC o Blackberry pasaron de estar en la cúspide a prácticamente ser empresas fantasma sin ningún tipo de rumbo. Volviendo a la empresa torrera, el desempeño ha sido espectacular hasta el punto de alcanzar prácticamente a una operadora con 96 años de historia y que en el mundo ha llegado a superar los 350 millones de clientes.

José Javier González Murga, analista financiero y conocido en las redes como Gestiprudent, ha realizado un minucioso análisis fundamental de la empresa para entender su negocio y sobre todo poder estimar las perspectivas de futuro que tiene Cellnex a medio y largo plazo.

Perfil de Cellnex

La compañía cuenta con una cartera de cerca de 61.000 emplazamientos, incluyendo previsiones de despliegue hasta 2027. La empresa desarrolla sus actividades en España, Italia, Paises Bajos, Francia, Suiza, Reino Unido, Irlanda y Portugal.

Según el analista, Cellnex se asemeja a la inversión en ENAGAS (dueña de la red de gas) o REE (dueña de la red de electricidad), donde la empresa torrera posee unos activos únicos y de hecho, con la consolidación que está realizando a nivel europeo, se convierte en el principal operador independiente, con muy pocos competidores, acercándose a una situación de oligopolio.

Como aspectos positivos para los inversores destaca principalmente que Cellnex tiene ingresos seguros y recurrentes, fruto de contratos de 20-30 años que además son prorrogables. Asimismo no está sometida a la regulación de precios que sí tienen otras empresas como ENAGAS, REE o la propia Telefónica que en reiteradas ocasiones ha transmitido su malestar por esta situación. En definitiva, según José Javier, la compañía presenta un negocio de bajo riesgo: contratos largo plazo a precios fijos, vinculados a la inflacción, con gastos recurrentes conocidos.

En cuanto a los riesgos de la inversión, la torrera dirigida por Tobías Martínez Gimeno, “requiere una gran inversión en capital inicial lo cual genera un alto endeudamiento con el riesgo que conlleva que parte de su deuda  sea a tipos variables. Además, aspecto más importante si cabe,  un aumento de tipos en los próximos años podría provocar una salida de fondos de inversión que hoy sí confían en el valor, hacia otras alternativas de inversión”.

¿Es justificado que Cellnex capitalice como Telefónica?

Según José Javier, con la cotización actual de Cellnex por encima de 49 euros/acción, el retorno neto de la inversión está en torno al 3% anual, bajo comparado con el retorno que se puede obtener de otras empresas cotizadas de riesgo limitado en “utilities” (REE, ENAGAS, NATURGY o ENDESA) que superan el 6% anual. Cellnex se merece un “premium” de precio por el potencial de crecimiento futuro, pero ese diferencial es ya demasiado alto al precio actual de la acción. El analista considera que un precio justo para la empresa estaría en los entornos de 40 euros/acción.

La pregunta es, ¿Tiene sentido que capitalice como Telefónica?

Para comparar ambas compañías, no es suficiente con analizar su capitalización. Es clave tener en cuenta la deuda financiera neta (DFN) de la empresa, para llegar a lo que se denomina el “Enterprise Value”. Y es que Telefónica tiene una DFN que ronda los 37.000 millones de euros, mientras Cellnex tiene una DFN en torno a los 4.000 millones de euros.

Teniendo en cuenta todos los aspectos, José Javier, concluye que Cellnex se encuentra ahora sobrevalorada por el mercado, mientras Teléfonica estaría infravalorada.