¿Falsificaciones en AliExpress? Aquí las más llamativas

Cuando vas a China, comprar falsificaciones suele ser algo realmente sencillo, y además se encuentran a muy buen precio. Sin embargo, hacerlo por Internet no es tan sencillo como parece a simple vista. En webs como AliExpress las falsificaciones están perseguidas, pero los vendedores están utilizando nuevos trucos para poder venderlas sin ser descubiertos.

Hay webs que no se esconden a la hora de vender falsificaciones. Entre ellas encontramos DHGate, con zapatillas que pueden costar dos o tres veces menos que su precio original. Normalmente no encontramos marcas en los anuncios o en las fotos, pero si buscamos un modelo concreto en el buscador nos aparecen en los resultados los modelos falsificados.

Las falsificaciones generan cada vez más pérdidas

En AliExpress la situación es distinta. Si buscamos por ejemplo «Rolex«, nos aparecen relojes que copian el diseño de la marca, pero con nombres distintos como «OLEVS». Así, estamos ante una copia, pero no una falsificación, ya que claramente nadie va a confundirlo con uno original al no tener el nombre real. Esto sí está permitido en AliExpress.

Y es que las falsificaciones están perseguidas por doble. Las marcas sufren pérdidas millonarias por las falsificaciones, y por ello AliExpress ya no las permite. La Comisión Europea obligó a las tiendas online (incluida Amazon) a que evitasen la venta de productos falsificados, y para ello tienen numerosos filtros.

La ECCIA (European Cultural and Creative Industries Alliance), que representa a más de 600 marcas de lujo en la UE, pide leyes más exigentes que la Ley de Servicios Digitales. Según la OCDE, el 6,8% de las importaciones en 2020 en la UE fueron de productos falsificados, con un valor de 121.000 millones de euros. La compra de moda y lujo online es cada vez más popular gracias a las ofertas y a un mayor catálogo disponible, de ahí que sea importante protegerla.

Telegram y AliExpress: la nueva vía para vender fakes

Sin embargo, ahora hay un nuevo mecanismo contra el que no pueden luchar: el uso conjunto de Telegram y AliExpress. Una técnica común en la tienda online es establecer una forma de contacto entre el vendedor y el comprador fuera de AliExpress. Gracias a ello, el vendedor puede guiar al usuario hacia la compra de productos falsificados, pero con nombres genéricos que nada tienen que ver con el producto.

Con ello, en Telegram hay varios canales dedicados a la venta de réplicas y clones. Estos canales ponen los enlaces a un producto, y las imágenes correspondientes. El nombre de las marcas se usa en clave, y en los anuncios enlazados de AliExpress no vemos ninguna referencia a las marcas. En el caso de que se vea alguna referencia, suelen ser siglas o nombres en clave para elegir los modelos concretos.

Las tiendas que usan para ello suelen ser de nueva creación, con pocas o ninguna venta, y con nombres genéricos. Estas tiendas suelen durar poco, ya que las van renovando constantemente para no levantar sospechas. Además, desde los grupos piden que no se contacte con la tienda sobre los productos comprados ni se envíen fotos, ya que eso haría saltar las alarmas de AliExpress al revisar las quejas.

Moda, joyería o tech: lo más falsificado en AliExpress

Entre los productos falsificados hay de todo. Bolsos, zapatillas, joyería, camisetas, sudaderas, pantalones, AirPods de Apple (incluyendo los Pro o los Max), y un largo etcétera. En la siguiente imagen podemos ver el modus operandi, con un enlace que no tiene nada que ver con lo que realmente se vende. Entre las marcas más falsificadas encontramos Nike, Vans, Louis Vuitton, Calvin Klein, Chanel, Gucci, Prada, y un largo etcétera.

Comprar este producto así como así no generará una venta, sino que es necesario también enviar una palabra clave al vendedor para que la compra sea válida. Con eso, se aseguran de que todos los que lo compren vengan del grupo de Telegram, y no que se lo hayan encontrado por AliExpress de casualidad. Los enlaces suelen durar disponibles unas semanas, a partir de lo cual ya borran y crean un nuevo anuncio.

Como vemos, los vendedores cada vez usan más trucos y artimañas para poder dar salida por Internet a todo tipo de falsificaciones. Venderlas es un delito, y si te pillan comprándolas, es posible que también puedas tener problemas.

¡Sé el primero en comentar!